Compartir
Publicidad

Kevin Harvick se hace con la Coke 600 en Charlotte

0 Comentarios
Publicidad

Tras el parón para la disputa del All-Star, la NASCAR volvió el pasado domingo al Charlotte Motor Speedway para la disputa de la octava cita de la temporada, la Coke 600. La carrera más larga de la temporada, 600 millas, era además una fecha especial ya que coincidía (el último lunes de mayo) con el Memorial Day o Día de los Caídos, una cita que muchos equipos y patrocinadores aprovechan para homenajear a sus fuerzas armadas mediante decoraciones de lo más patrióticas.

En lo meramente deportivo, Kasey Kahne, gran dominador de la carrera vio como una bandera amarilla le quitaba la victoria a falta de 18 vueltas cuando marchaba con más de seis segundos de ventaja sobre el resto. Mientras Kahne se mantenía el pista, el resto de pilotos que estaba en la vuelta del líder decidían entrar en boxes y cambiar al menos dos ruedas. Una decisión que, a la postre, sería la acertada y que permitiría a Kevin Harvick hacerse con la victoria.

Uno de los momentos de la carrera lo protagonizó una spider-cam. Uno de los cables se vino abajo hiriendo a 10 espectadores y dañando tres coches, principalmente el de Kyle Busch que se "comió" el cable cuando marchaba líder. La carrera estuvo parada durante dos hora, tiempo necesario para que se desmontara el resto de cableado y para que los equipos pudieran reparar sus vehículos y continuar la carrera en la misma posición.

La nota curiosa de la Coke 600 fue el incidente en el que Ricky Stenhouse Jr empujó de la carrera a su actual pareja, Danica Patrick y al actual campeón, Brad Keselowski. La gran pregunta es si discutieron el movimiento tras la carrera.

En la general, Jimmie Johnson continúa líder con una cómoda diferencia de 32 puntos sobre un renacido Carl Edwards. Merced a una gran temporada y a sus tres victorias, Matt Kenseth es tercero. Clint Bowyer y Kasey Kahne completa el Top5.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio