Compartir
Publicidad
Publicidad

La polémica continúa con el reglamento del WRC para 2011

La polémica continúa con el reglamento del WRC para 2011
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y lo que no se queda. Menudo culebrón estamos viviendo este año con la FIA y los equipos. Y lo peor es que ya estamos en agosto y aún no se conoce el reglamento con el que se correrá en 2011 e incluso todavía quedan algunos flecos sueltos del campeonato de 2010. Y al fin y al cabo es eso lo que parece, una telenovela. Primero la FIA quiere los S2000, después de mucho esfuerzo se logra convencer a los equipos, pero la FIA vuelve a cambiar de opinión y pasa a buscar los motores 1600 turboalimentados.

Entre medias aparece el Rally de Monte Carlo que acaba poniéndole los cuernos con su principal enemigo, el Intercontinental Rally Challenge…. Y en ese punto nos hemos quedado, a la espera de la boda y del final feliz, o lo que es lo mismo que de una vez equipos y FIA se pongan de acuerdo para cerrar lo que será el futuro del Mundial de Rallyes. Pero mientras tanto nuestros compañeros de Autosport.com se han sacado de la manga un nuevo informador dentro de la esfera del WRC para que nos informe un poco de cómo esta la situación.

Y sin duda que este “topo” lo ha dejado todo muy clarito y sin ninguna opción a la duda:

Se tiene que acabar con toda esta especulación, las reglas tienen que ser estables y eso fue lo que hizo la FIA. Por eso no deben de continuar discutiendo y cuestionar las decisiones. Acreditad lo que yo os digo, los motores del WRC en 2011 serán 1600cc con turbo.

Ahí es cuando entran los equipos a escena. De los que actualmente están disputando el Mundial de manera oficial tanto Ford como Citroën están interesadas en correr con las reglas de los Super 2000 actuales. De esta manera conseguirían ahorrar costes de desarrollo de un motor 1600 turbo, incluso parece ser que Ford ya ha completado la evolución de su Ford Fiesta y lo tendrán preparado para comenzar a competir a principios de 2010.

Por su parte la marca gala lleva el mismo camino y ya se rumorea que tanto Loeb como Sordo podrían participar en el Montecarlo de 2010 con el nuevo DS3 S2000 para medirse a las actuales potencias del IRC que ya tienen muy machacada esta formula. Sin embargo los equipos que manejan Malcolm Wilson y Olivier Quesnel ya han confirmado que si se produce un cambio de reglamentación hacia los 1.6 turbo estarían dispuestos a cambiarlo todo.

El problema se encuentra en las otras marcas interesadas en participar de nuevo en el WRC. Estos prefieren que las regulaciones permanezcan con el formato actual de los S2000 ya que como fabricantes como por ejemplo Skoda tienen ya muy evolucionado su coche. Morrie Chandler, presidente de la comisión de Rallyes de la FIA, ya ha dejado su joyita sobre el tema y sin duda no hace más que abrir aun más el asunto.

No sé nada de Skoda. Está claro que queremos más fabricantes, y hay que trabajar para ello. Las marcas sólo se dejarán seducir si las reglas están bien planeadas, son claras y concisas, que conduzcan a reglamentos previsibles. ¡Y este es el caso!

Lo dicho, sólo sé que no sé nada.

Vía l Autosport

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos