Compartir
Publicidad
Publicidad

No metamos el racismo donde no toca

No metamos el racismo donde no toca
Guardar
88 Comentarios
Publicidad

El tema de las pancartas y los insultos contra Lewis Hamilton el pasado fin de semana en el Circuit de Catalunya me está empezando a cansar. Y me cansa, porque entre todos lo estamos sacando de madre. Nunca defenderé los insultos, la falta de respeto ni el lanzamiento de objetos a ningún piloto. Para nada. Se llame Hamilton, Alonso o Yamamoto. Es más, si tengo que decantarme por algo, prefiero aplaudirlos a todos, porque del primero al último me hacen disfrutar en cada una de las carreras, jugándose el pellejo en cada circuito. Del primero al último, sin excepción. Pero lo que no pienso admitir tampoco, es que se desvíen los tiros.

Me ha sentado especialmente mal, leer en una web de referencia como es Autosport (británica, todo sea dicho), el titular “Analysis: Racism back in Spanish sport”. Ya estamos otra vez con la tontería del racismo. Y yo me pregunto: si Figo hubiera sido negro, ¿todos los del Barça hubiéramos sido racistas?, o cuando se le hacían esos conocidos cánticos a Michel, ¿todo el mundo era homófobo? ¿Qué tiene que ver la velocidad con el tocino?

Repito, yo no defiendo en absoluto que se insulte a nadie, pero de ahí a querer vender lo del racismo, me parece que va un trecho. No generemos problemas sociales donde no los hay, por favor. Este es un tema estrictamente deportivo. En la presentación de McLaren en Valencia, o en el mismo GP de España en Montmeló el año pasado, Lewis Hamilton ya era negro, y la gente se hacía fotos con él, le pedía autógrafos y le daba palmadas en la espalda. La gente no se mete con él por el color de su piel, ni hay racismo que valga. En 6 o 7 meses, los españoles no se han vuelto racistas de repente. La gente no le perdona su actitud con Fernando Alonso fuera de las pistas. Ni más, ni menos.

Así que concluyo insistiendo en lo mismo: animemos a Fernando o al piloto que nos apetezca, pero no es necesario atacar al resto. No en Fórmula 1. Este deporte no es como el fútbol. Pero vaya, en el caso que una minoría siga en sus trece, que tengan cabeza los que analizan todo esto desde la distancia y no digamos tonterías como lo del recurrente “racismo”, por favor…

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos