Publicidad

Raikkonen no se libra del maleficio de Nurburgring

Raikkonen no se libra del maleficio de Nurburgring
Sin comentarios

Lo de Kimi Raikkonen y el circuito de Nurburgring es una historia de desencuentros que debería hacer reflexionar al piloto finlandés. Ayer, una vez más, el piloto de Ferrari fue incapaz de terminar el GP de Europa en el circuito alemán.

Aunque suene a pitorreo, Raikkonen arrastra una serie de gafes que parecen perseguirle allá donde va. Al margen de su fama de ‘rompelotodo’, quizás algo exagerada, aunque no exenta de algo de razón, el finlandés fue azotado ayer por tres de sus particulares maleficios.

Por un lado, el del ‘síndrome Schumacher’, por otro el del maleficio de Nurburgring y para acabar, la maldición de no poder ganar tres carreras consecutivas. Una vez más la presencia del siete veces Campeón del Mundo, Michael Schumacher, en el muro de Ferrari fue equivalente a una carrera desastrosa para Raikkonen. En sus tres victorias esta temporada, el alemán nunca estuvo en el circuito, y ayer, para desgracia de Kimi, el ‘Kaiser’ sí presenció en directo la carrera.

De sus 52 puntos en la clasificación del Mundial, Raikkonen ha sumado 42 con Schumacher alejado lejos del circuito, mientras que sólo 10 con el alemán en el muro de Ferrari.

Por otro lado, el Nurburgring sigue siendo gafe para Raikkonen. El piloto de Ferrari llegaba al trazado alemán como gran favorito al triunfo tras sus victorias consecutivas primero en Magny Cours y después en el circuito británico de Silverstone. Pero el finlandés sigue sin poder sumar un tercer triunfo consecutivo…¡Ayer volvió a romper en Nurburgring!

En sus siete visitas a Nurburgring, el finlandés no ha sido aún capaz de ganar. Su mejor resultado es un tercer puesto en 2002, pero tuvo que abandonar por avería en 2003 y 2004, mientras que en 2005 sufrió un espectacular accidente en la última vuelta de la carrera destrozando la suspensión de su McLaren.

En el año 2001 fue décimo, undécimo en 2005 y cuarto en 2006, además de su abandono en el GP de Europa de ayer. No sé cómo lo veis vosotros, pero yo diría que este chico está gafado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios