Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Toyota C-HR Electric Hybrid: el éxito de la categoría crossover en el mercado español

Toyota C-HR Electric Hybrid: el éxito de la categoría crossover en el mercado español
1 comentario

El término crossover puede significar muchas cosas, según el contexto, pero como anglicismo podemos traducirlo como una mezcla, fusión o cruce de varias cosas. Quizás donde más nos suene –aparte de en la automoción– sea en el mundo del cine, los cómics o los videojuegos, donde son habituales los cruces de “universos” (Alien vs. Predator, Superman contra Spiderman, etc.).

Sin embargo, lo que nos trae hoy aquí es la categoría de vehículos que cabalgan entre los turismos y los SUV, tomando prestadas las mejores armas de ambos. Para entender mejor lo que significa un crossover en el mundo de la automoción, vamos a recurrir al mejor ejemplo que podemos encontrar en la actualidad: el Toyota C-HR Electric Hybrid.

¿Cuándo y dónde surgen los crossover?

Crossover Toyota C-HR Electric Hybrid

En este artículo de Espacio Toyota ya explicamos de forma superficial en qué consiste el vehículo crossover, diferenciándolo de otros conceptos como el del SUV o el todocaminos. A grandes rasgos, podemos decir que el crossover surge como un cruce entre un utilitario común y un SUV, esto es, un vehículo basado en la plataforma de un utilitario, con construcción monocasco, pero con ciertas prestaciones tomadas del SUV. En Estados Unidos, el crossover es visto más como un SUV compacto del segmento C, mientras que en Europa lo asociamos más a un modelo cupé o hatchback más elevado que uno tradicional.

El crossover surge como un cruce del utilitario común y el SUV

Los primeros crossover surgieron en los años 70 ante la demanda de vehículos más robustos y espaciosos, y fueron concebidos como turismos a los que se les colocaban carrocerías familiares de tipo station wagon. Además, se les dotaba de algunas características camperas: mayor recorrido de las suspensiones, defensas reforzadas, protecciones en los bajos e incluso tracción a las cuatro ruedas.

No obstante, sería un viejo conocido el que ampliaría el concepto de crossover en 1994: el Toyota RAV4  Electric Hybrid. El modelo nipón tenía todo el aspecto de un SUV compacto, aunque utilizaba la misma plataforma que el Toyota Corolla.

Crossover: tomando lo mejor de tus hermanos

Crossover Toyota C-HR Electric Hybrid

Podríamos decir que el Toyota C-HR toma el testigo del Toyota RAV4 (más concretamente de su tercera generación) si no fuera porque el SUV de Toyota se encuentra dando guerra en el mercado. Con todo, sí es posible afirmar que hereda el concepto crossover de los primeros Toyota RAV4, como modelos de gran altura basados en la plataforma de un turismo. No en vano, el Toyota C-HR Electric Hybrid 2021 (como lo hizo el Toyota RAV Electric Hybrid en su momento) también comparte con el actual Toyota Corolla la plataforma GA-C de la firma.

El Toyota C-HR Electric Hybrid hereda el espíritu del Toyota Prius por la máxima eficiencia

Aun así, mientras que el Toyota RAV4 Electric Hybrid se ha convertido en un todocaminos en toda regla, el Toyota C-HR Electric Hybrid ha nacido para disfrutar del asfalto con la máxima eficiencia. Y en este sentido ha heredado el espíritu del Toyota Prius, tal como ya detallábamos en este artículo. La primera generación del crossover, que vio la luz en 2017, se desarrolló a la par que el Prius de cuarta generación, lanzada tan solo ocho meses antes. De él, tomó prestados la plataforma TNGA y el infalible sistema de propulsión híbrido eléctrico de 122 CV, pero también las claves para lograr la mejor eficiencia aerodinámica del mercado.

No son pocos los que hablan del Toyota C-HR Electric Hybrid como el Prius de los crossover, con un gran suavidad en la conducción, unos niveles de consumo muy parejos y un diseño funcional e innovador, a la par que sumamente llamativo.

Toyota C-HR Electric Hybrid: más que un cruce de estilos

Crossover Toyota C-HR Electric Hybrid

Pero la trayectoria del Toyota C-HR Electric Hybrid, aunque breve, es demasiado intensa como para reducir este crossover a mero “cruce” de otros modelos. Su historia comienza en 2014, cuando se presenta en el Salón del Automóvil de París el concept de un crossover compacto de dos puertas.

Un planteamiento tan revolucionario como su estética, con una carrocería cupé de formas angulosas y aspecto premium que atraía todas las miradas. Su diseño definitivo, que fue pulido para los salones de Frankfurt y Los Ángeles de 2015, se reveló en el de Ginebra del 2016 y acabaría finalista del Automóvil Mundial del Año en 2017.

El lanzamiento del C-HR marcaría un punto de inflexión en el diseño de Toyota

El nombre escogido para este singular vehículo fue el de C-HR, que según la propia marca podrían ser las siglas de Compact/Coupé High-Rider. Pero también escondería las de un leitmotiv que suponía toda una declaración de intenciones: Cool Hybrid Revolution (traducido, la revolución del híbrido con estilo). Las primeras unidades del Toyota C-HR Electric Hybrid se pusieron a la venta en Japón a finales de 2016 y, en el resto del mundo, a principios de 2017. El lanzamiento marcaría, además, un punto de inflexión para Toyota, que a partir de entonces apostaría por diseños más atrevidos y rompedores en sus utilitarios (sobre todo en los compactos Aygo y Yaris).

El éxito de ventas del Toyota C-HR Electric Hybrid en Europa y España

Crossover Toyota C-HR Electric Hybrid

Con su salida al mercado, el Toyota C-HR Electric Hybrid revolucionó el segmento C-SUV, logrando cifras de venta hasta ahora no vistas en un crossover híbrido eléctrico. Desde su lanzamiento a finales de 2016 hasta mediados de este año, se han vendido más de 800.000 unidades en todo el orbe. Y, de ellas, más de 500.000 han sido en el mercado europeo, donde se han superado todas las expectativas, teniendo en cuenta que no lleva ni cinco años comercializándose.

España supone el 12,2 % de las ventas del Toyota C-HR Electric Hybrid en Europa

Pero si hay un mercado donde se ha consagrado el Toyota C-HR, ha sido en España. Las expectativas eran tan altas que ya en 2016, cuando aún no estaba disponible, se prevendieron más de 600 unidades. En 2017, fueron más de 10.000 unidades y, a partir de ahí, las ventas fueron de en torno a 15.000 unidades al año. Incluso en 2020, con el problema de la pandemia, se superaron las 12.000 unidades, mientras que este año –con más de 8.000 coches vendidos en el primer semestre– promete recuperar el ritmo.

En total, han sido 61.441 unidades vendidas en España desde que el Toyota C-HR Electric Hybrid saliera a la venta en 2016, lo que supone el 12,2 % del mercado europeo. Estos números le han servido para desbancar al Toyota Prius como el modelo más vendido del fabricante japonés en nuestro país y, aunque actualmente ese honor le corresponde al Toyota Corolla, el Toyota C-HR Electric Hybrid sigue siendo el híbrido eléctrico más vendido del segmento SUV.

Los motivos con los que seduce al público

Crossover Toyota C-HR Electric Hybrid

Si buscamos el motivo del éxito de ventas del Toyota C-HR Electric Hybrid, sería imposible citar uno solo. De hecho, su buena acogida en Europa y España (dos mercados muy competitivos) se debe a un conjunto de características que, si bien no son exclusivas de este modelo, sí las encontramos aunadas por primera vez en él. Y es ahí donde el crossover nipón es tan especial.

Por un lado, tenemos su rompedora estética, con ese diseño cupé plagado de ángulos y aristas. Un estilo deportivo, moderno e incluso futurista que supuso un soplo de aire fresco en un mercado donde los vehículos de su categoría se parecen cada vez más entre sí. Los buenos acabados con los que se le dotó consiguieron que se percibiese desde el principio como un vehículo premium a pesar de su competitivo precio.

Su rompedora estética, llena de ángulos y aristas, ha cautivado al público español

A esta sensación de calidad ha ayudado mucho también la experiencia de conducción. Como decíamos más arriba, ha heredado la dinámica suave y confortable del Toyota Prius, un referente de la comodidad al volante. Pero también la agilidad y dinamismo percibidos, fundamental tanto para la conducción urbana como para los largos trayectos.

Por último, el público no ha pasado en alto sus bajísimas cifras de consumo, aprovechando un sistema de propulsión híbrida tan probada y experimentada como el de Toyota. Actualmente, podemos encontrarnos un consumo combinado WLTP de 4,9 l/100 km en la versión 125H de 122 CV (que ya probamos en Espacio Toyota), mientras que la versión 180H de 184 CV (que también pasó por nuestras manos) homologa 5,2 l/100 km. Sin duda, estamos ante el vehículo híbrido eléctrico (HEV) con menores consumos de toda la categoría SUV.

Crossover Toyota C-HR Electric Hybrid

Lejos de presentarse como un automóvil “cruzado” o de situarse entre varios segmentos, el Toyota C-HR Electric Hybrid circula con paso firme y luz propia por las carreteras del éxito. Precisamente, son su revolucionario planteamiento y su estilo propio los que tanto gustan al público. Y estamos hablando de un modelo de menos de cinco años al que, sin embargo, ya debemos asociar de manera ineludible al concepto de crossover.

También te puede gustar

Inicio