Compartir
Publicidad

Los coches de competición más bellos de la historia: Dome

Los coches de competición más bellos de la historia: Dome
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dome es uno de esos constructores japoneses menos conocidos por estar centrados sobre todo en las carreras y por lo tanto tener menos repercusión mundial. Puesto que al final se trata de un constructor pequeño, el número de competiciones en el que pueden participar es limitado y por ello a pesar de haber estado compitiendo desde hace más de 30 años, el número de coches que tienen en su historia es más bien limitado. A pesar de todo, hay pocas marcas que tengan un sabor japonés más marcado que Dome.

Desde el logo hasta los nombres de algunos de sus modelos, pasando por la estética futurista de alguna de sus creaciones, todo tene un aspecto que solo puede ser "made in Japan". Una marca cuyo nombre, escrito en carácteres japoneses significa, literalmente, "sueño de un niño". Era el sueño de su creador, Minoru Hayashi, de construir coches de carreras y competir con ellos. Lo consiguió y ha participado en las carreras más importantes del mundo.

Dome Hayashi 320 - Fórmula 3

Dome Hayashi 320

Después de muchos años de trabajo preparando coches de la marca Honda que eran rebautizados tras recibir sus modificaciones con nombres tan evocadores como "Karasu" (cuervo), el primer acierto de Dome es el Hayashi 320. Con el nombre en honor a su creador, este monoplaza de Fórmula 3 fue diseñado y construido en 1981. La mente creativa detrás de este coche fue Masao Ono, conocido por ser el diseñador de los Kojima de F1, que impresionaron sobre todo en su primera aparición en 1976.

Fue el primer modelo de Dome en utilizar los frontales llamados "de aguja" en contraposición con los fronales anchos que se habían usado en la Fórmula 3 hasta el momento. Por lo tanto, el cambio tanto estético como de rendimiento fue muy importante y sentó las bases de lo que serían los demás coches de la serie Dome Hayashi de Fórmula 3 de los años 80. También fue importante el cambio de posición de los radiadores, que pasaron a estar situados en los pontones laterales, al estilo de la Fórmula 1.

Gracias a todos estos cambios, los Dome Hayashi 320 estuvieron muy arriba en la Fórmula 3 japonesa, donde terminaron el campeonato en primera, tercera y cuarta posición de la general con tres victorias sobre nueve carreras en 1981. La victoria en el campeonato de casa fue una de las más dulces de la historia de Dome hasta el momento. Tras una sola temporada, el 320 Hayashi quedaba jubilado y daría paso a otros modelos que incluso llegarían a competir, aunque brevemente, en Europa.

Dome F104 - Fórmula 3000

Dome F104

La historia del Dome F104 es corta y exitosa, al menos en cuanto a su evolución natural. Tras varios años de Fórmula 3, en Dome dieron el salto a la Fórmula 3000 japonesa con el F103, que tuvo relativamente buenos resultados. De cara a 1994, había que entrar a por todas y lo harían con Marco Apicella, piloto italiano que era su punta de lanza en Japón. El F104 demostró sus credenciales ya en el debut en Suzuka, con una segunda posición tras el siempre competitivo Ross Cheever.

A lo largo del año, el F104, que no aportaba ninguna novedad espectacular pero que parecía tener menos fallos que los coches de los rivales en manos de Apicella, se subiría al podio cinco veces más, tres de ellas en el puesto más alto. Fueron tres triunfos en Fuji, Mine y de nuevo en Fuji que daban puntos importantísimos para el campeonato. Al final, Apicella consiguió coronarse como campeón de la principal categoría de monoplazas en Japón a los mandos del Dome.

Fue por tan solo tres puntos de ventaja sobre Andrew Gilbert Scott, que pilotaba un Lola. Ambos compartían motorización Mugen-Honda, y es que Dome siempre estuvo estrechamente ligada a Honda y a Mugen en su defecto. Parecía destinado a grandes cosas pero el trabajo en el coche de Fórmula 1 dejó a Dome sin recursos para el coche de Fórmula 3000, que poco a poco fue bajando de rendimiento a pesar de un pequeño repunte en 1996 con una evolución llamada F104i y con Shinji Nakano marcando varios podios y terminando en sexta posición final. Tras 1997, Dome se retiró de la categoría, a la que no ha vuelto.

Dome F105 - Fórmula 1

Dome F105

El intento de Dome para entrar a la Fórmula 1 estuvo lleno de problemas y dificultades, las cuales ya comentamos en su día con más detalle aquí, pero el caso es que aunque en realidad el F105 no llegó a competir nunca, la belleza del coche y la historia que hay detrás hace que merezca un sitio entre los coches más remarcables y bonitos de la marca japonesa. El Dome F105 fue el intento definitivo de Dome para consagrarse en el automovilismo y tras ganar la Fórmula 3000 japonesa, ellos sentían que era el paso natural.

En realidad, en esa época hubo varios equipos de Fórmula 3000 internacional que dieron el salto a la Fórmula 1 o lo intentaron. Entre los que lo consiguieron encontramos a Pacific Grand Prix y Forti Corse, mientras que otros como DAMS o la propia Dome se quedaron a las puertas. Los japoneses llegaron a construir el coche y a realizar un programa de pruebas serio con más de un piloto de pruebas. Pero un accidente, falta de rendimiento y sobre todo falta de apoyo económico dejaron al equipo sin posibilidades de seguir adelante.

El debut, que estaba previsto para 1997, se fue retrasando hasta que llegó un punto en que el trabajo realizado ya era inútil para entrar en la Fórmula 1. Llegado este punto, en Dome cancelaron el último gran proyecto que tuvieron entre manos. Un proyecto que cerró la época dorada de Dome en la competición. Claro que a los chicos de la marca aún les quedaban cosas por hacer, así que a pesar del fracaso, no se rindieron y cerraron filas para volver a competir.

Dome F107 - Fórmula 3

Dome F107

El regreso a la competición de Dome se produjo con el Dome F106, un monoplaza de Fórmula 3 producido junto a Lola, para participar en el campeonato japones. El proyecto tuvo sus más y sus menos pero el subcampeonato de 2004 con João Paulo de Oliveira animó a la marca a seguir adelante con el F107, un monoplaza de nuevo totalmente japonés y diseñado solamente por Dome. Los resultados variaron poco, a pesar de todo, con coche nuevo.

El error de Dome fue, de hecho, no mantener a João Paulo de Oliveira en uno de sus coches, ya que la temporada 2005 fue un monólogo del brasileño. Lo mejor de Dome fue la tercera posición final de Hideki Mutoh, con tres victorias a lo largo de la temporada. Los demás coches de la marca, perdidos y con resultados mediocres. Parecido a lo que había sucedido con los F106, los únicos que iban bien eran los que montaban motores Mugen-Honda. Parecía que los coches fueran fieles solo a su compañero de viaje histórico.

Para 2006, solo hubo dos Dome en pista aunque ambos con pilotos con buena proyección de futuro como Takuya Izawa con un motor Toda-Honda y Koudai Tsukakoshi con un Mugen-Honda. Ambos estuvieron bastante igualados y de hecho al final del campeonato, Tsukakoshi se impuso a su compañero de marca por apenas dos puntos. Terminaron en quinta y sexta posición respectivamente. El total fue de nuevo de tres victorias para Dome. No era suficiente para seguir en la Fórmula 3, que desde entonces se quedó con el monopolio de Dallara.

Dome S102 - Sport-Prototipos

Dome S102

Tras dejar los monoplazas, Dome centró su atención en la resistencia. Ya tenían experiencia reciente con el S101 que no lo había hecho nada mal, pero había que dar un paso firme adelante y para ello, los japoneses diseñaron y construyeron el S102, con el que esperaban ser el mejor de los equipos privados. De hecho, esta vez Dome no vendía el coche a otros privados sino que participaban con su propio equipo. 2008 sería la primera vez desde 1986 que el equipo oficial de Dome estaría en pista en Le Mans.

Los problemas técnicos impidieron que el S102 terminara Le Mans a pesar de tener buen ritmo. Esto, junto a problemas económicos, hicieron que Dome se retirara de las carreras de forma oficial. La clave estaba en el hecho que dejaban la puerta abierta a asociaciones con equipos que pudieran estar interesados en sus máquinas. Por ello, siguieron trabajando en el S102, mejorándolo año tras año para que no se quedara obsoleto y pudiera ser vendido u alquilado en algún momento. Fue así y Toyota lo utilizó como banco de pruebas de su sistema híbrido antes del retorno en 2012.

Además, Pescarolo llegó a un acuerdo con Dome y participaron con una versión nueva llamada S102.5 que no tuvo demasiados buenos resultados por culpa de la mala fiabilidad. Esto habría desanimado a cualquiera pero no a los tenaces hombres de Dome, que a pesar de no poder tener un coche en pista en 2013 (por falta de dinero de Pescarolo), siguieron trabajando para que su nuevo coche pueda estar listo la próxima temporada y pueda obtener los mejores resultados posibles.

Así pues, Dome no se queda atrás y prepara ya el S103 para 2014. En principio habrá versión de LMP1 y versión de LMP2, que será utilizada por el Strakka Racing. Puede que no tengan un coche para ganar Le Mans y puede que los mejores días de la Fórmula 3000 ya hayan pasado pero Dome sigue siendo muy respetada y no cabe ninguna duda que lucharán para recuperar la gloria perdida. Para volver a estar en la cresta de la ola. Lo consiguen como equipo en Japón con el Honda Weider del Super GT. Ahora solo les falta hacerlo de nuevo como constructor.

En Motorpasión F1 | Los coches de competición más bellos de la historia: Ferrari, McLaren, Lotus, Porsche, Lancia, Ford, Toyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, Renault, Alpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, Seat, Citroën, Honda, Volkswagen, Opel, Peugeot, Extra III, BRM, Fiat, Abarth, Brabham, Maserati, Matra, Arrows, Volvo, Tyrrell, Bentley, Extra IV, Wolf, Sauber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos