Compartir
Publicidad
Publicidad

Llega el asfalto y la última oportunidad para Loeb

Llega el asfalto y la última oportunidad para Loeb
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Mañana arrancará la 43ª edición del RallyRACC Catalunya, la 12ª prueba del Campeonato del Mundo de Rallys, y la primera de las oportunidades que se le presentan a Loeb para empezar a reducir la desventaja de 10 puntos que tiene con el finlandés Marcus Gronholm en la clasificación del Mundial.

El piloto finlandés de Ford, tras su extraordinaria victoria en Nueva Zelanda, cuenta con ese cómodo colchón de puntos para afrontar el tramo final de la temporada, en el que tres de las cinco pruebas que restan se disputarán sobre asfalto (Catalunya, Córcega e Irlanda). Sin duda, ésta es la superficie predilecta de Loeb, y en cambio, es la que siempre se le ha negado al finlándés, que aún no sabe lo que es ganar en asfalto.

El francés persigue su cuarto título mundial consecutivo, lo que le igualaría con Tommi Makinen, mientras que Gronholm, que hace unos días anunciaba su retirada a la conclusión de la temporada, quiere retirarse a lo grande, con su tercera corona mundial. Pues bien, ese duelo vivirá un nuevo y emocionante capítulo este fin de semana en las carreteras de la provincia de Tarragona.

Gronholm llega pletórico al Catalunya y consciente de la importancia de la prueba: "El RallyRACC será un prueba muy importante, en especial por estar seguida del Tour de Córcega, lo que convertirá a ambas citas en cruciales para el campeonato mundial", comenta el finlandés, que añade que "estoy convencido que Catalunya es un rally donde si las cosas nos van bien podemos ganar".

El que ya ha ganado en dos ocasiones la cita española valedera para el Mundial es el piloto de Citroën Sebastien Loeb, que reconoce que "es necesario intentar ganar, algo imprescindible si queremos conservar nuestras opciones al título en el campeonato de pilotos".

El recorrido de la prueba española, que incluye 352,87 kms. cronometrados (18 tramos) de los 1.359,96 totales de que cuenta, presenta importantes novedades con respecto a 2006. Los mayores cambios están en la 2ª etapa con las dos nuevas especiales, Coll de Grau (26,33 kms) y La Serra d’Almos (4,11 kms, el shakedown en sentido inverso), siendo la primera una de las más duras de la carrera y que además forma parte de un bucle de 4 tramos sin asistencia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos