Compartir
Publicidad
Publicidad

Fernando Alonso sigue en su línea con un Ferrari que no tiene lo que hay que tener

Fernando Alonso sigue en su línea con un Ferrari que no tiene lo que hay que tener
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hemos visto a Fernando Alonso en la salida y le hemos vuelto a ver de nuevo tras cruzar la línea de meta. En realidad, es una exageración, ya que el asturiano ha tenido sus momentos en carrera pero lo cierto es que en medio de la tormenta metafórica por la que pasa Ferrari, el bicampeón del mundo sigue en su línea, terminando en una sexta posición que pudo haber sido mucho peor de no haber sido por los problemas de los pilotos de delante.

Fernando Alonso partía desde la séptima posición y en la salida se ha visto superado por Jean-Eric Vergne, relegándole a la octava posición. El piloto de Ferrari ha aguantado el ritmo tanto como ha podido pero le ha sido imposible adelantar al francés hasta la primera parada a boxes, cuando ha vuelto a pista por delante del Toro Rosso. En ese entonces, se iba destacando ya del otro Ferrari, el de Kimi Räikkönen, a quien sigue dominando carrera tras carrera.

Si Alonso ha estado hoy desaparecido de la carrera (como en Mónaco), Räikkönen ha estado en pantalla por los motivos erróneos, cometiendo errores rodando solo. En cuanto a Fernando, quizás su mejor momento ha sido el adelantamiento sobre Valtteri Bottas, en la recta de meta y sin demasiadas complicaciones. Al final, ha conseguido mantenerle detrás pero se ha visto beneficiado por los problemas de Lewis Hamilton y el accidente de Felipe Massa y Sergio Pérez (aunque también es cierto que de no ser por él, quizás Jenson Button no habría adelantado al Ferrari).

Ferrari ha sufrido la falta de las mejoras que se habían traído para Canadá y que parecían funcionar bien en los entrenamientos libres. Sin ellas, Ferrari ha quedado más coja que de costumbre y se ha visto superada claramente por Williams todo el fin de semana y por Force India en carrera, además de los ya habituales Mercedes y Red Bull. En este sentido, es casi un milagro que con el quinto coche en carrera, se llegue a una sexta posición que no puede ilusionar a nadie.

Con los puntos conseguidos por el sexto puesto de Alonso y el décimo de Räikkönen y sin los puntos que iba a lograr Sergio Pérez, Ferrari se mantiene por delante de Force India en el campeonato. Una vez más, Ferrari tiene que agradecer a un Alonso que sin estar espléndido ha estado en su línea, correcto y sin cometer errores. Sin sus buenos resultados, la Scuderia estaría aún más hundida en la miseria y esto dice mucho a favor de un piloto que aunque no haya estado mucho en pantalla, ha hecho su trabajo. No se puede hacer más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos