Compartir
Publicidad
Publicidad

Hamilton gana en Japón y tiene el título en el bolsillo

Hamilton gana en Japón y tiene el título en el bolsillo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como sucediera ya el año pasado, Japón ha decidido prácticamente el Campeonato del Mundo 2007. Si hace un año Schumacher rompía el motor de su Ferrari en Suzuka, hoy Alonso ha tenido que ver el final de la carrera desde su box.

La lluvia ha convertido el GP de Japón de hoy en una lotería y mientras Alonso ha acabado fuera de la pista contra el muro, su compañero y rival Lewis Hamilton ha ganado la carrera y a falta de dos pruebas para la conclusión del Campeonato tiene medio título en el bolsillo. El británico ha logrado su cuarta victoria de la temporada y ahora cuenta con 12 puntos de ventaja sobre Alonso.

En una carrera que ha comenzado con el coche de seguridad en pista, que se ha mantenido durante 20 vueltas, la emoción se ha hecho esperar casi media hora, pero en cuanto la carrera se ha relanzado la verdad es que no nos hemos aburrido. El circuito de Fuji era una piscina, la visibilidad de los pilotos cuando rodaban por detrás de otro coche era nula y los incidentes eran solo cuestión de tiempo.

Y precisamente los dos líderes de la carrera, Hamilton y Alonso, han sufrido un incidente cada uno, pero con consecuencias muy distintas. Mientras Kubica sacaba de la pista a Hamilton al intentar adelantarle, pero el británico volvía a pista sin problemas, Vettel hacía segundos después lo mismo con Alonso, pero en cambio, el MP4-22 del piloto español quedaba seriamente dañado en uno de sus laterales...

Eso le permitía a Hamilton abrir hueco en cabeza de carrera y distanciar a Alonso, que a pesar de tener el coche muy mermado, volvía a ir rápido. Pero en la vuelta 41 y cuando el español rodaba en quinta posición, su McLaren hacía aquaplaning y se iba contra el muro. Ahí se acababa su carrera y gran parte de sus opciones al título. El propio Alonso reconocía que "ahora hay que esperar un milagro" en forma de abandono de Hamilton.

Al margen de que la fortuna hoy le ha acompañado, Hamilton una vez más ha demostrado ser un virtuoso del volante. Era su primera carrera sobre mojado en la Fórmula Uno y la verdad es que no se ha notado. El piloto británico ha superado la situación con un sobresaliente y en China dentro de una semana puede coronarse Campeón.

En el podio le han acompañado dos finlandeses, Heikki Kovalainen y Kimi Raikkonen. Las numerosas salidas de pista e incidentes han permitido a ambos llegar a estos puestos de privilegio. Sobre todo en el caso del piloto de Ferrari, que ha tenido que realizar hasta tres paradas en boxes al haberse equivocado claramente en el inicio de la carrera al montar neumáticos intermedios en lugar de los de mojado extremo. Aún así, ambos han ido escalando posiciones y al final nos han deparado un duelo espectacular por la segunda posición.

Kovalainen se ha defendido con uñas y dientes de los ataques de Raikkonen, que se metía de lleno en su estela una y otra vez, pero que finalmente ha tenido que conformarse con el tercer puesto. El de hoy es el primer podio del piloto de Renault en la Fórmula Uno. Otro debutante que está brillando con luz propia en este Mundial.

El cuarto puesto ha sido para David Coulthard, que ha sido de los pocos que hoy se ha librado de los incidentes y que también se ha visto claramente favorecido por el incidente entre su compañero Webber y el Toro Rosso de Vettel, que cuando el coche de seguridad entraba en pista tras el accidente Alonso, se tocaban y acababan ambos fuera de carrera. En esta ocasión también, como en el caso de Alonso, Vettel ha cometido un error y ha sacado de la pista al australiano.

El resto de posiciones en los puntos han sido para Giancarlo Fisichella, quinto, seguido por Massa, que en una última vuelta extraordinaria le ha arrebatado el sexto puesto a Kubica, que ha concluido séptimo. El último punto ha sido para el Toro Rosso de Vittantonio Luizzi.

En resumen, una carrera que para algunos debería haberse suspendido, ya que las condiciones eran realmente malas, pero que lo cierto es que se ha corrido y ha sentenciado prácticamente el título. Alonso había repetido muchas veces que un abandono suyo o de Hamilton en estas últimas carreras sería decisivo y le ha tocado al español. Quedan dos carreras, pero Hamilton huele más que nunca a Campeón.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos