Cuando la tormenta perfecta llegó a Montecarlo

Cuando la tormenta perfecta llegó a Montecarlo
Sin comentarios

Muchas veces oímos a los pilotos decir que en los Rallyes uno debe de estar preparado para cambiar de una superficie a otra en tan solo unas decimas de segundo. Un claro ejemplo lo pudimos ver ayer en el Rally de Montecarlo. Un rally de Montecarlo como el de las grandes citas, con la nieve y lo impredecible que ha marcado la historia de la prueba monegasca en su centenario.

Algunos como Delecour o Petter Solberg, curtidos en mil batallas, sufrieron para mantener sus Peugeot 207 S2000 dentro de los márgenes de la carretera. Mientras que el curtido piloto galo marcaba el ritmo sobre los nevados tramos, Petter Solberg tenia que llevar como podía su coche hasta la meta, cosa que como podéis ver en el video no era nada sencillo. ¿Le pondrían alguna multa los gendarmes?

Esa elección de neumáticos dejaba a Solberg en la séptima plaza y a Delecour en la segunda posición de la general, justo por detrás de Bouffier. François desde luego tiene que estar todavía riéndose de los comentaristas de Eurosport, que veían de forma jocosa que el francés pusiera neumáticos con clavos en un tramo que parecía estar completamente seco.

Desde luego y tal y como decíais ayer varios comentaristas, por esto me gustan los rallyes. De lo que parecía una victoria segura para el binomio Juho Hanninen- Skoda pasamos a un doblete de Peugeot con dos pilotos completamente inesperados.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio