Compartir
Publicidad
Publicidad

Felipe Massa, del género épico al dramático tras una actuación heróica con final desafortunado

Felipe Massa, del género épico al dramático tras una actuación heróica con final desafortunado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Felipe Massa ha sido hoy uno de los protagonistas en el Gran Premio de Canadá, con una carrera digna de admirar tanto por su ritmo como por la forma en la que ha luchado sobre todo durante la segunda mitad de carrera. Hoy se ha vuelto a ver a aquel Massa que adelantaba a dos coches en el ángulo en 2008, el que ha luchado hoy y marcaba los mejores tiempos de la carrera en cierto punto de la misma. Un Massa renacido que no se ha llevado recompensa tras un accidente en la última vuelta con Sergio Pérez.

Felipe Massa partía desde la quinta posición y aunque inicialmente su carrera ha sido tranquila y sin percances, pronto se convertía en protagonista por los problemas en su primera parada a boxes. Una vez más, el brasileño perdía tiempo durante el cambio de neumáticos en lo que empieza a convertirse en un clásico de la temporada 2014. A pesar de todo, lo mejor de la carrera para Massa estaba por llegar gracias a una estrategia bien cuadrada.

Inicialmente, Massa iba a parar algo más tarde por segunda vez pero tras el abandono de Lewis Hamilton y los problemas de Nico Rosberg, en Williams fueron hábiles y llamaron al brasileño a boxes. Había que cambiar neumáticos pronto para poder tener más tiempo de recuperar sobre un Rosberg que claramente ralentizaría al grupo durante por lo menos unas pocas vueltas. Massa volvió a pista por detrás de Nico Hülkenberg y Valtteri Bottas, a quienes no podía adelantar hasta que un intento salvaje del finlandés dejaba el espacio necesario para que Massa se abriera camino.

A partir de entonces, un Felipe Massa desatado ha empezado a marcar los registros más rápidos de la carrera, incluyendo la vuelta rápida en su persecución del grupo de cabeza. Tardaría diez vueltas en alcanzar a los cuatro hombres que luchaban por el podio, y a partir de entonces vimos a un Massa desesperado por adelantar a Sebastian Vettel. El alemán era el cuarto clasificado pero el DRS del tetracampeón del mundo hacía que Massa no pudiera adelantarle.

En un par de momentos parecía que podía conseguirlo pero la oportunidad real no llegó. En la penúltima vuelta, un Sergio Pérez con evidentes problemas cometía un error en la frenada del ángulo y eso era todo lo que necesitaba el número 1 de Red Bull para adelantarle. Felipe Massa quería ir justo detrás y le habría adelantado en la primera curva antes de perseguir a Vettel para, heróicamente, ganarle el podio en la última curva. Pudo haber sido así pero la Fórmula 1 a veces tiene otras ideas, y hoy era uno de estos días.

Felipe Massa ha pasado por meta para empezar el último giro casi en paralelo con Sergio Pérez, quien se ha movido ligeramente hacia la izquierda para intentar defender su posición. Este movimiento, junto con la apurada de frenada del Williams, ha hecho que los dos monoplazas impactaran. Un triste final para dos hombres que han realizado una muy buena carrera que ha quedado sin la recompensa que merecían. Dos equipos que necesitaban los puntos. Por fortuna, a pesar de haber pasado por el hospital, ambos pilotos están ilesos... aunque Sergio Pérez recibe una sanción de cinco posiciones en la parrilla de salida de la próxima carrera.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos