Compartir
Publicidad

Veo TV o que no hacer en una retransmisión

Veo TV o que no hacer en una retransmisión
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada de la Televisión Digital Terrestre el menú a la hora de ver la tele se ha multiplicado por ocho y con ello también han aumentado las posibilidades de que las televisiones dejen un hueco al mundo del automovil. ¿A cuantos de nosotros nos gustaría contar con algún programa sobre el mundo del motor y de la competición de calidad?. Espacio hay. Las grandes privadas cuentas con segundos, terceros, incluso hasta cuartos canales en los que podrían probar su emisión. Aunque a veces, estar tan relegados disminuye la calidad de los mismos. El pasado fin de semana fue un ejemplo de ello con la retransmisión por parte de uno de esos nuevos canales del Pro Stadium Race disputado en el circuito de Gran Canaria.

La noche prometía. Igualdad mecánica, buenos pilotos en el cartel y un circuito de asfalto que nos recordaba a la famosa The Race of Champions. Muchos de nosotros nos sentamos delante del televisor para ver, lo que prometía ser, una buena velada de automovilismo. Pero tras unos minutos pudimos comprobar que la retransmisión no iba a ser recordada por mucho tiempo.

Ante todo, agradecer que una cadena dedique parte del tiempo de su parrilla a una competición, digamos que, menor. Hasta ahora el mundo de las cuatro ruedas tiene "algo" de hueco. Tenemos a T5 con la F1 y con Más que coches competición (quizás otro ejemplo de cómo no hacer un programa de competición y que nada tiene que ver con el Mec Mec de La 2 y Lorenzo Milá de principios de los noventa), y esporadicamente, porque no siempre aseguran su presencia, en La 2 con las retransmisiones de World Series o F3 dentro de Teledeporte 2.

El resto, en cadenas específicas del mundo del deporte. Ya sea el WTCC con T5 Sports, ahora T5 2, o la NASCAR y el Mundial de Rallyes en Teledeporte. Esto hablando de canales españoles, ya que si miramos más allá la oferta aumenta con canales como Eurosport, 1 o 2, o Speed TV, por poner dos ejemplos. Sobre todo la segunda especializada por completo en el mundo del motor.

Centrándonos en el evento del sábado podríamos comenzar con los encargados de llevar la retransmisión. En pocas palabras, una traca. Una cosa es tener poca información de lo que tienes que retransmitir y otra cosa es no tener ninguna. Leer el programa de la prueba que suele ofrecer la organización a la prensa hubiera bastado para no cometer errores de bulto como no confundir un Lotus, eso si pintado de rojo y oro, con un Ferrari o no pasarse cinco minutos hablando de un Nissan Skyline cuando se trata de Nissan Silvia y de un Chaser cuando se trata de un Skyline.

Dossier que en su momento sirvió a un servidor cuando vio a los mismos coches, tanto los F1 provenientes del Lotus Classic Team como al supuesto campeonato de Drifting en el pasado Motor Show Festival de Zaragoza. Aunque quizás lo más sangrante fue oir como repetían y repetían que los Proto Stadium Race eran prototipos creados exclusivamente para esa prueba. Cuando cualquier aficionado que se precie debe saber que no se tratan más que de CM que se pueden ver en el Nacional de Montaña o en la Copa de España de CM creada este mismo año. Comentario que utilizaban para rellenar los numerosos momentos en los "pasaba un ángel".

En cuanto al Master Stadium Race, la carrera central de la noche, reconocer que la organización tampoco ayudó demasiado a los dos comentaristas. Por momentos perdidos esperando que pasaría después. Tener una retransmisión a nivel nacional requiere un esfuerzo extra. Tanto en la realización en la que se echaron de menos indicativos con los participantes, con quien ganaba y quien no y que venía a continuación como en la pista. Los prototipos contaban en algunos casos con el nombre del piloto, en otros no, lo que les hacía confundirse una y otra vez. Desesperando a los telespectadores. El hecho de estar en una habitación a muchos kilómetros de donde se disputaba el evento, siguiéndolo tal y como lo hacían el resto de telespectadores tampoco ayudaba.

Y ya por último, el hecho de cortar la retransmisión, como me han hecho saber algunos conocidos y lectores (hacía rato que desistí de seguir el "espectáculo"), antes de que finalizara por completo dice bastante poco. Suena más a relleno en la parrilla que a interés en el evento. Tanto como los que lo vieron hasta el final como los que no, han tenido que recurrir a la prensa especializada para enterarse de que Marc Gené ganó el evento. Habrá que ver si en el futuro surgen nuevas oportunidades. Si Lobato ha conseguido retransmisiones "aceptables", porque no van a poder ellos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio