El motor V6 Turbo del 2014 ahora es un dolor de cabeza.

El motor V6 Turbo del 2014 ahora es un dolor de cabeza.
Sin comentarios
El motor turbo ya asaltó las finanzas de PURE

La temporada de Fórmula Uno del año 2014 marcará la reaparecida de los motores turboalimentados. Pasar de los V8 aspirados a los V6 Turbo pudiese resultar traumático para muchos equipos puesto que el diseño de los monoplazas parte de la ubicación y del peso del motor. Por tal razón los actuales motoristas del campeonato admiten que ya llevan tiempo invertido tanto en investigación como en desarrollo de las nuevas configuraciones técnicas pero todavía queda camino por recorrer, inclusive a día de hoy desconocen a cuántos equipos habría que suministrar motores.

Según lo planteado en el reglamento, el motor será un 6 cilindros configurado en posición V, de 1.6 litros de cubicaje, con el régimen de giro limitado a 15.000 revoluciones. Debe pesar mínimo unos 155 kilos. Mientras la presión de entrada de combustible no podrá superar los 500 bares, en tanto no menos del 75% deberá ser inyectado directamente en los cilindros.

Con este panorama Renault, Ferrari y Mercedes han confirmado que seguirán adelante con el nuevo reglamento que entrará en vigencia en el 2014, por su parte Cosworth y PURE han advertido que no están en capacidad de suministrar motores puesto que no cuentan ni con presupuesto ni con un proyecto consolidado. De nada sirve invertir en la construcción de motores si nadie muestra interés en comprarlos, por muy económico que resulte el precio final. Tal decisión representa un alerta para las escuderías Marrusia y HRT.

Por otra parte, aunque existen rumores de que Mercedes AMG F1 pudiese retirarse oficialmente de la competición, los alemanes aseguran que seguirán activos en el suministro de motores, segmento donde sí han resultado muy exitosos. La hipotética partida de Mercedes, como constructor, dejaría a Ferrari como el único team capaz de fabricar su propio motor, los demás equipos serían clientes lo cual es un salto hacia atrás luego que, hace pocos años, Honda, BMW, Renault y Toyota se mantenían en actividad como constructores, sin embargo a los jerarcas del “Circo” poco o nada les importaban sus pareceres. Increíble que sea ahora, cuando los japoneses y alemanes están muy lejos, que aparezca la propuesta el motor turbo. Pero que mentalidad.

Ferrari_turbo_F1
Ferrari no ha tenido buenas experiencias con sus turbos

Ahora la FIA tendrá que organizar un campeonato con lo que tiene a la mano, dividir el número de escuderías entre los motoristas, una eventualidad que pudiese resultar un tanto peligrosa pues estarían obligando a los equipos a asociarse y ya se han visto casos en que tales “matrimonios obligados” resultan traumáticos (que lo digan los clientes Cosworth) porque, como ya argumenté, una escudería será la favorita para que el fabricante del motor proyecte el diseño y la construcción. Al ser nuevos los V6 Turbos, y no existir una data previa, lo más probable es que la brecha entre los autos punteros y el resto del grupo se abra de manera importante.

Renault, por su parte, ha confirmado que su prototipo de motor V6 Turbo (versión F1) estará disponible para sus actuales clientes, pero también estarían esperando la resolución de la FIA, en cuanto a suministros, para aplicar su metodología de trabajo. Jean-Francois Caubet ha comunicado que esperarán hasta septiembre de este año para emitir una parte oficial. Se supone, es casi seguro, que Red Bull seguiría siendo el estandarte, en tanto Lotus, Williams y Catherham estarían a la espera para el 2014.

Actualmente tenemos cuatro clientes Creo que vamos a mantener a cuatro el próximo año ya que no hay manera de cambiar. El problema que tenemos es que tenemos que elegir cuál va a ser nuestra estrategia para 2014. Tenemos dos opciones: centrarnos en dos equipos o seleccionar una figura mayor. En cualquier caso, la decisión se tomará en septiembre de este año porque tenemos que decidir qué hacemos
.
Martin Whitmarsh también se muestra un tanto preocupado por lo que pudiese venir. Los motores V6 Turbos no serán nada baratos y la desbandada de motoristas pudiese continuar si en los próximos años el “negocio” no resulta rentable. Según su opinión sólo en planificación, investigación, construcción y puesta a punto fácilmente se gastarían unos 20 millones de Euros ¿Y si a la FIA se le ocurre cualquier otro capricho? ¿Acaso se tendrá que usar las tres marcas de motores en un año para que exista paridad? ¿O es que acaso obligarán a hacer motores “blandos”, “duros”, semiduros” o alguno de esos inventos?

Renault lleva la ventaja pues ya sus motores turbo han estado en la Fórmula Uno, aunque eran otros tiempos y ya los motores no son las “teteras” de antaño, es innegable que ellos fueron los precursores del Turbo en la F1. De sus rivales, el Ferrari Turbo, en su momento, no resultó el más competitivo y Mercedes a día de hoy es una gran incertidumbre. Aparentemente los franceses, en estas primeras de cambio, tienen todas las de ganar, pues sus investigaciones y desarrollos ya están documentados. Sería un gran negocio para Renault quienes pudiesen capitalizar el nuevo reglamento para monopolizar la categoría.

Renault_F1
La experiencia de Renault en motores Turbo resultará determinante

La FIA no puede obligar a los equipos a usar motores que no les gusten, ni tampoco creo que hagan un sorteo para que el azar decida que escudería usará tal motor. Por allí anda dando vueltas una propuesta que pudiese permitir usar los actuales motores V8 aspirados y los V6 Turbos, que cada quien pudiese elegir según su criterio y presupuesto. Pero se tendría que emparejar su rendimiento con lo cual se volvería al punto de partida.

Fuente: Yallaf1.com, fanf1.com

Temas
Comentarios cerrados
Inicio