Compartir
Publicidad

Cuando el sonido del mar es eclipsado por el motor de un Fórmula 1

Compartir

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Muchos lo visteis durante el previo de la Sexta del domingo. Jaime Alguersuari estuvo la semana pasada en Punta Cana disfrutando del sol, de la arena y del mar. Todo ello sin bajarse ni tan siquiera de un monoplaza de Fórmula 1. En esta ocasión ademas con más razón ya que le dejaron el coche de su hermanos mayores de Red Bull.

Y es que los chicos de las bebidas energizantes no se están quietos y cuando no nos sorprenden con un duelo Sainz vs Everts nos plantan al equipo del Dakar al completo sobre la nieve de los Alpes. Eso sí, no me gustaría saber como quedaron las “tripas” del Red Bull con tanto baño de arena y agua salada. Por lo menos marcó el record de velocidad en una playa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos