Compartir
Publicidad

Previa del Rally de Nueva Zelanda

Previa del Rally de Nueva Zelanda
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegamos a lo que a mi parecer es una de las mejores pruebas del Mundial. Nueza Zelanda se ha hecho un hueco dentro del WRC gracias a sus excepcionales pistas y sus altas velocidades. Simplificando un poco el tipo de rally, podríamos decir que es como un Finlandia sin saltos, con muchos peraltes y la posibilidad de cortar en algunas curvas.

A pesar de adelantar su fecha a mayo, antes se solía disputar junto a Australia después del verano europeo, el tiempo puede convertirse en imprevisible. Tanto es así que las predicciones indican que en la zona de Auckland será visitada por la lluvia durante el viernes mientras que el sábado se esperan pequeñas tormentas. Algo con lo que también deberán tener cuidado los pilotos son los neumáticos ya que a pesar de no ser muy pedregoso, las gomas sufren por el paso de los kilómetros y las altas velocidades. Lo que será una incógnita será el hecho de abrir pista, aunque se espera que el tiempo de terreno y sus características no perjudiquen demasiado a quien salga primero a la competición.

Como es habitual en esta sección nos toca hablar de algo de historia. Esta vez no viajaremos demasiado y nos centraremos en recordar dos momentos vividos durante los años de 1997 y la penúltima edición del rally, la emocionantísima prueba del 2007.

La del 97 posiblemente nos haya dejado uno de los videos más conocidos de Internet, al menos en lo que respecto al Mundo de los Rallyes. Y es que el Ford Escort del Grupo A de Carlos Sainz, aquel mítico con los colores de Repsol, se llevaba por delante una oveja que se destrozó tan rápido como el coche del madrileño. Aquel hecho y el comentario de su copiloto, Luis Moya, dejaron aquella secuencia como una de las más famosas de la historia.

La anécdota del 2007 tiene un poco más de sentimiento deportivo. Aquel año se llegaba al final de temporada con el duelo en todo lo alto entre Loeb y Grönholm. El finlandés luchó durante todo el último día de la prueba y se terminó llevando la victoria en la última especia por la menor ventaja de un ganador de una prueba del Mundial.

El Mundial llega con Sébastien Loeb muy destacado en la cabeza de la clasificación. Pero no nos engañemos, el francés es humano, ya lo demostró el año pasado cuando tres errores consecutivos dinamitaron toda la ventaja conseguida tras su cinco victorias consecutivas.

Sin embargo en esta ocasión no es Mikko Hirvonen el segundo del campeonato tras haber cosechado tres malos resultados. Esa responsabilidad recae ahora sobre Petter Solberg que sigue completando una fenomenal temporada haciendo todo y cuanto puede con los medios conseguidos durante el invierno.

En esta ocasión el que no estará es Kimi Raikkonen, cuyo equipo decantó la participación del finlandés en la prueba neozelandesa. Aun así, y como premio después de lo ocurrido en Jordania, Ogier si podrá participar con lo que se intentará refrendar sus buenos resultados de principio de año.

En el otro extremo esta Dani Sordo. El cántabro esta siendo muy discutido fuera y dentro de España después de un inicio bastante mediocre. Aunque la posible sustitución de Sordo en el equipo oficial es desmentida por la mayoría de los periodistas especializadas que mantienen que la actitud de Quesnel simplemente tiene como objetivo picar a Sordo para que este mejore su rendimiento. Si es así me parece que lo que esta haciendo el director de Citroën Racing es meter más presión al español y empeorar las cosas mucho más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos