Compartir
Publicidad

Los frenos detienen la carrera de Jaime Alguersuari

Los frenos detienen la carrera de Jaime Alguersuari
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El piloto barcelonés ha vuelto a terminar otro Gran Premio sin suerte a pesar de su gran papel en el inicio del mismo. La salida no ha sido fácil después de no poder ayer pasar de la primera tanda de la clasificación. Eso en un circuito como este, en el que la suciedad de pista y la estrechez de alguna de sus curvas pasa factura, puede poner a más de uno los pelos de punta.

Sin embargo el de Toro Rosso no se ha achicado y ha terminado la primera vuelta por delante del Force India de Adrian Sutil que salía en parrilla justo por delante de él. A partir de ahi Alguersuari ha debido estar más pendiente de los retrovisores que de lo que le venia por delante. Es por ello que tras un intento fallido de sacar el morro al Ferrari de Kimi Raikkonen Jaime ha tenido que defenderse del trenecito que se había formado detrás. Y la verdad es que no lo ha tenido fácil ya que el Toro Rosso no esta al nivel de la temporada pasada y eso finalmente le ha pasado factura. Claro ejemplo el de su compañero, Sebastian Buemi que tampoco ha ido mucho más lejos y ha permanecido durante gran parte de la carrera por delante de Raikkonen.

Los depósitos han ido vaciándose y el Force India del alemán ha empezado a acercarse al piloto catalán. Tras varias vueltas defendiendo la posición y cerrando los huecos, Sutil lo ha intentado con tan mala suerte que ha cometido un error en forma de trompo. Con el coche cruzado en mitad de pista los pilotos que llegaban en el comentado trenecito han tenido que levantar el pie, alguno como Heidfeld no ha podido hacer nada para evitar el choque, lo que le ha permitido a Jaime ampliar un poco el hueco y tomarse un pequeño respiro.

La primera parada del español también ha tenido salsa y lo que parece haber sido un error del piloto ha terminado con un susto. Todo ocurría cuando Alguersuari tomaba la decisión de volver a acelerar tras terminar su repostaje. Sin embargo la manguera no estaba fuera y el lance ha acabado con Jaime parado y con un semipleno de mecánicos por los suelos. A pesar de ello no ha tenido problemas para seguir en competición.

Pero esta vez la suerte le ha vuelto a dar la espalda a la escudería italiana y lo que parece haber sido un desfallecimiento en los frenos le ha obligado a tomar el camino de boxes para evitar riesgos. Su compañero y rival Buemi también ha tenido que tomar esa decisión en lo que parece haber sido un problema general en todos los coches del toro rojo. Gran comienzo de carrera, pero de nuevo un final sin suerte. Lo mejor, el aprendizaje sigue adelante y ya se encuentra por delante de pilotos mucho más experimentados.

En Racingpasión | GP de Singapur

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio