Compartir
Publicidad
Publicidad

Honda da las primeras señales de recuperación en las pruebas del Super GT en Suzuka

Honda da las primeras señales de recuperación en las pruebas del Super GT en Suzuka
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Después de un inicio de año para olvidar con una terrible falta de fiabilidad y sin ritmo para luchar con los rivales, Honda comienza a dar las primeras señales de una posible recuperación en el Super GT con el mejor tiempo de los dos días de pruebas de esta semana en el circuito de Suzuka. La principal categoría de coches carrozados en Japón ha estado esta semana en el popular trazado propiedad de Honda para preparar la cita estrella del año; los 1000km de Suzuka.

En tres de las cuatro sesiones de los dos días de pruebas encontramos un Honda en primera posición, repartiéndose el honor el Honda Keihin que ha marcado el mejor tiempo de la semana con el siempre espectacular Raybrig. No solo eso, sino que cuatro de los cinco Honda han estado entre los diez coches más rápidos de la semana, con solo el coche de Nakajima Racing en la cola, lastrado por los neumáticos Dunlop que año tras año siguen sin rendir como esperan.

En la zona alta de la clasificación, encontramos también al Lexus Petronas, el primer coche del equipo TOM'S, que también ha tenido un principio delicado sin Kazuki Nakajima (a excepción de la cita inaugural en Okayama en la que sí estuvo), que se centró más en la preparación para las 24 horas de Le Mans. Los grandes derrotados de la semana parecen ser los Nissan GT-R, que después del gran rendimiento en las últimas carreras con dos victorias sobre tres carreras, se han quedado por debajo de los Lexus y Honda.

De hecho, resulta curioso ver que el Nissan más veloz ha sido el del equipo Kondo Racing, que monta neumáticos Yokohama. Suzuka suele dar sorpresas con los neumáticos y si el año pasado los Michelin fueron los más competitivos, este año los Bridgestone parecen tener el mejor compuesto aunque Yokohama podría dar la sorpresa. Este año, el constructor que equipa a la mayoría de GT300 y solo a dos GT500 parece estar más en forma y no sería de extrañar que en Suzuka pudieran sorprender.

Precisamente en GT300, Michelin da el golpe con su único coche. El Subaru BRZ que tan bien rindió en Suzuka en 2013 vuelve a las andadas y casi baja de los dos minutos. Le han seguido de cerca (¡y tan de cerca, a una sola milésima!) el BMW Z4 de LM Corsa, con el otro BMW Z4 en pista justo detrás. A destacar también el buen rendimiento del Toyota Prius y del McLaren MP4-12C que seguramente se jubile este año ya que McLaren tiene una versión GT3 que podría reemplazar al actual JAF-GT. Para el Super GT, la próxima carrera no llegará hasta el 20 de julio, en Sugo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos