Compartir
Publicidad
Publicidad

Ed Carpenter se cobra su 'vendetta' en Texas Motor Speedway

Ed Carpenter se cobra su 'vendetta' en Texas Motor Speedway
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Indianápolis, donde logró la pole ante sus vecinos, no pudo ser tras el accidente en el que también se vieron involucrados James Hinchcliffe, y en menor medida, Townsend Bell. En Detroit no fue de la partida, al haber curvas a derecha como buen trazado urbano. Pero en la siguiente Texas, primer óvalo tras la disputa de las 500 Millas de Indianápolis, Ed Carpenter no erró el tiro y se llevó el triunfo por delante de los Penske de Will Power y Juan Pablo Montoya.

La victoria llegó no sin fortuna pues, en lo que viene siendo una epidemia dentro del equipo Penske, a juzgar por lo que ya ocurrió durante las 500 Millas de Indianápolis, el gran dominador de la prueba, Power, tuvo que cumplir con un 'drive through' por exceso de velocidad en el pitlane. Sin embargo la rotura de motor de Takuma Sato a pocas vueltas del final le dio una última oportunidad de victoria pese a ese error.

El australiano se lo jugó todo a montar neumáticos nuevos para esa última resalida y a punto estuvo de salirle bien pese a tener que realizar varios adelantamientos en pocas vueltas... pero la carrera se acabó antes de lo que hubiese deseado, llevándose el triunfo Carpenter y teniendo que conformarse Power con un segundo puesto que le permite aumentar su ventaja al frente del campeonato.

Bien es cierto que todo se le dio de cara en ese aspecto: el tercero de los Penske, el de Helio Castroneves, segundo clasificado en el campeonato, tan sólo fue octavo, mientras que el tercero en discordia, Ryan Hunter-Reay, siguió con su penosa racha tras el triunfo en Indianápolis y se sumó a la ristra de motores Honda que reventaron en carrera, compuesta también por su compañero Marco Andretti y el ya citado Takuma Sato.

Cuarto en carrera fue y cuarto en el campeonato es Simon Pagenaud, otro que también apostó por cambiar neumáticos en la última bandera amarilla, lo cual le permitió quedar por delante de los Ganassi de Scott Dixon y Tony Kanaan, que dieron mejores sensaciones que en Indianápolis en esta segunda carrera en óvalo. Sorprendió además el séptimo puesto de Mikhail Aleshin, confirmando su buen hacer en Indianápolis y superando a Castroneves y los dos Ganassi restantes, de Briscoe y Kimball.

Al margen del primer podio de Montoya tras su vuelta a los monoplazas, la carrera no fue excesivamente buena para los pilotos colombianos, con Carlos Muñoz 13º, Carlos Huertas 16º y Sebastián Saavedra 17º. De nuevo nada se sabe del futuro de Oriol Servià tras cerrar su programa parcial con Rahal Letterman Lanigan Racing en Indianápolis. La próxima prueba de IndyCar Series será la doble cita en Houston, a finales de junio.

Foto | IndyCar Series

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos