Compartir
Publicidad

De nuevo una Baja se vuelve a teñir de negro

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Siempre he visto a las llamadas Bajas como unas de esas carreras espectaculares pero de un altísimo riesgo. Riesgo muchas veces propiciado por la desmesurada estupidez de algunos aficionados y la falta de control alguno por parte de la seguridad de la competición en muchos de los tramos de los recorridos. En esta ocasión el accidente ocurrió en el Valle de Lucerne, en California, donde se estaba disputando la Baja 200.

En las imágenes se puede ver como los competidores pasan a escasos metros de los aficionados que se agolpan en los laterales del recorrido. La salida de pista después del salto de uno de los competidores dejaba el balance de ocho personas muertas y doce heridos. El descontrol y la falta de organización evidentes de nuevo nos llevaron a una tragedia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos