Publicidad

El IMSA confirma que la colaboración con el DTM y el Super GT sigue adelante

El IMSA confirma que la colaboración con el DTM y el Super GT sigue adelante
Sin comentarios

Llevábamos ya un tiempo sin conocer nuevas buenas sobre el acuerdo entre el IMSA, el ITR (organizadores del DTM) y el Super GT sobre la posible estandarización a partir de 2017 de los reglamentos que permita competir coches de los distintos campeonatos en el Deutche Tourenwagen Masters y viceversa. Esto permitirá que tres mercados tan potentes como el asiático, el europeo y el norteamericano compitan juntos en pista.

Según el CEO del IMSA, Ed Bennett, se han celebrado hasta tres reuniones durante los últimos meses entre las tres partes. Tras la última, celebrada en el marco del Super GT el pasado 29 de septiembre no ha vuelto a haber contacto entre los interesados, pero todos parecen estar de acuerdo con que ésta homogenización será positiva para todos ellos. Sin embargo, desde América creen que es imposible que esto se produzca antes de 2017 a pesar de que haya fabricantes que estén interesados en aplicar dicha medida cuanto antes ya que el reglamento no técnico no se encuentra todavía definido.

El reglamento denominado “Class One” parece que poco a poco va tomando forma, e incluso Lexus ya ha puesto en marcha su coche de la categoría Super GT con un propulsor 2.0 Turbo de cuatro cilindros. El mismo que se espera sea utilizado a partir de 2017 en el DTM, Super GT y el campeonato que será creado por IMSA para estos coches (por mucho que en USA no sean muy populares cualquier sistema que no implique el V8 atmosférico). Sólo pensar en la cantidad de marcas que pueden estar involucradas en ello nos hace desear la pronta llegada de dicho acuerdo.

La idea de todos alineados en el DTM; esto es Audi, BMW y Mercedes, está realmente en alza en esto, y luego en el Super GT; Honda, Toyota y Nissan, ellos realmente quieren estar allí. Hay mucha cooperación en cuanto a la alineación. Es una gran mezcla de diferentes filosofías y principios, pero en su mayor parte están bastante de acuerdo: un motor turbo de 4 cilindros, tal vez con 600 CV de potencia, con un monocasco de fibra de carbono y todo sobre la base de lo que hoy es la especificación del DTM, todo bajó las pruebas de choque de la FIA.

Vía | RACER

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio