Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Probamos el Toyota Corolla Touring Sports Electric Hybrid GR SPORT: ¿es posible conciliar deportividad y eficiencia?

Probamos el Toyota Corolla Touring Sports Electric Hybrid GR SPORT: ¿es posible conciliar deportividad y eficiencia?
3 comentarios

Han pasado dos años desde que la última generación del Toyota Corolla Electric Hybrid desembarcó en nuestro país. Mucho se ha escrito, hablado y opinado de él. Eso sí, nos restaba por descubrir una de las facetas más atractivas del polifacético modelo: la familiar y deportiva.

La renovada familia llegaba con casi todos sus integrantes: el clásico cinco puertas, el aún más clásico sedán y el versátil Touring Sports Electric Hybrid.

Decimos "casi todos" porque la cuadratura del círculo no se completaba allá por 2019. Echábamos de menos alguno de los integrantes más llamativos del catálogo del fabricante nipón. Toyota se ha encargado de difuminar nuestra impaciencia al combinar carrocería familiar con acabado GAZOO Racing.

Familiar y picante al mismo tiempo

Toyota Corolla Ts Gr 6

El Toyota Corolla Touring Sports Electric Hybrid GR SPORT (que bien podemos conocer también de forma más sucinta por sus iniciales: Corolla TS Electric Hybrid GR) se consolida como uno de los cuatro acabados que el diseño familiar Touring Sports permite elegir.

Antes de acometer cualquier prueba, nos gusta meternos en el papel del conductor que más podría disfrutar el modelo en cuestión. En el caso del Toyota Corolla Touring Sports Electric Hybrid GR SPORT, es innegable que estamos ante un conductor que no se conforma con lo básico.

Cargado de equipamiento deportivo o de prole (o ambas), encuentra revitalizador apurar las posibilidades que le depara la calzada. Y es que un carácter familiar y/o eficiente no tiene por qué estar reñido con un justo toque de deportividad.

Toyota Corolla Ts Gr 18

Sin excederse más allá de las posibilidades que ya conocemos del propulsor 180H, abre la puerta a descartar la vía SUV (sí, hay vida más allá de los todocaminos) si, pese a los sacrificios de la paternidad o maternidad, queremos mantener una actitud, altura y distancia respecto al firme menos elevadas y más acordes con nuestro estilo.

Los primeros kilómetros por vía urbana sirven para confirmar esto mismo. Los detalles del dinástico apellido GR-SPORT envuelven la experiencia externa e interna del vehículo, pero ello no significa que no podamos domar nuestro espíritu a base de pura eficiencia híbrida eléctrica y reservar esa pequeña dosis rebelde para el momento idóneo.

En busca de una actitud y unas carreteras a su altura

Toyota Corolla Ts Gr 11

Tras hacernos con el modelo, llega la primera decisión crucial. Surge nada más comprobar que la transmisión automática de este Toyota Corolla TS Electric Hybrid GR como ocurre con el propio Toyota Corolla Electric Hybrid, carece de marcha reductora B.

Hay que gestionar la entrega a razón de D o S (que no tardaremos en mencionar). Vamos a olvidarnos del consumo. Es una petición que, tímidos, nos guardábamos para nosotros y que la naturaleza de este modelo nos ha llevado a exteriorizar. Ya comprobaremos, muy al final, cuánta gasolina hemos quemado.

¿Para qué preocuparnos ahora? Conocemos de sobra hasta qué punto puede llegar la eficiencia del sistema híbrido eléctrico de Toyota. En esta prueba, la regeneración de energía será mecánica en casi todo momento.

Toyota Corolla Ts Gr 3

Por eso, centramos nuestros urgentes intereses en recorrer los obligatorios kilómetros urbanos para huir a carretera convencional. Tratándose de Madrid y alrededores, basta con media hora para plantarnos en un trazado montañoso, pero con un suelo suficientemente cuidado y amplio para sacar a relucir qué aporta el modo Sports.

A pesar de las pendientes, los 184 CV y par de 202 Nm máximos convierten las escaladas en una actividad ligera y nada pesarosa. No estamos ante una estrella fugaz que derroche tanta entrega como un superdeportivo. Tenemos lo justo para sentirnos por encima de la media, para jugar en curva y actuar con cautela al buscar sus elevados, que no extremos, límites.

Aciertos en lo eléctrico y lo electrónico

Toyota Corolla Ts Gr 16

La ausencia de tráfico contribuye a la experiencia. Pronto nos percatamos de cómo la genética eléctrica del vehículo alivia en revoluciones a la térmica. Hablando de revoluciones, los 8,1 segundos que promete a los 100 km/h se manifiestan con contundente delicadeza. Esto se traduce sonoramente con un rugido algo domesticado. Tardamos poco en acostumbrarnos a él.

Si echamos de menos el pedal del embrague, Toyota ha tenido el buen detalle de integrar levas tras el volante, activadas gracias al mencionado modo S. Aunque se rigen bajo estrictas limitaciones de la electrónica e-CVT y su engranaje, nos acercan algo más a una personalización en la entrega, contención y regeneración de la energía.

Tal y como se aproximan los nuevos tiempos, resulta ya impensable recuperar las sensaciones de una transmisión manual. En el otro lado de la balanza, las ventajas de la tecnología híbrida eléctrica de Toyota nos hacen olvidar en menos de dos curvas y 400 metros este ramalazo de nostalgia.

La ventaja de viajar más cerca del asfalto

Toyota Corolla Ts Gr 8

Según sumamos decenas de kilómetros, queda más patente que se trata de unas sensaciones muy diferentes a las de un SUV. Su aerodinámica (0,31 de coeficiente de penetración), altura (1460 mm) y centro de gravedad más bajo lo adhieren al asfalto sin balanceos, incluso en los momentos que más exigimos al motor.

Esto tiene otras repercusiones. Apenas notamos los 270 mm de longitud añadida de la carrocería familiar Touring Sports. La diferencia de masa, 30 kilogramos más, resulta insignificante. A cambio, obtenemos una modularidad y espacio de almacenamiento extra. En relación con esto, su maletero alcanza los 581 litros, 17 menos que el acabado TS básico, pero 268 más que el Toyota Corolla Electric Hybrid GR SPORT.

Toyota Corolla Ts Gr 5

Volviendo a su estabilidad, en rancheras de décadas anteriores era inevitable percibir los tirones de la tracción delantera en el conjunto del vehículo. En ese aspecto, Toyota nos ha prestado un modelo que ha sofisticado su respuesta.

Este detalle también se combina con la suspensión McPherson delantera (multibrazo trasera). Las diferencias con un SUV vuelven a asomar al toparnos con resaltos, badenes y escalones. Como es lógico, los notamos sin ser escandalosos en el habitáculo.

Un sacrificio que merece mucho la pena para la gran mayoría de los conductores que no transitan a diario por pistas rotas o accidentadas. En su lugar ganamos en una relación más estrecha entre vehículo y conductor, en la que las sensaciones de motor, ritmo y suavidad en la dirección llegan con eficacia a los dedos que agarran el volante.

Herencia nipona en lo deportivo

Toyota Corolla Ts Gr 24

Como sofisticada es también su apariencia, más allá del bloque que comparte con otros modelos. En general, el Toyota Corolla Touring Sports Electric Hybrid GR SPORT muestra un diseño con mucha identidad, aunque sin pasarse enseñando músculo.

Una política de marca muy japonesa que recata sus fibras y las concentra en su fuerza, tal y como un maestro de las artes marciales haría para derrotar sin sudar a un culturista. Su esencia está en los detalles GAZOO Racing. Para empezar, no presenta alerones desproporcionados ni entradas de aire falsas propias del "postureo" de ciertas tendencias automotrices que nos ha tocado vivir. Ahora bien, eso no quita para que enseñe su personalidad con una calandra cromada que palpita velocidad.

Toyota Corolla Ts Gr 20

Hemos hablado de su altura y aerodinámica. Se conjuga con gusto con el resto del conjunto y, en especial, con la fina silueta de las llantas de 18 pulgadas.

Hasta el color del modelo que nos ha prestado Toyota, Gris Ascari, está en línea con ese carisma que descubrimos en él. Durante la prueba, se han sucedido jornadas con episodios de sol o lluvia, algo que nos ha permitido comprobar cómo mutan las tonalidades de este color exclusivo con nombre de circuito también exclusivo junto a los destellos del rojo intenso GR-SPORT, muy presentes en el interior.

Entrega entre rojas costuras

Toyota Corolla Ts Gr Costuras

Nuestras percepciones van en consonancia con el detallismo GR-SPORT del interior. El juego de costuras y texturas de toda la tapicería, y del mencionado volante en concreto, potencian las sensaciones que ofrece su comportamiento.

Notamos que el rojo vuelve a resaltar de forma característica y de una manera que no veremos en ningún otro acabado del Toyota Corolla. Como lo hacen los logotipos GR plantados de forma puntual y, por supuesto, sus asientos.

Toyota Corolla Ts Gr 4

Con refuerzos que crecen en sus laterales, son uno de los puntos más racer del modelo. Determina nuestra visión del modelo al sumergimos en su interior. Además, están calefactados, una prestación que supimos aprovechar durante los días fríos y ventosos de la prueba.

Como ocurre con su diseño exterior, Toyota se ha cuidado de no sobrecargar el habitáculo con más detalles sports de los apetecibles y de los límites deportivos de su conducción.

Es más, el salpicadero y la consola central conservan la filosofía del fabricante, con una fusión entre tecnología, seguridad y utilidad. Es decir, integra lo digital en el panel de instrumentos y pantalla central, al tiempo que mantiene una botonera y relieves muy necesarios para una gestión segura sin apartar la vista de la carretera.

Toyota Corolla Ts Gr 15

Igualmente, trae los sistemas de ayuda a la conducción más básicos, pero no menos valiosos. Durante los días que tuvimos el vehículo, el asistente de aparcamiento fue el más utilizado.

En cuanto al espacio, poco podemos contar que no sepamos ya moviéndonos en la órbita Touring Sport. Por nuestra parte, probamos una vez más a instalar un SRI. Los protectores de plástico del ISOFIX la convierten en una tarea sencilla. Aun con sillita, la habitabilidad y libertad de movimientos no se tambalean en exceso.

¿No nos olvidamos de algo?

Toyota Corolla Ts Gr 19

Estos fueron los puntos más destacados que experimentamos al volante del Toyota Corolla Touring Sports Electric Hybrid GR SPORT, un modelo que, en definitiva... ¡Un momento! No olvidemos sus cifras de consumo al afrontar, no sin cierta melancolía, su devolución.

Para ser sinceros, ya íbamos meditándolo en los últimos compases de la prueba, una vez dejamos las carreteras más lúdicas atrás. Hasta ese punto, habíamos quemado 6,2 l/100 km de media en los últimos 300 kilómetros (el modelo homologa 5,3 l/100 km).

En los aproximados 40 kilómetros de autovía que quedan hasta el final del viaje, nos relajamos para comprobar su eficiencia (sin obsesionarnos). La media se reduce hasta los 5,8 l/100 km. Con esto nos da la impresión de que el Toyota Corolla Touring Sports Electric Hybrid GR SPORT nos brinda la posibilidad de aprovechar su motorización híbrida eléctrica para ahorrar si así lo deseamos.

En definitiva (ahora sí), modelo, carrocería y acabado constituyen una alternativa diferente y fresca a la hegemonía SUV. La opción es de agradecer por muchos conductores que echen de menos un tono más aguerrido, sin perder en eficiencia o espacio.

También te puede gustar

Inicio