Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Revolución auditiva, el coche se convierte en altavoz

Revolución auditiva, el coche se convierte en altavoz
0 Comentarios
Publicidad


image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Decía Frank Sinatra que la música y los coches son como el amor y el matrimonio: no pueden entender se el uno sin el otro. Efectivamente, actualmente el 90% de los conductores escuchan música habitualmente mientras conducen, y no podemos concebir un coche que no cuente con al menos un equipo de radio. Sencillamente no existen.

Pero como diría el sabio, para entender y valorar la revolución que vivimos hoy, tenemos que conocer de donde venimos. Los equipos de sonido de los coches son posiblemente los más sofisticados que podemos encontrar en nuestro hogar, pero no siempre fue así.

El car audio, más que meter un cedé

Podríamos hablar de cómo han cambiado los sistemas de sonido desde los orígenes del automóvil, o qué debe llevar un buen equipo de sonido en el coche. Pero no entenderíamos nada si no sabemos primero de qué se compone los sistemas de audio de un automóvil.

El componente en el que más hemos podido percibir la evolución a lo largo del tiempo, ya que es el más visible y con el que más interactuamos, es la fuente, también conocida como reproductor o lector. Es efectivamente, el equipo donde metemos los casetes o los cedés, o también el que recoge la señal de radio capturada por la antena (otra parte importante pero ciertamente infravalorada).

El amplificador es una parte fundamental del sistema, aunque muchos no tenemos claro cómo funciona o para qué sirve. Pero como su propio nombre indica, es la parte que recoge la señal de la fuente y "la grita" a través de los altavoces. Por eso es importante que nuestro amplificador tenga potencia, tanta o más que los propios altavoces.

Si el amplificador es el que grita la señal de sonido, los altavoces son el megáfono. Recogen la señal amplificada y la convierten en la música que escuchamos en el coche. Como ya todos sabemos, existen diferentes tipos de altavoces para cada tipo de sonido: los horn tweeters para los agudos, los woofer para los medios y graves, y los subwoofer para los subgraves. La clave no sólo está en la calidad de estos altavoces, sino también en una correcta distribución de los mismos en el interior del coche.

Toyota Sonido Coche 05

En el caso del Toyota C-HR, el fabricante nipón cuenta con un sistema de audio de la veterana firma norteamericana JBL. Mientras que el Sistema Multimedia de Toyota ofrece todas las opciones de conectividad posibles y el amplificador estéreo de ocho canales y 676 vatios elevan la señal hasta sus mayores cotas, un auténtico ejército de altavoces se encargan de repartir el sonido por todo el habitáculo. En concreto, nueve horn tweeters desplegados estratégicamente, un subwoofer de 29 centímetros colocado en caja reflectora de 10 litros, dos subwoofer de 19 centímetros, dos altavoces de dispersión amplia de 80 milímetros y dos de gama completa de 15 centímetros.

Pero, ¿cómo hemos llegado hasta aquí? Breve historia del car audio

Como vemos, el sistema de audio de un coche es a la vez sencillo y complejo, y realmente no difiere mucho de un equipo de música doméstico. Aunque evidentemente aquí la gran particularidad es su integración en el propio vehículo. Por eso, hablar de la historia de los sistemas de audio es hablar de la historia de la automoción. Sólo repasando sus mayores hitos podemos entender la tremenda evolución que ha sufrido el audio de nuestro coche.

Como es lógico, los primeros modelos de automóvil de principios del siglo XX no contaban con ningún sistema. Lo más popular por aquellos tiempos era la radio, pero no sería hasta 1930 cuando la veríamos como accesorio en un vehículo. Sus inventores, los hermanos Galvin, la llamarían Motorola. Sí, la Motorola que hoy conocemos. En cambio el primer reproductor, llamado Autostereo, no llegaría hasta la década de los 60, pudiendo leer cartucho de 4 pistas. Luego llegarían los de 8 pistas, los cassettes, el CD, el mp3... A medida que aparecían nuevos soportes, los fabricantes incorporaban nuevos reproductores a sus modelos.

Toyota Sonido Coche 04

Con respecto al audio, hasta bien entrado los 70 los sistemas eran básicamente de un único altavoz con sonido monofónico. Pero en la década de los Beatles y los Rolling Stones llegarían los equipos estéreo multi-speaker, que no vendrían necesariamente equipados de fábrica, sino que eran instalados tras la compra por propietarios más "melómanos". Daba inicio a lo que se conoce como aftermarket, el sector de los accesorios para customizar vehículos, tan popular y cotidiano hoy día. Otros hitos serían el DPS (Procesador Digital de Señales), el sistema de cancelación de ruido y sobre todo la llegada del CD y los formatos digitales, que ofrecían un sonido infinitamente más limpio y obligaba a los fabricantes a ofrecer mejores equipos de sonido.

Los coches se convierten en altavoces

Algunos de los hitos arriba mencionados han marcado el presente y el futuro más inmediato del car audio. La exigencia por parte del público de cada vez mejores acústicas en el coche (más incluso que en el hogar), y la cada vez mayor sofisticación de los equipos de audio, han hecho que muchos fabricantes de automoción hayan establecido fuertes alianzas con firmas de audio de primer nivel. Destaca en este sentido, el partnership casi fraternal entre Toyota y la firma JBL.

No es una relación nueva ni puntual. Toyota y JBL llevan trabajando juntos de manera ininterrumpida desde 1996, lo que da una idea del compromiso y el convencimiento del fabricante nipón por ofrecer sistemas de audio de calidad. Pero esta estrecha relación también revela una realidad, la necesidad de que ambos socios trabajen codo con codo en el desarrollo de la acústica y el audio de sus modelos. Se trabaja ya en base a la acústica que ofrece el propio habitáculo del vehículo, como si de un auditorio se tratara, y considerando cómo impacta cada elemento del interior y cómo se transmite el sonido a través del espacio. Los resultados son espectaculares.

Toyota Sonido Coche 03

¿Dónde está el futuro del car audio? La cada vez mayor integración de los elementos de audio en la propia estructura del coche, hacen que cada vez más se mimeticen y entren a formar parte de ella. Y a ello hay que sumarle las nuevas tecnologías para transmisión de sonido por vibración de materiales, que ya hemos visto en el sistema de audio sin altavoces de Continental, el de conducción ósea de las BatBands y las Google Glass o el de piezoelectricidad que emplean los smarthpones Mi Mix de Xiaomi.

Todo ello está suponiendo un cambio de paradigma ya imparable en el concepto del car audio a nivel global: El abandono del sistema de audio como un elemento más del vehículo, para entender el vehículo como un sistema de audio en sí mismo.

Imágenes | Continental | Toyota | iStock/innovatedcaptures | iStock/goce

Publicidad

También te puede gustar

Inicio