Compartir
Publicidad
Publicidad

Previo Fórmula 1: Felipe Massa, el escudero rebelde

Previo Fórmula 1: Felipe Massa, el escudero rebelde
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La temporada pasada es una de esas de las que seguro que Felipe Massa no guardará un grato recuerdo. Por un motivo u otro, el resultado cosechado es mejor olvidarlo. Acabar a la cola de los pilotos con monoplazas punteros no es la mejor carta de presentación.

La llegada de Fernando Alonso dejó en un segundo plano al brasileño. Todo ello a pesar de que este último llevaba ya cuatro años corriendo para los italianos. Con el español llegó un soplo de aire fresco a Maranello, nada que ver con la frialdad característica de Kimi Raikkonen. Verse relegado desde prácticamente el inicio no creo que fuera fácil de digerir para el piloto nacido en Sao Paulo.

Previo Fórmula 1: Felipe Massa, el escudero rebelde

Desde que estuviera a punto de ganar el mundial en 2008 el brasileño no levanta cabeza. No hay que olvidar el gravísimo accidente que tuvo en el Gran Premio de Hungría de 2009, pero habiéndose recuperado por completo es incomprensible que su última victoria date del Gran Premio de Brasil de 2008, polémicas del Gran Premio de Alemania 2010 al margen. No es excusa. Prácticamente dos años sin victorias para un piloto son un mundo en Ferrari. A su favor se podría decir que el F60 fue una castaña de coche, aunque a pesar de ello Kimi Raikkonen consiguió alzarse con la victoria en Spa.

El año pasado parecía que el panorama no iba a ser tan desolador como en 2009. La temporada tuvo un inicio prometedor tanto para Massa como para Ferrari. El doblete cosechado en el Gran Premio de Bahrein dio la impresión de que 2010 podía ser un camino de rosas para los italianos. La pretemporada había ido bien y los buenos augurios se confirmaron nada más comenzar el mundial.

En la segunda carrera los temibles Red Bull enseñaron sus garras, y aún así Felipe Massa copó el tercer cajón del podio, con Fernando Alonso cuarto después de una accidentada carrera. A partir de ahí se inició una travesía por el desierto en la que el brasileño fue el peor parado de los pilotos de Ferrari.

Previo Fórmula 1: Felipe Massa, el escudero rebelde

El brasileño no terminaba de adaptarse a los compuestos de Bridgestone. La excusa esgrimida era que no conseguía calentar los neumáticos de forma adecuada, detalle que le penalizaba notablemente en la clasificación, relegándole en la parrilla de salida los domingos. Con la importancia de la posición de salida en la Fórmula 1 actual, Massa estaba cavando su propia tumba los sábados.

Mención aparte merece la ridícula pataleta del pasado Gran Premio de Alemania. Entiendo que todos los pilotos del gran circo tienen su orgullo, pero cuando tu compañero aún tiene posibilidades de cara al mundial y tú no te juegas absolutamente nada, no es lógico que no permitas que éste te adelante. Menos aún que te la juegues como si te fuera la vida en ello. Y no fue sólo en Hockenheim, porque fueron varias las ocasiones en las que Massa se empleó con excesiva dureza con el español. Me da la impresión de que el incidente de Alemania supuso la sentencia de muerte del brasileño en Ferrari, quedando bien claro quien es, a día de hoy el líder para los de Maranello.

La temporada se presenta como de transición para Felipe Massa. Después de su decepcionante 2010 y con su compañero luchando por el mundial hasta la última cita del calendario, en este 2011 ya puede tener un año decente o me parece que en 2012 tendrá que cambiar de aires. Es sólo una corazonada, pero no pienso que esté demasiado alejada de la realidad.

En Motorpasión F1 | Previo Fórmula 1 2011
Fotos | Xavier Puente – Fotospro para Motorpasión F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos