Compartir
Publicidad
Publicidad

Gran Premio de Canadá 1978: Gilles Villeneuve estrena el circuito de Montreal con su primera victoria

Gran Premio de Canadá 1978: Gilles Villeneuve estrena el circuito de Montreal con su primera victoria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando la Fórmula 1 llegó al circuito de Montreal en la Île de Notre-Dame para el Gran Premio de Canadá de 1978, poco podían imaginarse que casi 40 años más tarde, no habría habido otra carrera de la categoría reina en su país en otro circuito. Conocido entonces como Circuit Île Notre-Dame, más tarde pasaría a llamarse Circuit Gilles Villeneuve en honor al primer ganador de un Gran Premio de Canadá en Montreal. El pequeño canadiense que estrenó también así su palmarés.

El campeonato de 1978 llegaba completamente decidido con los títulos firmados ya por Mario Andretti y Lotus en las categorías de pilotos y constructores. Más en Lotus no podía haber alegría después del accidente de Monza y el posterior desenlace en forma de la muerte del espectacular y querido Ronnie Peterson. Para terminar el año, Lotus había fichado a Jean-Pierre Jarier para pilotar uno de sus Lotus 79, aunque no con el número 6 de Ronnie sino con el 55. Jarier había sido semi-competitivo en el pasado con Shadow pero estaba lejos de ser un primera espada.

Jarier había obtenido dos pole positions en el pasado; en 1975, en un momento dulce de Shadow. En Argentina, primera carrera del año, no pudo ni siquiera tomar la salida tras un problema técnico en el warm-up. En Brasil, en la siguiente carrera, abandonó cuando estaba dominando. Dos resultados en los puntos y un total de dos puntos y medio separaban esta segunda pole de la sorprendente tercera que obtuvo en Canadá en 1978. En efecto, el francés aprovechó la oportunidad y tras la lluvia del viernes, el sábado se hizo con la posición preferente en la parrilla de salida.

Salida GP Canadá 1978

Así pues, los 22 participantes tomaban la salida el domingo ocho de octubre con Jarier a la cabeza, seguido de Jody Scheckter que disputaba su última carrera con Wolf y Gilles Villeneuve, que partía tercero. Mario Andretti con el coche campeón solo había podido ser noveno, con el Williams, los Brabham y el Fittipaldi del gran Emerson Fittipaldi en medio. También competía en ese gran premio un jovencísimo Nelson Piquet con un tercer Brabham-Alfa Romeo.

En la salida, Alan Jones sorprendió a los rivales y se situó en segunda posición. Tras algunas salidas de pista como la de Fittipaldi en la primera vuelta y el toque de Andretti con John Watson junto con el abandono de Niki Lauda, Jarier llegaba a tener veinte segundos de ventaja sobre Jones. Siendo el Williams aún un coche de segunda fila, la presencia del australiano ralentizaba a los rivales que venían por detrás. No fue hasta la vuelta 18 cuando Scheckter adelantó al Williams, con Villeneuve siguiendo una vuelta más tarde.

Eventualmente, en la vuelta 25, Villeneuve adelantó a su futuro compañero de equipo, mientras que su aún compañero Carlos Reutemann daba cuenta de Jones y era ya cuarto. Con todo esto, la ventaja de Jarier seguía siendo abrumadora, pasando del medio minuto, y la carrera había pasado los dos tercios. Lotus ganaría otra carrera, esta vez con un tercer piloto después de haberlo hecho Mario Andretti y Ronnie Peterson durante la temporada. Era una muestra de poderío de Lotus y su modelo 79.

Jean-Pierre Jarier 1978 GP Canadá

Eso debió ser lo que todos pensaban pero cuando Jacques Laffite con el Ligier se desdobló del líder de carrera, quedó claro que algo fallaba. En la vuelta 49, el coche que iba en cabeza se quedaba parado de forma dramática para su piloto, sin presión de aceite. Algo había perforado el radiador y aunque Jarier sobrevivía a las gomas empapadas de aceite, el coche no podía sin el radiador. Tres poles, dos arrancadas y dos retiradas yendo en cabeza. Por lo menos, esta actuación le valdría a Jarier el firmar para Tyrrell de cara a 1979 y tener su mejor temporada... aunque también fuera sin victorias.

Los aficionados canadienses gritaban de emoción, con un piloto local tan emocionante como Villeneuve en primera posición. El popular "québécois" tenía una ventaja segura que le permitiría llegar hasta el final sin apuros y tomar su primera victoria en la Fórmula 1, causando el delirio entre el público. Hasta la propia Canadá parecía dar la bienvenida al Olimpo de la Fórmula 1 a su piloto, con unos tímidos copos de nieve que hacían que ese momento fuera aún más especial para los canadienses, más suyo.

En cierta forma, era un podio Ferrari al 100% ya que Scheckter, que ya había firmado con el equipo italiano para 1979 mantuvo el segundo puesto y Carlos Reutemann con el otro 312 T3 fue tercero. La zona de puntos la completaron Riccardo Patrese con el Arrows, Patrick Depailler con el Tyrrell y Derek Daly, que conseguía sus primeros puntos y también los del equipo Ensign. La Fórmula 1 terminó la temporada de 1978 con un nuevo ganador; un hombre que sería uno de los protagonistas en 1979 y que, como todos sabemos, acabó dando nombre al circuito donde ganó por primera vez.

Podio GP Canadá 1978
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos