Compartir
Publicidad
Publicidad

Robert Wickens triunfa por primera vez en el DTM en Nürburgring

Robert Wickens triunfa por primera vez en el DTM en Nürburgring
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de que la federación alemana optara por dejar vacante el primer puesto de Norisring tras la descalificación de Mattias Ekström por el "watergate", Robert Wickens logró al fin su primer triunfo en el DTM este pasado domingo en la cita disputada en el circuito de Nürburgring.

El sábado nada hacía imaginar que un Mercedes terminaría en lo más alto del podio, después de que Augusto Farfus y Marco Wittmann coparan la primera línea para BMW, seguidos de los Audi de Miguel Molina y Edoardo Mortara, que tenían así una excelente oportunidad de arreglar sus temporadas. Fuera de la superpole quedaban Gary Paffett y un gran Dani Juncadella, seguidos de Robert Wickens, mientras que Roberto Merhi protagonizó una nueva clasificación para olvidar: 21º. El domingo la lluvia apareció justo en la vuelta de formación, enloqueciendo las primeras curvas, donde Joey Hand y Mike Rockenfeller por un lado se tocaban, dejando al estadounidense fuera de carrera, y por otro tres Audi realizaban trompos. El Safety Car salió, aprovechando Rockenfeller para ser el primero en montar neumáticos de lluvia, a pesar de no estar aún abierta la ventana de paradas en boxes obligatorias.

Ello permitió al alemán de Audi colocarse líder en cuanto todos entraron a montar neumáticos rayados. La estrategia pareció óptima hasta que del pelotón emergió Robert Wickens, que llegado al primer tercio de carrera adelantó en la chicane a Miguel Molina por el cuarto puesto, y apenas dos curvas más tarde a Augusto Farfus y Adrien Tambay por el exterior de la curva dos, en una maniobra espectacular en la que se benefició del tapón que el galo estaba haciendo para permitir a Rockenfeller abrir hueco.

A partir de ahí el canadiense limó diferencias y cuando Rockenfeller hubo de realizar sus paradas, con la pista seca en la última parte de la prueba, se desfondó, acabando cuarto tras Farfus y Christian Vietoris. Quinto acabó Martin Tomczyk en una espectacular remontada desde el vigésimo puesto en parrila, seguido de Adrien Tambay y Marco Wittmann.

Miguel Molina acabó octavo tras un pequeño error que le costó muy caro: se fue largo en el punto en el que los coches del DTM toman el recorrido corto de Nürburgring, y optó por volver al trazado correcto por viales del circuito largo, llegando a quedarse fuera de las posiciones de puntos, pese a lo cual remontó. Cerraron la zona de puntos Jamie Green y Pascal Wehrlein tras sobrevivir a toda una batalla campal en las últimas vueltas donde vimos una tremenda lucha con Spengler, Ekström, Albuquerque y Mortara también implicados.

La carrera de los españoles de Mercedes fue para olvidar. Si Dani Juncadella se vio fuera de la zona de puntos tras un toque con Timo Glock por el que fue sancionado con un Drive Through y posteriormente terminó su carrera en la grava, Roberto Merhi último a una vuelta, después de que su equipo arriesgara con él y con Gary Paffett (17º) en el uso de slicks cuando la pista estaba aún impracticable.

En la general del campeonato Mike Rockenfeller sigue líder con una cómoda renta de 35 puntos sobre Christian Vietoris, situándose Robert Wickens tercero a 36, superando así a su compatriota Bruno Spengler, a 39. Dani Juncadella es el mejor español, 12º, mientras que Roberto Merhi es 17º y Miguel Molina se sitúa 18º tras lograr sus primeros puntos en esta temporada.

La próxima cita del DTM tendrá lugar a mediados de septiembre en Oschersleben, a donde Mike Rockenfeller llegará con opciones matemáticas de asegurarse el título. Para ello deberá ganar y esperar a que sus más inmediatos perseguidores no acaben entre los cinco primeros, o acabar en el podio y que éstos puntúen poco o nada.

Foto | DTM

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos