Compartir
Publicidad
Publicidad

Gran Premio de Alemania 1994: Gerhard Berger termina la sequía de victorias de Ferrari

Gran Premio de Alemania 1994: Gerhard Berger termina la sequía de victorias de Ferrari
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gran Premio de Alemania de 1994 prometía ser una fiesta para Michael Schumacher. El piloto alemán había ganado seis de las ocho carreras y en las que no había triunfado, había terminado en segunda posición (aunque fue descalificado en Silverstone). Esto le daba 66 puntos por 39 de Damon Hill. Se esperaba que el alemán luchara por la victoria aún a pesar de la menor potencia del motor Ford con respecto a los Renault V10 y a los Ferrari V12.

Pero al final, el destino tenía otros objetivos y fue Gerhard Berger, quien se impuso en una carrera caótica para terminar la sequía de victorias de Ferrari, que no había ganado ningún gran premio de Fórmula 1 desde el Gran Premio de España en 1990. Casi cuatro años sin triunfos para un equipo que empezaba a dar señales de recuperación bajo el liderazgo de cierto francés llamado Jean Todt. Además, ninguno de los contendientes por el título puntuó, dando un resultado final curioso.

La primera sorpresa la dieron los Ferrari en la sesión clasificatoria. La potencia del espectacular V12 propio le dio a la escudería de Maranello las dos primeras posiciones en parrilla, con Gerhard Berger casi medio segundo más rápido que Jean Alesi. El austríaco estaba en una forma excelente y sería un candidato a la victoria. Había que esperar hasta la segunda fila para encontrar a los candidatos por el título, con Damon Hill tercero y Michael Schumacher. La otra sorpresa la daban los Tyrrell, aprovechando la potencia del motor Yamaha para situar a Ukyo Katayama en quinta posición y a Mark Blundell en séptima.

Salida GP Alemania 1994

La salida es recordada por ser una de las más caóticas de la historia de la Fórmula 1. Ni diez segundos pasaron antes de que el primer incidente ocurriera en la parte trasera del pelotón. Alex Zanardi y Andrea de Cesaris se tocaron y al trompear, impactaron con los coches de Michele Alboreto y Pierluigi Martini. Minardi era la primera víctima doble. Por delante, Mika Häkkinen trompeaba tras ser golpeado por David Coulthard y creaba una situación dantesca detrás. Mark Blundell frenó para evitar el McLaren del finlandés y eso causó que Eddie Irvine le embistiera.

Rubens Barrichello sí pudo evitar el coche... pero para hacerlo tuvo que salir de pista, quedando clavado en la gravilla. Entre estos toques, se contabilizaban diez abandonos, más el de un Jean Alesi cuyo coche se quedó parado tras la primera curva con evidentes problemas eléctricos. Esto dejaba a Berger en cabeza seguido por un más que inspirado Katayama, que veía en esta carrera la oportunidad de su carrera deportiva. Michael Schumacher no tardó en dar cuenta del japonés, que tuvo un ligero toque con Damon Hill en la primera vuelta que dejó al británico con una suspensión tocada.

Schumacher empezó una presión sobre Berger que duraría prácticamente media carrera hasta que el Benetton tuvo que retirarse con problemas de motor. Por detrás, Katayama aguantaba la tercera posición por apenas unas vueltas. A pesar de ser más veloz que los rivales y tener una posición en el podio asegurada en términos de ritmo, problemas con el acelerador arruinaron su carrera en la sexta vuelta. Pero antes del abandono del primer piloto de Benetton, su compañero de equipo sería protagonista de otra imagen ya histórica.

Jos Verstappen 1994 Hockenheim incendio

Cuando Jos Verstappen paró para repostar (proceso recuperado para la temporada 1994) en la vuelta quince, poco se podía imaginar lo que iba a suceder. En el momento de conectar la manguera con el Benetton B194, algo de carburante se derramó sobre la caliente carrocería del coche. Pocos segundos después había combustión y una bola de fuego tragó el coche junto con su piloto y varios mecánicos. El personal del equipo Benetton pudo escapar del fuego, mientras Verstappen quedaba atrapado en el coche, intentando salir.

Finalmente Verstappen "solo" sufrió quemaduras leves alrededor de los ojos (tenía la visera levantada en el momento del repostaje) y milagrosamente, no hubo ningún otro herido. La carrera continuó y tras el obvio abandono del holandés, David Coulthard y Martin Brundle se retiraron por problemas técnicos antes de Schumacher. Tras el astro alemán, también tuvieron que abandonar los dos Simtek por problemas técnicos. Mientras tanto, Gerhard Berger podía rodar tranquilo hacia una victoria única pero más que bienvenida. El podio lo completaron los dos sorprendidos pilotos de Ligier.

Se trata de Olivier Panis y Éric Bernard, en la última vez que dos pilotos se han subido al podio por primera vez en el mismo gran premio (pudo haber sucedido en Australia este mismo año pero estadísticamente no se cumple el hecho tras la descalificación de Daniel Ricciardo). Para Panis era el primero de varios, mientras que para Bernard, ese sería también el último de su carrera deportiva en la Fórmula 1. Curiosamente, fueron los últimos puntos de Bernard... y los primeros de Panis. Christian Fittipaldi y Gianni Morbidelli dieron otra gran alegría a Footwork, con Érik Comas completando la zona de puntos para Larrousse.

Gerhard Berger 1994 Hockenheim - Llegada
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos