Compartir
Publicidad
Publicidad

Colombia hace suya la IndyCar Series

Colombia hace suya la IndyCar Series
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las últimas dos citas de la IndyCar Series, una doble en las calles de Houston y la segunda de la llamada 'Triple Corona' en el peculiar óvalo de Pocono, estuvieron marcadas por los buenos resultados de los pilotos colombianos, que coparon el podio en la primera carrera texana, logrando un doblete Sam Schmidt en la segunda, y una semana más tarde vieron cómo Juan Pablo Montoya lograba su primer triunfo en su regreso a los monoplazas.

Por orden cronológico, la carrera del sábado en Houston arrancaba con un clima que invitaba a la acción, pues la pista estaba totalmente encharcada. Y lo cierto es que no defraudó, llevándose Carlos Huertas un triunfo difícilmente imaginable exprimiendo hasta la última gota de gasolina de su monoplaza, algo para lo cual una bandera amarilla en los últimos minutos de carrera le ayudó.

Preparándose la resalida, Graham Rahal se llevó por delante a Tony Kanaan, tercer clasificado, lance por el cual no se pudo retomar la carrera y el estadounidense fue sancionado, permitiendo un hecho histórico: Carlos Huertas, Juan Pablo Montoya y Carlos Muñoz copaban el podio al tiempo que la selección de fútbol de Colombia se clasificaba para cuartos de final de la Copa del Mundo. Bourdais y Hinchcliffe cerraban el Top 5. Por cierto, Dale Coyne Racing fue sancionado económicamente tras el triunfo de Huertas por irregularidades técnicas.

El domingo, ya bajo un sol abrasador, lo que cualquiera esperaría de Houston en pleno verano, Sam Schmidt Motorsports se exhibió con un doblete, llevándose el triunfo Simon Pagenaud por delante del rookie Mikhail Aleshin, después de que el único que parecía en condiciones de plantarles cara, el poleman Helio Castroneves, acabara contra el muro. Completó el podio otro rookie, Jack Hawksworth, viendo así recompensada una temporada mucho mejor de lo que sus resultados indican.

De este modo, se llegaba a Pocono, carrera de 500 millas esta temporada y segunda cita de la Triple Corona, tras tres triunfos de equipos pequeños (Ed Carpenter en Texas, Dale Coyne y Sam Schmidt en Houston). No duró mucho la racha, pues Penske volvió a las andadas en el triángulo de Pennsylvania, logrando doblete tanto en parrilla como en carrera.

Juan Pablo Montoya se mostró intratable al lograr pole y su primera victoria en catorce años en la máxima categoría de los monoplazas en Estados Unidos. Aunque es cierto que su compañero Will Power, segundo en parrilla, y Tony Kanaan lucharon con él por el liderato, ellos solos se eliminaron de la lucha por el triunfo, siendo sancionado el australiano por bloquear al tercer Penske en pista, de Helio Castroneves, y teniendo que realizar una parada en boxes extra a última hora el brasileño de Ganassi.

De este modo Montoya se impuso por delante de su compañero Helio Castroneves y un Carlos Muñoz que parece haberle cogido el gusto a los grandes óvalos, tras su excelente actuación el año pasado en su debut en las 500 Millas de Indianápolis, quedando tras ellos los Ganassi de Ryan Briscoe y Scott Dixon.

Este triunfo de Montoya, unido al podio de Houston, hacen que no sea descabellado verle meterse en la lucha por el título: sus compañeros Will Power y Helio Castroneves están empatados a puntos (446), siendo tercero Simon Pagenaud (402) y cuarto Montoya (391). 55 puntos pueden parecer muchos, pero con siete citas en ocho semanas y una última cita que valdrá doble (al igual que Indianápolis y Pocono) no es ninguna locura creer en el colombiano...

P.S: mis más sinceras disculpas por no haber publicado la semana pasada la crónica de la cita doble de Houston. Problemas de cableado en mi calle me dejaron sin conexión en casa, impidiendo su publicación.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos