Compartir
Publicidad
Publicidad

GP de China 2010: Fernando Alonso, cuarta posición que sabe a victoria

GP de China 2010: Fernando Alonso, cuarta posición que sabe a victoria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tan pronto como vimos la gran salida de Fernando Alonso vimos la que, para mí, es la imagen del fin de semana. Charlie Whitting señalaba al Ferrari F10 del asturiano en clara evidencia de que se había adelantado a la salida. A partir de eso momento la carrera de Alonso se ponía en entredicho y sólo una sucesión de eventos podrían desembocar en un buen resultado.

Pero cosas de la vida, el Gran Premio de China de 2010 ha sido una de las carreras más locas de los últimos años. Ya desde el comienzo, la posibilidad de lluvia era evidente. Las gotas mojaban los monoplazas y no tardaríamos mucho en comprobar que la lluvia iba a ser un factor importante en la carrera de Fernando Alonso.

Entrada en boxes para poner neumáticos intermedios y una vuelta después, de nuevo al pit-lane a cumplir su sanción por adelantarse a la salida. La presencia del safety-car en pista, le ayudaba en parte. Aunque estaba al fondo de la parrilla, estaba dentro del pelotón por lo que podría recuperar posiciones en batalla de tu a tu, no en una batalla por el tiempo.

Para cuando la pista ya comenzaba a secarse, el Ferrari ya estaba rozando las posiciones de puntos. De nuevo zafarrancho. Todos dentro para montar neumáticos de seco. La carrera estaba loca y no nos podíamos descuidar ni un momento. Es más, las posiciones de carrera eran meramente números a los que no debíamos hacer demasiado caso. En el caso del asturiano, todo ventajas.

Mención aparte requiere el adelantamiento que Fernando Alonso realizaba en el carril de entrada al pit-lane a su compañero Massa. En el caso de Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, era una batalla, pero no veo muy claro el adelantar a un compañero de esas maneras. Creo que los problemas en una escudería nacen de situaciones como esta. Tener que estar 8 o 9 segundos parado mientras le cambian las ruedas a tu compañero es lo que ha hipotecado la carrera de Felipe Massa. No creo que el brasileño esté muy contento hoy.

Ya había pasado tres veces por boxes, pero aún faltaba más movimiento para los mecánicos. De nuevo, la lluvia volvía a aparecer y esta vez para quedarse. Las gotas anteriores no eran nada, y la pista se mojaba. De nuevo, Fernando Alonso tenía una oportunidad que le hacía salir a flote. El golpe de gracia lo recibía en el momento en que salía por segunda vez el safety-car. Alonso veía como la distancia con respecto a los cuatro de cabeza desaparecía.

Al final, la cuarta posición sabe mejor que una victoria. Esta vez sí, la frase que con carreras como esta no se ganan campeonatos pero al menos no se pierden, tiene más razón que nunca. Ahora el problema es un tal Jenson Button y los McLaren que van endiabladamente rápidos. Y de paso, de un plumazo se ha cargado a Felipe Massa de la ecuación. Carrera “perfecta”.

En Racingpasión | GP de China 2010

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos