Compartir
Publicidad
Publicidad

Valtteri Bottas realiza una remontada espectacular y vuelve a subirse al podio

Valtteri Bottas realiza una remontada espectacular y vuelve a subirse al podio
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gran Premio de Gran Bretaña ha tenido emociones fuertes en varios frentes pero seguramente la mejor carrera haya sido protagonizada por un Valtteri Bottas que desde la décimocuarta posición de la parrilla ha llegado a la segunda posición final, consiguiendo su segundo podio en dos carreras. El piloto finlandés se convirte en el joven piloto de moda, subiendo hasta la quinta posición de la general y llevando a Williams a la cuarta en el apartado de constructores.

La carrera del más reciente "finlandés volador" se ha basado en una buena salida y unas primeras vueltas de infarto. Tanto es así que tras quince giros, el piloto de Williams había pasado de la décimocuarta posición en parrilla hasta la cuarta plaza en pista, tan solo detrás de Sebastian Vettel y los dos pilotos de Mercedes. Los adelantamientos se produjeron uno detrás del otro y casi parecían ser fáciles. Todo esto, con un coche que a principios de año y a pesar de la gran pretemporada, solía sufrir contra los Ferrari y Force India.

Para Bottas, todo lo que quedaba de carrera ha sido cuestión de mantener ritmo, no cometer ningún error y aprovechar la mala estrategia de Sebastian Vettel junto con el abandono de Nico Rosberg para situarse en segunda posición. Valtteri Bottas obtiene en Silverstone el mejor resultado de su carrera deportiva, superando el tercer puesto de hace dos semanas en Austria con una segunda posición espléndida. Netamente superior a los Red Bull, algunos se preguntarían qué habría pasado si la posición en parrilla hubiera sido distinta y más propicia.

La cara y los saltos de emoción de Claire Williams en la que, no lo olvidemos, es la carrera de casa del equipo, eran particularmente reveladoras. Un equipo que en 2013 parecía haber entrado en una espiral que podía culminar con el fin de su participación en la Fórmula 1, está ahora con una salud de hierro. Un patrocinador fuerte, un coche competitivo y dos pilotos capaces de aprovechar la máquina para llevar a Williams a los titulares de la Fórmula 1 una vez más.

Tras la carrera de hoy, en la que Felipe Massa ha vuelto a ser víctima de la mala suerte (problemas en la salida antes del eventual toque con Kimi Räikkönen en el que su talento ha evitado un golpe que pudo haber sido mucho más fuerte), Williams está en cuarta posición del campeonato a tan solo tres puntos de Ferrari y con un coche ahora mismo claramente superior. De conseguir superarles al final de temporada, Williams entraría entre los tres primeros en el campeonato de constructores, algo que no consigue desde 2003.

Incluso si "solo" pudieran ser cuartos, ese es un resultado que no se da desde 2004, con lo que por lo menos la recuperación sigue siendo evidente. Seguramente y de seguir así, a finales de año Valtteri Bottas empezará a formar parte de las quinielas variadas para moverse a otra escudería. Será entonces cuando Williams pueda sellar su futuro. En caso de mantener a Bottas y a Massa, ello puede demostrar un compromiso de más largo plazo que le daría una solidez digna de mención a un proyecto que empieza a llamar la atención. Dicen que el éxito llama al éxito. Frank Williams sabe de qué va esto... llevan dos podios, y deberán venir más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos