Compartir
Publicidad
Publicidad

Al Gran Premio de Austria le salen sus primeros detractores

Al Gran Premio de Austria le salen sus primeros detractores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer se anunció que el Red Bull Ring acogería en 2014 el Gran Premio de Austria. No han pasado ni 24 horas y a la carrera ya le comienzan a crecer los primeros enanos. El primer pero es la capacidad del circuito que en la actualidad tan sólo puede acoger a 40.000 espectadores. Una cifra escasa si lo comparamos con otros trazados del campeonato pero que realmente tan sólo debería ser un problema para Dietrich Mateschitz.

El dueño de Red Bull ha reconocido que con la venta de entradas tan sólo se cubrirán los gastos de la organización y que el canon lo pagará íntegramente Red Bull. Eso deja entrever que el carácter de promoción es fundamental para la marca reconociendo que sus títulos en los últimos años han jugado un papel fundamental para "convencer" a Bernie Ecclestone.

Pero si ese es un problema pequeño, con dinero todo se arregla, el estudio sobre ruidos, emisiones y tráfico para conseguir la licencia definitiva, es harina de otro costal. El defensor del pueblo de Spielberg ha reconocido que las condiciones para celebrar un gran premio de Fórmula 1 no son fáciles de cumplir y afirma que Red Bull podría no tener lista a tiempo la licencia necesaria. Serán los propios habitantes de Spielberg los que podrían retrasar estos procedimientos con sus propias objeciones ya que serán escuchados por las autoridades.

Vía | TheF1.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos