Compartir
Publicidad
Publicidad

Nigel Stepney y Mike Coughlan, "absueltos" del caso de espionaje

Nigel Stepney y Mike Coughlan, "absueltos" del caso de espionaje
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Finalmente casi absolución. Recordemos que tras la multa económica a McLaren, se juzgó que Nigel Stepney y Mike Coughlan pagarían sendas multas por el traspaso de información de desarrollo de los monoplazas Ferrari a McLaren. Pues ahora la FIA decide levantarles "el castigo".

Según Max Mosley, la decisión viene dada porque "al fin y al cabo tan sólo son dos pequeñas piezas clave de toda la historia, y que si alguna de las dos partes más fuertes implicadas - es decir las escuderías - hubieran decidido actuar antes y/o no utilizar esa información, esta historia no se habría sucedido". Por ello dice que la exclusión en su día de los puntos del campeonato de constructores a la escudería y el despido de ambos de sus respetivas ha sido suficiente para castigar a los artífices de la historia. Y todavía ratifica la multa económica a McLaren como "benévola para lo que podría haber sido".

Max Mosley también deja caer ahora, que si esa información llegó a McLaren y se sabía de ese dossier de Ferrari, no es muy lógico que sobre el caso de Coughlan y su persona se lleve efectiva una multa por una acción que al final no se ha ejecutado en su totalidad únicamente por su persona. Por mucho que en McLaren "dijeran que nadie sabía nada". Y que si se hubiera llevado a cabo la pena merecida sobre la escudería británica, finalmente la salpicada y metida en el ajo, habrían tenido que abandonar la F1.

Vamos, que los dos ingenieros, eran los detonadores de la bomba, pero que la "chispa" que la activara no fueron ellos al fin y al cabo. Tras los recientes contactos con los abogados de ambos acusados, han llegado a la conclusión de que la pena impuesta a ambos no es posible ni lógica de llevar a cabo. Por lo que respecta a su acción personal ya han recibido suficiente castigo, y el castigo grave por el conjunto se lo ha llevado se lo debería llevar quien ya sabemos. Aún así hasta Julio 2009, el tribunal de la FIA recomienda encarecidamente que quien requiera los servicios de ambos ingenieros "tenga cautela con ellos". La fecha supongo porque en caso de hasta esa fecha "reincidir" la represalia sí podría ser más dura contra ellos. Algo que imagino que será harto difícil que suceda. Ni Stepney ni Coughlan son tontos, eso lo tengo clarísimo.

Actualmente, Nigel Stepney trabaja como Director de Tecnologías de Carrera en la compañía Gigawave, fabricante y soporte de las cámaras on-board de la Superleague Formula. Mike Coughlan por su parte trabaja para Ricardo Transmissions, en el departamento de diseño del reputado fabricante británico de cajas de cambio y transmisiones.

Venga, va me mojo... muchos nos esperábamos un desenlace así. Si la FIA y Mosley pensaban lavarse la imagen soltando ahora las verdades del barquero... yo les diría que a buenas horas mangas verdes. Ésto al final ha quedado solo en competición, o mejor dicho en como lo llaman, el Gran Circo de la F1 y solucionándose con multilla económica de por medio. Pero si un caso similar se da en la vida cotidiana, entre dos empresas fuertes y fabricantes, seguramente alguien termina en la cárcel. Igual los culpables, o alguna cabeza de turco como se suele decir. Pero seguro que nadie se iría con favores, ni mucho menos de rositas.

Por tanto, ya podemos decir... ¿caso cerrado?

Vía | Autosport Foto | Vayacosas En Racingpasión | Espionaje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos