Compartir
Publicidad

Mike Conway y Simon Pagenaud se reparten los triunfos en Detroit

Mike Conway y Simon Pagenaud se reparten los triunfos en Detroit
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi sin tiempo para descansar la IndyCar Series pasó de su cita reina, las 500 Millas de Indianápolis, a una de sus grandes novedades para este año, la primera cita doble de la temporada, en el circuito de Belle Isle, en Detroit. Y el resultado del invento no parece haber dejado del todo satisfechos a muchos...

Si algo positivo se puede decir del fin de semana es que el campeonato sumó dos nuevos vencedores esta temporada gracias a los triunfos de Mike Conway y Simon Pagenaud, este último estrenándose así en IndyCar Series, pues Conway ya logró el triunfo en Long Beach en 2011.

Y lo cierto es que el británico fue el gran dominador del fin de semana, pues sumó una pole position, una victoria cómoda el sábado en una carrera más bien tranquila y un tercer puesto el domingo que no hizo justicia al gran ritmo mostrado a lo largo de toda la carrera.

Sin embargo, la gran cantidad de banderas amarillas sucedidas en esa caótica segunda carrera del fin de semana terminó encerrándole en tráfico en sus últimos compases, permitiendo a Simon Pagenaud lograr la victoria por delante de un sorprendente James Jakes.

De Detroit podemos destacar también el resurgir de los dos equipos más potentes del certamen, pues aunque Penske y Chip Ganassi siguen sin ejercer el dominio aplastante de otros años, dieron ya síntomas de mejoría: entre los primeros, Helio Castroneves lidera la general del campeonato empatado con Marco Andretti, mientras que del lado de los patrocinados por Target, Scott Dixon se mostró muy regular con dos cuartos puestos y Dario Franchitti fue quinto y sexto tras lograr pole para la primera carrera pero arrastrar una sanción de diez puestos en parrilla por cambio de motor. Quien sigue desaparecido es Will Power, esta vez borrado del mapa por Sébastien Bourdais en la segunda carrera, acción que enfureció al australiano.

Pero bueno, a pesar de que Detroit no fuera la mejor cita del año, la IndyCar puede estar contenta por el hecho de llevar ya seis ganadores distintos en siete carreras y mantener una general tremendamente mezclada y en la que en cuestión de dos carreras puedes pasar de ser líder a ser sexto: ahí está el caso de Takuma Sato.

Próxima parada, este fin de semana en Texas, donde ojalá veamos a Oriol Servià montado en el coche número 4 de Panther debido a los compromisos del sustituto Ryan Briscoe en Le Mans...

Foto | IndyCar Series

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio