Compartir
Publicidad

La crisis económica no va con la Fórmula 1

La crisis económica no va con la Fórmula 1
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para que luego digan que hay crisis. Los ingresos de la Fórmula 1 ascenderán a 1.789 millones de dólares este año, o lo que es lo mismo, alrededor de 1.220 millones de euros al cambio. Esa es la cantidad estimada que ingresará Formula One Group, formado por Formula One Management, Formula One Administration y Formula One Licensing BV, este año 2011.

El canon para albergar grandes premios, que el año pasado supuso un total de 568 millones de dólares, previsiblemente será la fuente de ingresos de mayor crecimiento. ¿A alguien le extraña? Con lo que le gusta exprimir a Bernie Ecclestone a los interesados en celebrar carreras de la Fórmula 1. Todo esto en un contexto de crisis económica mundial, algo a lo que el pequeño Warhol vive ajeno. Crisis, ¿qué crisis?

Haciendo números, sale que cada gran premio paga, de media, prácticamente 30 millones de dólares para acoger una carrera de Fórmula 1. Casi 20 millones de euros a día de hoy por la celebración de una prueba de la categoría reina del motor. No conforme con las cantidades que se barajan, Bernie Ecclestone está en continuas negociaciones con varios organizadores para aumentar los ingresos, véase los casos de Australia, Singapur, Spa, Turquía o Valencia.

El mayor desembolso para formar parte del gran circo se eleva a 50 millones de dólares, y se espera que aumente hasta los 100 millones de dólares para finales de esta década. Un auténtico disparate. Por otra parte, los ingresos totales del grupo que controla la Fórmula 1 se prevee que crezcan hasta los 2.000 millones de dólares en 2012 y que alcancen los más de 3.250 millones de dólares en 2016.

Que el negocio marche viento en popa y a toda vela debería redundar en beneficio de las escuderías participantes, que se reparten el 50% de los ingresos. No creo que estas últimas tengan muchas quejas respecto a la gestión del pequeño tirano al frente de la Fórmula 1, ya que, indirectamente, también salen beneficiadas de las agresivas tácticas negociadores de éste. Bien es cierto que siempre hay alguna voz discordante a la que le parece poco lo que le toca en el reparto.

Vía | F1Fanatic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos