Compartir
Publicidad
Publicidad

La igualdad en McLaren y las espectaculares luchas que depara

La igualdad en McLaren y las espectaculares luchas que depara
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tengo que reconocer que desde lo sucedido en aquel oscuro 2007, cuando coincidieron Fernando Alonso y Lewis Hamilton, tenía serias dudas acerca de la igualdad de trato de la que tanto presumía McLaren. Habiendo abandonado la nave Ron Dennis y habiendo asumido el control Martin Whitmarsh, la verdad es que en estos momentos no tengo dudas de que si hay una escudería puntera que trata por igual a sus pilotos, esos son los de Woking.

Las bonitas luchas que nos han deparado Jenson Button y Lewis Hamilton no nos las protagonizarán ni Mark Webber y Sebastian Vettel ni Felipe Massa y Fernando Alonso. En ambos casos, tanto Ferrari como Red Bull tienen claramente definidos sus roles de primer piloto y segundo piloto, a pesar de que desde la escudería de las bebidas energéticas nos quieran vender la moto de esa presunta igualdad. En el pasado Gran Premio de Gran Bretaña se les vio el plumero y quedaron en evidencia.

La igualdad en McLaren y las espectaculares luchas que depara

En estos últimos dos años Jenson Button y Lewis Hamilton se han enfrentado en pista varias veces. Exceptuando alguna que otra extraña escasez de gasolina la temporada pasada, en todas las ocasiones las luchas entre ambos han sido de lo más limpias y espectaculares. Los dos han tenido carta blanca a la hora de batallar con su compañero de equipo. Un lujo vamos.

El único lunar seguramente sea el incidente del Gran Premio de Canadá de este año, cuando Hamilton apuró demasiado e intentó un adelantamiento al límite. Su compañero, que no le vio, o no quiso verle, le empujó hacia el verde, con el resultado del abandono de Hamilton y del neumático trasero izquierdo pinchado en el caso de Button. Hasta las mejores familias tienen problemillas de vez en cuando.

A diferencia del Gran Premio de Canadá, tanto en el Gran Premio de China como en el reciente Gran Premio de Hungría las luchas se resolvieron sin problemas. El que venía por detrás no encontró impedimentos desde el muro. A nadie se le cortaron las alas por radio. La pista dictó sentencia y salió vencedor el que se lo ganó sobre el asfalto. Siempre dejándose espacio entre ellos, dando la impresión de hoy te toca a ti, mañana me tocará a mí.

La igualdad en McLaren y las espectaculares luchas que depara

Esta reflexión viene a colación de los diferentes planteamientos de Ferrari, McLaren y Red Bull. Los italianos es sabido que tienen a Fernando Alonso como número uno y Felipe Massa como escudero. Red Bull presume de tratar por igual a Mark Webber y Sebastian Vettel, aunque en Silverstone ya se vio como se las gastan. A día de hoy, de las tres escuderías punteras, los únicos que tratan de no favorecer a un piloto por encima de otro son los de McLaren. Lo de Red Bull, ¡paparruchas!

Desde siempre el primer rival de un piloto ha sido su compañero de equipo. Una lucha de tú a tú entre los dos miembros de una escudería es de lo más bonito y espectacular que se puede ver en una carrera de Fórmula 1. Dos pilotos con prácticamente el mismo material. Es en esos instantes en los cuales el talento y las manos verdaderamente salen a relucir.

Es una verdadera pena que las escuderías le pongan freno. Que tomen nota de los buenos momentos que nos han deparado Jenson Button y Lewis Hamilton, que, a excepción del incidente del Gran Premio de Canadá, deberían de servir de ejemplo para Ferrari y Red Bull. Una auténtica lucha entre caballeros en la que ninguno se guarda nada, y que, como se vio en Hungaroring, han pasado página de lo acontecido en Montreal. Chapeau para ellos y para McLaren. Así da gusto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos