Compartir
Publicidad

Fernando Alonso consigue un podio que sabe a gloria

Fernando Alonso consigue un podio que sabe a gloria
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de salir en décima posición, con casi todo en su “contra”, hoy Fernando Alonso ha sentado una de las bases para conseguir su tercer campeonato del mundo de Fórmula 1. Desde la salida, en la que ya ha conseguido recuperar dos posiciones, casi todo lo demás le ha salido a pedir de boca. Sólo un pero. Sergio Pérez le ha “robado” la segunda posición y tres puntos. Aún así, la tercera posición que ha conseguido Fernando Alonso hoy en el Gran Premio de Italia podría ser el primer paso para ratificar el título antes de tiempo.

¿Y por qué digo todo esto cuando aún faltan siete carreras? Cuestión de sensaciones. Quitando McLaren que va de menos a más, los principales rivales de Alonso que hasta hoy eran los Red Bull, han sucumbido a las largas rectas de Monza. Pero ahora toca analizar un poco más la carrera del asturiano.

Como hemos dicho, ya en la salida, Fernando Alonso recuperaba dos posiciones. No tardaba demasiado en superar a Kimi Raikkonen y Michael Schumacher y ponerse a la estela de Sebastian Vettel. La batalla con el alemán iba a ser importante ya que ambos eran primero y segundo en la clasificación. La lucha fue bonita e incluso nos regalaron un duelo en boxes con los dos pilotos rodando en paralelo.

Unas vueltas después comenzaría la pesadilla de Vettel. Alonso, con un coche superior, trataba de adelantar al piloto de Red Bull. Vettel se cerraba y mandaba al español hacia la agricultura. Fernando Alonso se quejaba por radio de la maniobra y a pesar de que en los primeros instantes de la carrera hubo una maniobra similar de Paul Di Resta y Bruno Senna que no fue investigada, en esta ocasión, los comisarios decidían investigar y posteriormente sancionar con un drive-trough (posteriormente tendría que abandonar). La lucha por el título daba un giro a favor de Alonso.

Y a partir de ahí todo a favor para Alonso. Por delante Massa no iba a plantear ningún problema. El brasileño era avisado de que su compañero venía por detrás y no tardaba demasiado en dejarle pasar. Las cosas incluso mejoraban cuando la bomba de la gasolina de Jenson Button decía basta. Alonso ya estaba segundo.

El pero, Sergio Perez, que con el depósito vaciándose y con gomas medias volaba y superaba a Felipe Massa. Pocas vueltas después, Alonso era presa fácil para el piloto de Sauber. Se perdían tres puntos que poco “importan” cuando hay 37 puntos de diferencia. Hoy Alonso está un paso más cerca del título y ya poco importa lo ocurrido la pasada semana en Spa.

En Motorpasión F1 | Gran Premio Italia Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio