Compartir
Publicidad

Kimi Raikkonen, ¿por qué dejaste la Fórmula 1?

Kimi Raikkonen, ¿por qué dejaste la Fórmula 1?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El campeón del mundo de la Fórmula 1 de 2007 ha sido uno de sus últimos genios incomprendidos del gran circo. Bien es cierto que Kimi Raikkonen nunca estuvo demasiado cómodo con tanta expectación mediática a su alrededor. Para un piloto introvertido y al que no le gusta que los medios le den la brasa, la categoría reina del motor no era el escenario ideal. Hecho que se confirmó al dar el salto al WRC desde que rescindió su contrato con Ferrari en 2009.

La verdad es que ha sido una pena que un grandísimo piloto como el finlandés abandonara la Fórmula 1. En mi opinión es uno de los mejores que han pasado por la categoría. Un detalle que lo demuestra son su campeonato y sus dos subcampeonatos, amén de una infinidad de vueltas rápidas. En esta última estadística sólo es superado por Michael Schumacher y Alain Prost. A pesar de todo éste prefirió olvidarse del circo mediático montado alrededor de dicha competición y divertirse en el WRC, y ahora también en la NASCAR.

Aviso para navegantes: esta entrada tiene una longitud considerable, así que aquellos que tengan ganas de acompañarnos en el repaso a parte de la vida deportiva de un genio como Kimi Raikkonen, lo mejor es que se pongan cómodos y se tomen su tiempo para leer.


Kimi Raikkonen, ¿por qué dejaste la Fórmula 1?
Kimi Raikkonen en sus inicios en la Fórmula 1 con Sauber

El debut del piloto finlandés en la Fórmula 1 se produjo en 2001 a los mandos del Sauber. Por aquel entonces Max Mosley y algunas personas más tenían serias dudas acerca de la conveniencia de darle la súperlicencia a alguien que sólo tenía a sus espaldas 23 carreras. Poca experiencia la verdad, pero que le había servido para ganar la Fórmula Renault UK dos veces, una en su temporada invernal y otra en la temporada regular. Al final no pasó nada extraño y con poco más de 21 años Kimi Raikkonen pasaba a formar parte de la reina de las competiciones de motor.

El estreno fue en el Gran Premio de Australia de 2001. Partía en la decimotercera posición de la parrilla de salida, un resultado esperanzador para un debutante. A sólo media hora del inicio de la prueba, con todo el alboroto que se produce en esos momentos, los de Sauber echaban en falta a alguien, Raikkonen. Su ingeniero de pista acabó dando con él en un cuarto de su garaje, ¡estaba dormido! El finlandés tuvo que interrumpir su sueñecito para acabar sexto, puntuando en su primera carrera de la Fórmula 1. Un resultado que no iba a ser la excepción esa temporada; el finlandés puntuó otras cuatro veces ese año para concluir con 9 puntos en décima posición en la clasificación. Nada mal para su primera temporada.

El notable desempeño de ese 2001 no pasó desapercibido para Ron Dennis, que se lo llevó a McLaren-Mercedes en 2002. Mika Hakkinen había decidido tomarse un año sabático, y que mejor que su compatriota, el prometedor Kimi Raikkonen, como sustituto. El joven finlandés daba el salto a una de las grandes en su segundo año en el gran circo.

Kimi Raikkonen, ¿por qué dejaste la Fórmula 1?
El precioso McLaren MP4-20 de Kimi Raikkonen

Un lustro iba a estar en la escudería angloalemana. En esos cinco años dos veces quedó subcampeón, en 2003 y en 2005. Poco le faltó para alzarse con el mundial en 2003, sólo dos puntos le separaron de Michael Schumacher al final de la temporada. Fernando Alonso quedó más lejos en 2005, año en el que la escasa fiabilidad del McLaren-Mercedes MP4-20 y el mal inicio de temporada de la escudería le condenaron. Todo ello a pesar de que a raíz de las evoluciones el monoplaza se convirtiera en el más competitivo de todos en la segunda mitad del año.

Pasados esos cinco años en McLaren-Mercedes, en 2007 hizo las maletas y se marchó a Ferrari. Michael Schumacher había decidido tomarse un descanso y Kimi Raikkonen vino a reemplazarle. Su salario anual superaría los 30 millones de euros, convirtiéndole en el piloto de Fórmula 1 mejor pagado.

Los inicios en la escudería italiana fueron bastante buenos, pero una serie de malos resultados encadenados prácticamente le descartaron de la lucha por el título. Éste se había convertido en una pelea de gallos entre los compañeros de equipo de McLaren-Mercedes, Fernando Alonso y Lewis Hamilton. Como se suele decir, a río revuelto ganancia de pescadores. Kimi Raikkonen realizó una gran segunda mitad de temporada, lo que le permitió llegar a las últimas carreras con opciones matemáticas de cara al mundial. Al final, y debido a los problemas internos de la escudería rival, el finlandés fue el que se alzó con el título de pilotos, dejando a los McLaren-Mercedes compuestos y sin novia. El que menos papeletas tenía de ganar el mundial fue el que finalmente logró el entorchado.

Kimi Raikkonen, ¿por qué dejaste la Fórmula 1?
Hamilton y Raikkonen después del incidente en el pitlane del GP de Canadá 2008

Habiendo logrado el título, el finlandés cumplía con el sueño de cualquier piloto de Fórmula 1. Las malas lenguas dicen que a raíz de ello Kimi Raikkonen perdió gran parte de la motivación que le empujaba a competir. Las temporadas de 2008 y 2009 no fueron ninguna maravilla, ya fuera por la apatía que mostró el finlandés o por lo mediocre que resultó ser el Ferrari F60.

Ese 2008 dejó una de las pocas veces, sino la única, en la que se le ha visto enfadado, o, cuanto menos, contrariado. En el Gran Premio de Canadá de 2008, el coche de seguridad hacía acto de presencia debido al accidente que sufrió Adrian Sutil y que causó que su monoplaza se incendiara. Lewis Hamilton entraba el primero en el pitlane, con Kimi Raikkonen y Robert Kubica a su zaga. A la salida del mismo, el finlandés fue más rápido que el inglés y que el polaco, pero el semáforo se encontraba en rojo. En ese preciso instante no estaba permitido abandonar el pitlane y tocaba hacer cola.

Tanto el Ferrari como el BMW-Sauber se detuvieron al ver el semáforo. El problema vino cuando el McLaren-Mercedes no se percató de este detalle y embistió al monoplaza rojo. Resultado, abandono de ambos y cara de pocos amigos del finlandés. La imagen que muestra a Raikkonen señalando el semáforo a Hamilton habla por sí sola. No recuerdo a éste haciendo este tipo de gestos en su periplo en el gran circo. Lewis Hamilton había conseguido lo que nadie hasta entonces, que Iceman se molestara.


De 2009 nunca olvidaré el Gran Premio de Malasia de 2009. Caía un aguacero de aúpa en Sepang y la carrera se hallaba detenida en la vuelta 31 debido a una bandera roja. Los pilotos se encontraban debatiendo sobre si procedía reanudar la carrera, o, por el contrario, lo mejor era suspenderla.

Las imágenes de la retransmisión nos mostraron a un Kimi Raikkonen ajeno al caos, paseando por el motorhome de Ferrari helado en mano y yendo a la nevera a por una Coca-Cola. El finlandés no mostraba la más mínima preocupación por la carrera. Parecía que le daba igual si se volvería a correr o no, él tenía muy claro que el fin de semana se había acabado para él.

Respecto a los motivos de su comportamiento hay varias versiones. Unos dicen que su actitud fue debida a que estaba convencido de que la carrera no se iba a reanudar; otros, que lo hizo en señal de protesta por el error que había cometido la escudería al montar en su monoplaza los neumáticos de lluvia extrema antes de tiempo. Lo que está claro es que es una de las escenas inolvidables de los últimos tiempos del gran circo.

raikkonen.jpg
¿Qué ha pasado?

Al año siguiente, en 2010, no se sabe muy bien si forzado por la llegada de Fernando Alonso a Ferrari, si porque prefería dejar la Fórmula 1 y probar otras disciplinas, o por una mezcla de ambas, Kimi Raikkonen puso rumbo a los rallyes, concretamente al WRC. Se rumoreó que las negociaciones con McLaren-Mercedes no llegaron a buen puerto, y también se le relacionó con Mercedes GP y Toyota, opciones que por un motivo u otro no llegaron a buen puerto.

El finlandés recaló en el Citröen Junior Team y terminó su primera temporada en los rallyes en décima posición con 25 puntos. Un año bastante normalito, donde Kimi Raikkonen acaparó más titulares de los deseados debido a sus incidentes, con algún que otro vuelco y vuelta de campana. Es lo que tiene ser una figura mediática de la Fórmula 1 en el WRC, todo se tiende a magnificar.

De cara a 2011 la marca de los chevrones liquidó su equipo satélite y se centró en apoyar a los equipos privados creados en torno a él, el del finlandés, Ice 1 Racing, siendo uno de ellos. Este año además ha decidido cruzar el charco para participar en la NASCAR, algo que podrá compaginar con el WRC.

A todo esto, Kimi Raikkonen no descarta volver a la Fórmula 1 en el futuro. Las preguntas son, ¿volverá al gran circo? O por el contrario, ¿seguirá pasándoselo bien en otras competiciones? Un servidor la verdad es que le echa de menos en la Fórmula 1, estoy convencido de que daría mucha guerra a los Sebastian Vettel, Lewis Hamilton, Fernando Alonso y cía.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos