Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Quo Vadis, Kimi?

¿Quo Vadis, Kimi?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Kimi Räikkönen se ha visto superado por Fernando Alonso una vez más, con motivo de la sesión clasificatoria del Gran Premio de Canadá. Aunque seguramente lo importante no es tanto el hecho que el asturiano termine por delante sino ver el cómo lo hace y que el finlandés de Ferrari sigue sufriendo, sin conseguir adaptarse a los Fórmula 1 actuales. El campeón del mundo de 2007 no acaba de encontrar la manera de ser tan rápido como se esperaría de él.

Räikkönen, décimo en la parrilla de salida, ha sido el único piloto de la Q3 que se la ha jugado a un solo intento. El número 7 de Ferrari ha retrasado su salida de boxes hasta que faltaban unos cuatro minutos. En ese momento, la intención era usar un solo juego de neumáticos en lugar de los dos que han usado los demás pilotos. El piloto finlandés habría dado dos vueltas rápidas seguidas pero después de una primera vuelta decepcionante y una segunda vuelta en la que no mejoraba, ha entrado a boxes solo para ver como los demás pilotos superaban su tiempo.

Es el riesgo que se toma cuando solo das una vuelta rápida en pos de ahorrar neumáticos para la carrera. En según qué días, es la decisión correcta, sobre todo cuando no aspiras a algo mucho mejor que la décima posición. Puede que sea el caso de Ferrari pero por otra parte, terminar por detrás de Jenson Button y Jean-Eric Vergne cuando Fernando Alonso está claramente por delante, no es a lo que debe aspirar el Räikkönen que conocemos.

Para Ferrari, ha sido una dosis de realismo al ver cómo han sido superados no solo por Mercedes, sino que también por Red Bull y Wiliams a pesar de las esperanzas que se habían depositado en las nuevas piezas que se estrenaban este fin de semana. Unas piezas que en dos de los tres casos no han podido ser usadas en la sesión clasificatoria por culpa de la temperatura. En el equipo de Maranello temían que una temperatura demasiado elevada pudiera arriesgar la seguridad del motor.

Seguramente, el resultado de hoy tanto en el caso de Alonso como en el de Räikkönen se habrá visto afectado por este hecho. Unas piezas que parecían funcionar bien aunque si no se pueden montar, el problema sigue ahí. Alonso cree que en carreras con menor temperatura, las cosas deberán ir mejor para Ferrari. Quizás entonces Räikkönen empiece a encontrar el camino. Por ahora, tendrá que seguir luchando por posiciones que no deberían estar ocupadas por monoplazas rojos y por campeones del mundo como lo son los pilotos de la Scuderia.

De cara a mañana, todo dependerá del desgaste de neumáticos que tenga Ferrari, con lo que Räikkönen deberá esperar que esta gestión sea más sencilla de lo esperado y que su ritmo se mantenga estable durante la mayoría de carrera. Si todo esto se cumple, quizás pueda optar a una sexta o séptima posición, aunque más allá ya no depende de él mismo y necesitaría que los de delante sufrieran algún tipo de problema. Algo que, por otra parte, no es completamente descartable en Montreal.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos