Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

¿Qué es un eVTOL y por qué la conquista del cielo urbano ya ha empezado?

¿Qué es un eVTOL y por qué la conquista del cielo urbano ya ha empezado?
5 comentarios

La movilidad vive momentos emocionantes, al menos en lo tecnológico. La automoción ha comenzado su particular conquista del cielo urbano invirtiendo en el desarrollo de los denominados eVTOL. Entramos en la era del coche volador.

La irrupción de esta modalidad de transporte amenaza con convertirse en otro factor más que influye en la movilidad urbana en esta y la próxima década. Cada vez está más al nivel de otras tecnologías emergentes como la conducción autónoma.

El sueño de la aeromovilidad personal

La idea de un vehículo capaz de hacernos volar y potenciar una movilidad aérea y personal no es nueva. Si nos remontamos siglos atrás, era un sueño del ser humano similar al de conseguir un vehículo auto-propulsado.

En la historia anterior encontramos ejemplos universales que van del mito de Ícaro y su padre, Dédalo; hasta la máquina voladora de Leonardo Da Vinci. En nuestros tiempos, la ciencia ficción ha perfeccionado innumerables ejemplos de modelos voladores solo visibles en los sueños de los lectores o en las imágenes de las películas.

Ahora, con la llegada de los eVTOL, esto ha acabado convirtiéndose en una cuestión más de ciencia, que de ficción. Y es que estos vehículos siguen presentes en las películas, pero ahora vemos, no artificios creados por ordenador, sino prototipos reales. Así lo comprobamos, por ejemplo, en la última entrega de la saga de dinosaurios Jurassic World: Dominion.

¿Qué es un eVTOL?

eVTOL proviene del inglés electric vertical take-off and landing, es decir, equivale a una aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical. La apuesta por este tipo de vehículos está llevando a diseñar concepts de tamaño más o menos reducido que albergan entre uno y una decena de pasajeros.

Las dimensiones compactas se ajustan a sus futuros usos, que no son otros que facilitar la movilidad aérea en desplazamientos relativamente cortos en la ciudad. De ahí que muchos de los prototipos que hemos visto hasta la fecha parezcan, más bien, una suerte de drones gigantes.

La NASA mostró el primer eVTOL de la historia en 2009

Haciendo un poco de historia, la NASA fue la primera en mostrar al mundo la idea de un eVTOL con su Puffin. Fue en 2009, con la publicación de un vídeo que, en poco tiempo, se hizo viral.

La idea fue, durante la anterior década, cociéndose a fuego lento. Poco a poco, varias start-ups aparecieron para hacer realidad el sueño de los vehículos voladores de movilidad personal.

La apuesta de Toyota por los eVTOL

Skydrive

Entre los proyectos actuales con mayor fama y respaldo encontramos el de SkyDrive. El proyecto japonés encontró el patrocinio de Toyota en 2018. La compañía japonesa no es la única implicada en este subsector de la aviación emergente.

Varios fabricantes, muchos de ellos japoneses o coreanos, están siguiendo una hoja de ruta similar. Incluye, no solo la consecución de un modelo eléctrico, sino también la puesta en marcha de toda una infraestructura de hubs y localizaciones que posibiliten el despegue y el aterrizaje.

¿Cuándo llegarán los eVTOL?

Aunque parezca una utopía, parece que no estamos tan lejos del inicio de este tipo de vuelos en las ciudades. Así lo demuestran las palabras de algunos directivos de Toyota, como James Kuffner:

Construir un coche volador ha sido siempre un sueño de la familia Toyoda.

Se podría decir que el fabricante japonés cuenta con varias ventajas que ha ido avanzado con los años. Una de ellas la encontramos en su ciudad del futuro, Woven City. Esta urbe, al pie del monte Fuji, se ha consolidado como un campo de experimentación para la nueva movilidad.

Como no podría ser de otro modo, el fabricante nipón va a incluir la aeromovilidad dentro de los planes con Woven City y sus 2.000 habitantes. De este modo, la ciudad de los sueños tecnológicos contará con su propio hub para eVTOL.

Esto resuelve el interrogante del "dónde", pero no el "cuándo". Pues bien, los planes de Toyota con SkyDrive contemplan el primer vuelo oficial en la Exposición Universal de 2025, que tendrá lugar en Osaka.

¿Cómo es un eVTOL?

Hasta la fecha, ha habido dos prototipos de SkyDrive que se han desvelado. Tras los primeros test con el SD-01, el vuelo que de verás trascendió a nivel mundial fue el del SD-03, en 2020. La compañía huía de toda timidez al declarar, por entonces, que avanzaban con paso firme hacia la comercialización.

El SD-03 cuenta con ocho motores eléctricos que elevan una masa de 400 kilogramos. Puede viajar entre 5 y 10 minutos a una velocidad de 40 a 50 km/h. Con unas dimensiones de 4 metros de longitud, por 4 metros de ancho y 2 metros de altura, tiene capacidad para un único tripulante.

Puede viajar entre 5 y 10 minutos a una velocidad de 40 a 50 km/h.

La compañía se encuentra en proceso de implementar estas modestas especificaciones con dos nuevo vehículos aéreos. En la actualidad la web de SkyDrive muestra el SD-XX y el SD-05, el que llegará a Osaka en 2025.

Aunque todavía no conocemos demasiados detalles de este último, sí que sabemos que podrá transportar dos tripulantes y que su autonomía eléctrica se incrementará para alcanzar entre 20 y 30 minutos de vuelo, a una velocidad máxima de 100 km/h.

Evtol

De momento, la última de las aeronaves de SkyDrive ya ha recibido el beneplácito administrativo del gobierno japonés. Ya cuenta con la certificación necesaria para su comercialización.

Salvando las distancias, en lo tecnológico asistimos a una carrera similar a la del coche eléctrico en la anterior década. No solo SkyDrive, sino toda la industria, afronta una inversión mayúscula para mejorar la química de las baterías de los eVTOL, la aplicación de materiales como la fibra de carbono o la consecución de diseños que allanen el camino.

La última de las aeronaves de SkyDrive ha recibido el beneplácito administrativo del gobierno japonés. Ya cuenta con la certificación necesaria para su comercialización.

Hablemos de su viabilidad: principales desafíos

El brillo que destila el fuselaje de los prototipos de SkyDrive contrasta con los desafíos que tienen por delante. Se concentran en tres ámbitos.

Perfeccionamiento tecnológico

Aunque las imágenes y vídeos de los eVTOL en acción impresionan, todavía les queda un duro camino para lograr las mejoras deseadas. En la asignatura tecnológica, quizá las baterías suponen el mayor reto. El desafío va más allá de la propia autonomía, pues vincula su integración en las aeronaves y la habilitación de un sistema de recarga también viable.

Y es que, al contrario de lo que puede ocurrir con el coche eléctrico, los eVTOL requieren unos acumuladores con una enorme capacidad de entrega energética y que aguanten grandes potencias de carga.

Uno de los máximos responsables de la compañía Electric Power Systems Michael Armstrong, expone así las particularidades de estos sistemas en los eVTOL en comparación a las baterías para coche eléctrico:

(...) es una carga extremadamente rápida para poder completarla en 20 minutos (...) Necesitamos un pack con unos requerimientos energéticos muy elevados en el despegue y el aterrizaje, y los objetivos de densidad energética son muy, muy agresivos.

En relación con ello, Armstrong pone de relieve otro obstáculo, el de la gestión térmica para esos flujos energéticos tan radicales.

¿Dónde aterrizarán?

Helipuerto

No es que la infraestructura de micro-aeropuertos esté en pañales, es que directamente no ha nacido. Las compañías involucradas trabajan en ello. Hasta la fecha se ha buscado seguir la estela de los helipuertos en las azoteas de los edificios de las grandes ciudades.

Del mismo modo, se hace algo complicado que los eVTOL triunfen haciéndoles solo un pequeño hueco en los aeropuertos. Estos, por lo general, están alejados de los núcleos urbanos. Por eso, las compañías trabajan en el desarrollo de una red de hubs interconectados con otros tipos de transporte terrestre.

Una inversión mayúscula

Los eVTOL han de demostrar con sus ventajas los grandes esfuerzos de inversión que requiere hacerlos realidad. Se trata de una dinámica que se asemeja al desarrollo de otras tecnologías que conocemos más, como la del coche eléctrico o la pila de combustible de hidrógeno.

La intención con los eVTOL es extender la aeromovilidad

Las dificultades y la enorme inversión repercutirá en la viabilidad y los precios finales sobre los clientes. Para hacernos una idea, SkyDrive ha hecho una estimación de precio para el SD-05 de entre medio millón y un millón de dólares. En la misma línea, erigir un microaeropuerto se mueve entre los 5 y los 15 millones de dólares.

Hasta ahora, los aerotaxis han sido un territorio reservado para elites financieras. La intención con los eVTOL es extender la aeromovilidad. Esto requerirá un esfuerzo tecnológico para prestar un servicio que vaya siendo, progresivamente, asumible para más sectores de la población.

Ventajas de los eVTOL

Skydrive 2

Sin embargo, no todo son malas noticias. El potencial de los eVTOL les convierte en una opción tan versátil, como ideal, para afrontar algunos de los desafío de la movilidad urbana.

Sus defensores hablan de una revolución sostenible que erradique los atascos. Incluso, hay compañías del sector cuya meta es propiciar que los viajes al trabajo "se pasen volando". Una concepción más realista nos lleva a imaginarlos, de momento, como una evolución de los aerotaxis.

Eso sí, dentro de la esfera de los negocios los eVTOL están generando buenas expectativas en esta y la próxima década. La consultora Frost & Sullivan, por ejemplo, habla de mercados con gran potencial en Oriente Medio y Singapur. Su estudio reciente apunta a que en 2040 habrá 430.000 eVTOL urbanos operativos.

Como se puede comprobar, parece que su ambición es la de complementar el transporte terrestre, en especial, el coche en las ciudades. En ese sentido, el coche volador ha abandonado la categoría de proyecto utópico. Para los eVTOL, nunca mejor dicho, sky is the limit.

Imágenes | SkyDrive y Wikimedia.commons/Sascha Faber

También te puede gustar

Inicio