Compartir
Publicidad
Publicidad

Los coches de competición más bellos de la historia: Extra IV

Los coches de competición más bellos de la historia: Extra IV
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de las diez cuartas marcas que presentamos hasta recientemente y con las sugerencias aportadas por los lectores, se presenta el cuarto "pack" de coches extra que no tuvieron presencia en su momento pero que merecían tenerla. Por ello, estos coches tienen hoy su minuto de gloria para que los repasemos y disfrutemos tanto de sus historias como de sus formas y decoraciones que también les hicieron pasar a la posteridad.

A causa de la baja participación de los lectores en cuanto a selección de los coches se refiere, aunque inicialmente estaba previsto que hubiera cinco coches, esta queda reducida a dos. En este sentido, le agradecemos a nuestro usuario sergiodavid.buitronp, quien realizó la única votación recibida. Así que aunque la lista Extra IV sea un poco descafeinada, esperamos que la disfrutéis en la medida de lo posible.

Brabham BT46 - Fórmula 1

Brabham BT46

Quizás no deberíamos tener al Brabham BT46 en la lista y en su lugar considerar al BT46b como un coche a parte y singular, ya que es evidente que la gran popularidad de esta máquina del equipo ya propiedad en ese entonces de Bernie Ecclestone se debe al ventilador que montó con esta segunda versión. Pero a fin de cuentas, el BT46b no deja de ser una evolución de un modelo en particular, que es el BT46 tuvo una historia algo más extensa que la del Gran Premio de Suecia de 1978, y también era un coche bonito.

El BT46 estándar debutó en la tercera carrera del año, en Kyalami, donde llegó hasta la tercera posición con John Watson. Más adelante llegaría un podio de Niki Lauda en Mónaco, acompañado por un cuarto puesto de Watson, y una quinta posición en España. Pero de cara Suecia llegaría una de las mayores polémicas de la Fórmula 1. Brabham había desarrollado un nuevo sistema con un ventilador trasero que incrementaba el agarre, al succionar aire, y les daba una ventaja espectacular sobre los rivales. Había nacido el Brabham BT46b.

John Watson, segundo piloto del equipo, no pudo terminar la carrera, pero Niki Lauda demostró que quien tuvo, retuvo, y al volante de un coche que funcionaba a la perfección ganó la carrera. Antes de llegar al siguiente gran premio, el coche ya había sido declarado ilegal y no pudo volver a competir. Aún así, esa experiencia había motivado al equipo y les había dado mayor capacidad de trabajo, con lo que llegó un doble podio en Silverstone y en Monza completaron un espectacular doblete. El BT46 aún llegó a usarse en la primera carrera de 1979, pero no terminó la carrera.

Tyrrell 026 - Fórmula 1

Tyrrell 026

El Tyrrell 026 nació después de la venta del legendario equipo a British American Tobacco, que acabaría convirtiéndolo en British American Racing de cara a 1999. Aunque la venta se completó en 1997, se consideró adecuado que la estructura Tyrrell pudiera tener un año para adaptarse al cambio y para que el nombre se despidiera con honor. Desafortunadamente, la historia dle Tyrrell 026 no es ni mucho menos una historia de éxito como la de algunos predecesores.

De hecho, el 026 ni siquiera pudo igualar al coche de la temporada de 1997, que al menos llegó a puntuar. Con un Ricardo Rosset en su segundo año y Toranosuke Takagi en su primero, el equipo Tyrrell estaba lejos de tener los pilotos adecuados para destacar. Aunque Rosset consiguió el mejor resultado del año, con un octavo puesto en Canadá, fue Takagi quien demostró más potencial aunque también un exceso de agresividad que solía no dar los resultados esperados.

Con un motor Ford V10 compartido con el equipo Stewart, Tyrrell debería haber mejorado, pero el equipo se quedó sin puntos, algo que también sucedería en el primer año del nuevo equipo BAR. Como curiosidad, el 026 fue utilizado como la base para los Fórmula 1 biplazas del equipo Minardi. De hecho, estéticamente tienen un parecido importante, sobre todo en lo que respecta a la zona frontal, que no necesita ningún cambio para pasar de ser un monoplaza a ser un biplaza.

Ahora que la Fórmula 1 vuelve a hacer ruido y después de haber repasado otras diez marcas más (¡y llevamos ya 40!) y varios de sus modelos de competición más bonitos y emblemáticos, además de los cuatro extra que han "rescatado" algunos coches, llega el momento de tomarnos otro descanso. Más marcas y más modelos legendarios y sobretodo, bellos, vendrán en el futuro. Pero por ahora, hay que coger aire y encarar la recta final de varios campeonatos con ganas. Os esperamos con la siguiente "ronda".

En Motorpasión F1 | Los coches de competición más bellos de la historia: Ferrari, McLaren, Lotus, Porsche, Lancia, Ford, Toyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, Renault, Alpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, Seat, Citroën, Honda, Volkswagen, Opel, Peugeot, Extra III, BRM, Fiat, Abarth, Brabham, Maserati, Matra, Arrows, Volvo, Tyrrell, Bentley

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos