Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los B-SUV: el último grito en el segmento de los crossover compactos

Los B-SUV: el último grito en el segmento de los crossover compactos
6 comentarios

Publicidad



image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Toyota dio comienzo al segmento SUV hace ya muchos años, cuando en 1994 lanzaba al mercado el Toyota RAV4 en el Salón del Automóvil de Ginebra. En aquel entonces, nadie esperaba un éxito tan arrollador. De hecho el proyecto estuvo cerca de ser cancelado porque casi nadie creía en la idea: ¿quién iba a querer un pequeño todoterreno como ese? Los todoterreno, en aquellos años, se compraban por imagen, por la sensación de seguridad que ofrece su posición de conducción elevada y por la practicidad que ofrecía su tamaño. Un todoterreno pequeño no tenía sentido.

Si Toyota hubiera cancelado el desarrollo del RAV4 (nombre que resulta de la iniciales de Recreational Active Vehicle 4WD), quizá hoy se estarían arrepintiendo muchísimo. Lo más llamativo de la primera generación del Sport Utility Vehicle (SUV) de Toyota es que actualmente estaría encuadrada en el segmento de B-SUV, la parcela de mercado donde militan los modelos SUV más pequeños y “urbanos”. Un segmento cuya proyección comercial es meteórica, convirtiéndose en uno de los más exitosos del mercado y en uno de los que más novedades reciben.

El secreto de su popularidad es muy simple. Ofrecen la imagen robusta y la sensación de seguridad al volante de cualquier SUV aderezadas con un talante más deportivo y juvenil, así como precios más aquilatados y accesibles a una gran cantidad de usuarios. 

De hecho, el segmento de los B-SUV es el favorito de los conductores más jóvenes, aquellos que hasta el momento se decantaban por modelos de tipo utilitario como el Toyota Yaris. Además, las marcas se encargan de añadir un destacado Urban Life Style con grandes posibilidades de personalización que hacen las delicias de los conductores más urbanos y más prendados por la moda y las grandes tendencias.

Toyota Yaris Cross, el asalto híbrido al segmento B-SUV

Toyota Yaris Cross Hybrid 8

Hasta ahora, Toyota no tenía representación en la parcela más importante de los “todocamino”, pero el nuevo Toyota Yaris Cross está llamado a cubrir ese hueco. Es una de las grandes novedades de la firma japonesa junto con el nuevo Toyota Yaris, modelo con el que comparte muchas más cosas que la denominación. Es más, el Yaris Cross es un derivado del utilitario, un aliciente más en la gama Yaris y el único segmento que combina un propulsor híbrido con tracción a las cuatro ruedas.

Según los diferentes análisis del mercado que se pueden consultar en Internet, los B- SUV son los coches que mayor margen de crecimiento presentan; hablamos de más de un 30%, una cifra realmente elevada. Estos datos hacen casi obligatorio estar presente con un producto competitivo, accesible y sobre todo, diferenciador. Bazas que Toyota pretende jugar con su nuevo Yaris Cross y que estaremos encantados de analizar cuando llegue el momento.

Los B-SUV presentan el mayor crecimiento en ventas de Europa

Una de las características más diferenciadoras del nuevo Toyota Yaris Cross será su condición de híbrido con tracción total. Los rivales entre los B-SUV que ofrezcan la misma combinación son muy pocos y eso le da cierta ventaja al Yaris Cross, además, en un sistema con reparto inteligente. Básicamente el eje dominante, el encargado de mover todo el conjunto, es el delantero que se verá asistido por el eje trasero en aceleración y cuando se sucedan pérdidas de agarre. 

Es el mismo sistema que monta el Toyota Prius AWD-i que ya pudimos probar en una ocasión. Aunque la tracción a las cuatro ruedas no es un elemento muy solicitado entre los miembros del segmento B-SUV, supone un plus de seguridad muy interesante y muy útil. Y, por si esto fuera poco, también aumenta la versatilidad y las capacidades del Toyota Yaris Cross.

Toyota Yaris Cross vs Toyota C-HR

Yaris Cross Vs C Hr

La gama SUV de Toyota está formada por dos modelos, aunque con mucho peso en el mercado. Por un lado, el Toyota RAV4 en sus dos versiones (tracción delantera y AWD-i) y, por otro, el Toyota C-HR también con dos versiones (122 CV y 184 CV). Ambos son un éxito de ventas, pero el que más podría verse afectado por la llegada del nuevo miembro de la familia es el C-HR. Los posibles usuarios de este SUV híbrido quizá se sientan atraídos por el nuevo Toyota Yaris Cross, pues ofrecen planteamientos similares aunque con fórmulas bastantes diferentes.

Es cierto que son dos modelos muy distintos y bien diferenciados, pero el Yaris Cross tendrá un precio de venta lógicamente inferior al C-HR, ofreciendo un diseño sumamente personal, un grupo propulsor híbrido y un talante deportivo y atrevido, con colores vivos, opciones de personalización y el conocido tacto de todo Toyota. 

A favor del Toyota C-HR juega su tiempo en el mercado, la posibilidad de montar un propulsor con 184 CV y, por supuesto, su mayor tamaño al tomar como base la plataforma del Corolla. Concretamente, el C-HR es 21 centímetros más largo (4,39 m frente a 4,18 metros) y la distancia entre eje es 8 centímetros mayor. Esto permite, como cabe esperar, un habitáculo más amplio.

El nuevo Toyota Yaris Cross ofrece un conjunto casi sin rival en el segmento gracias su sistema de tracción a las cuatro ruedas heredado del Toyota Prius AWD-i

Cuando el Toyota Yaris Cross llegue al mercado estará animado por un grupo propulsor híbrido con 115 CV, que no queda muy lejos de los 122 CV del C-HR menos potente y debería contar con una relación peso-potencia muy favorable respecto al SUV compacto. Si le sumamos el hecho de contar con tracción total, algo que no puede montar el Toyota C-HR, podría ser que muchos usuarios se decantaran con el nuevo B-SUV híbrido japonés. De lo que no cabe duda es de que será el modelo por el que se inclinará la gente joven, aquellos que acaban de sacarse el carnet o los que recorran muchos kilómetros por entornos urbanos, donde su tamaño compacto será una de sus armas más eficaces.

El nuevo Toyota Yaris Cross será el complemento perfecto para el Toyota C-HR, dejando al RAV4 para quienes necesiten potencia y mucho espacio, mientras que el inagotable Toyota Land Cruiser tomará la posición de opción premium, sin límite para llegar donde se atreva su conductor.

Hay que esperar hasta 2021

Toyota Yaris Cross Hybrid 1

Robe o no robe clientes al C-HR, todo quedará “en casa” y los usuarios podrán disfrutar de las mismas cualidades de cualquier Toyota. Lo único malo respecto al Yaris Cross es que no llegará al mercado hasta el 2021. Cuando finalmente comienza su andadura comercial, Toyota espera grandes cosas de sus nuevo B-SUV, como una cuota de mercado de al menos un 8% en Europa. Se tiene previsto una fabricación de 150.000 unidades anuales en la planta francesa de Onnaing, situada muy al norte de Francia.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio

Explora en nuestros medios