Compartir
Publicidad
Publicidad

Nadie se fía de McLaren

Nadie se fía de McLaren
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De entrada, decir que era de prever. Cuando hace un año se aprobó que a partir de 2008, sería la empresa McLaren Electronic Systems (MES), en colaboración con Microsoft, quien proveería a toda la parrilla una electrónica standard, se sabía que tarde o temprano empezarían a salir insinuaciones de todo tipo desde el resto de equipos de la parrilla. Y es evidente, ¿cómo va a fiarse Ferrari de una cajita negra que le entrega una empresa filial de McLaren para que se juegue las carreras contra ellos?

Pues las primeras quejas ya han salido a la luz. Los equipos ya han empezado a probar la mencionada electrónica para los coches de 2008, y las primeras impresiones no son muy buenas que digamos. Ferrari, uno de los primeros en probar las centralitas, tuvo que interrumpir sus pruebas por problemas con el cambio de marchas, el control del acelerador y el motor. Pero el problema es mucho más profundo que estas incidencias técnicas. Y la palabra "espionaje" vuelve a aparecer en esta historia. Los equipos deberán facilitar información secreta a MES, para poder adaptar el software de la centralita electrónica a cada conjunto motor-caja de cambios, y claro, nadie parece dispuesto a entregar en bandeja a una filial de McLaren esta información confidencial. Desde McLaren insisten en la autonomía de MES, pero la totalidad de los equipos se agarran al reciente supuesto caso de espionaje para atacar esta medida. Y en medio del follón está, como no, Flavio Briatore, que si por él fuera haría lo imposible por dinamitar a McLaren y recuperar al hombre que le dio 2 mundiales a Renault: "¿Cómo podemos fiarnos de una compañía que está en el centro de un escándalo de espionaje industrial?”. Sale de nuevo lo que iba a ser el culebrón del verano, si no llega a ser por la guerra desatada en McLaren tras el GP de Hungría (¿cortina de humo?, ¡no se lo creen ni ellos!).

Otra opinión muy respetable, y siempre cuerda, desde mi punto de vista, es la que ofrece Mario Theissen, jefe de BMW-Sauber: “no me parece bien que una persona de la competencia se mueva por nuestro box y se entere de cómo van las cosas”. Theissen solicitó, en esta línea, que MES designara a un técnico para cada equipo. Y la FIA, en todo esto, como siempre, se cierra en banda, y lanza pelotas fuera: “los equipos siempre se cierran a todo lo nuevo”. ¿No son capaces de ver que el problema es mucho más profundo que eso? Los equipos fueron precisamente los que aprobaron compartir electrónica durante los próximos tres años, de lo que se están quejando no es de eso. Los señores de la FIA en su línea de generar polémicas donde no las hay y donde las hay, no resolverlas.

Vía | Sport

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos