Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

¿Perdemos los conductores en verano los buenos hábitos de todo el año?

¿Perdemos los conductores en verano los buenos hábitos de todo el año?
Sin comentarios

Es posible que no se pierdan, pero la verdad es que a muchos conductores se les olvidan o no se les presta la importancia que se debiera. El verano, que suele ir acompañado de las “tan merecidas vacaciones”, suele ser una época de relax y descanso.

En la conducción, ese relajamiento se debería traducir en evitar prisas, agresividad o estrés, por ejemplo, pero no en obviar las más elementales normas de seguridad y hábitos de salud asociados a la conducción.

Los trayectos cortos

Una vez que llegamos a nuestro destino, tras realizar un largo viaje para el que nos hemos preparado y revisado nuestro coche, comienzan nuestras vacaciones.

Istock 137457674 Easy Resize Com

Nos encontramos en un entorno nuevo o, al menos, no tan habitual como el del resto del año. Según van pasando los días, se suceden los desplazamientos por la zona a lugares pintorescos, a visitar algún amigo, a disfrutar de algún lugar con encanto o a nuestra visita diaria a la playa cercana.

La mayoría de los trayectos cortos se realiza en carreteras secundarias

Son desplazamientos normalmente por carreteras secundarias en un entorno desconocido, con lugares que nos llaman la atención y que nos invitan a parar en cualquier momento para disfrutar de esas vistas que de repente nos sorprenden.

Todo esto que parece tan idílico tiene un pequeño gran problema, y es que nos seguimos desplazando por una carretera y cualquier despiste puede acabar mal. Casi el 80% de los accidentes mortales se produce en vías secundarias, muchos de ellos en trayectos cortos en los que nos confiamos en exceso.

Según el estudio 'Hábitos de conducción en verano' 1 de cada 4 conductores reconoce haber sufrido somnolencia o cansancio extremo en estos cortos recorridos.

El descanso en el periodo estival se resiente mucho, dormimos menos horas, hay más ruido, calor… Conducir cansado merma nuestras facultades, disminuye nuestra atención y hace que nos despistemos más fácilmente.

Los paseos al atardecer o al amanecer

Istock 1083140058 Easy Resize Com

Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde suelen ser las escogidas para dar un paseo; es cuando el calor parece que da un respiro.

En muchos casos, esos paseos se hacen utilizando la propia carretera, sobre todo en zonas rurales del interior, donde no hay un “paseo marítimo” en el que poder andar una cierta distancia.

Un paseo aprovechando el arcén o el borde la carretera no es buena idea si no se toman las precauciones adecuadas.

El peligro de deslumbramiento está muy presente en la salida y puesta de sol

En primer lugar, es fundamental hacerse visible y circular por el lado izquierdo, de forma que podamos ver los vehículos que vienen de frente. Aun así, hay ciertos lugares donde queramos o no somos invisibles para los conductores, como pueden ser las curvas o los periodos de la salida o puesta de sol.

Los atropellos a peatones producidos por deslumbramiento se suceden entonces. Con el sol de frente el conductor no es capaz de distinguir una silueta. Y por muy bien que el peatón vea y distinga el coche que se le acerca, ha de entender que para el conductor no existe porque sencillamente la intensidad del sol lo hace invisible a su vista.

Los excesos de ocupación

Los vehículos están diseñados para una carga y un determinado número de ocupantes, romper esa regla es comprometer la seguridad y esto es igual en invierno que en verano, en vacaciones o sin ellas.

La excusa de “vamos aquí al lado” o “es solo un momento” no sirve porque precisamente no estamos acostumbrados a no poder usar los retrovisores porque “la colchoneta me tapa la visión” o porque “llevo a 3 adolescentes en el asiento de atrás y no veo nada”, por poner unos ejemplos.

Momentos especialmente comprometidos son las idas y venidas a la playa con una cantidad ingente de artilugios, que parecen ser imprescindibles para disfrutar del día, o la vuelta de las fiestas del pueblo de al lado y en las que “todo el mundo cabe” en el coche.

Istock 1169529877 Easy Resize Com

Hay que tener un cuenta que los cinturones de seguridad o los Sistemas de Retención Infantil (SRI) están adaptados a las plazas del vehículo. Con ello, no se debe bajar la guardia en este periodo, especialmente en lo que se refiere a los SRI, los cuales están diseñados para un determinado tamaño del menor.

El consumo de alcohol

Por desgracia el consumo de alcohol y drogas sigue teniendo una presencia importante en los accidentes de tráfico. El 43,4% de los 535 conductores fallecidos durante 2018 en accidentes de tráfico y sometidos a autopsia había consumido alcohol, drogas de abuso y/o psicofármacos, según se desprende de la última Memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) sobre las Víctimas Mortales en Accidente de Tráfico publicado el pasado año.

El papel de los acompañantes es tan importante como el del propio conductor

En verano este problema aumenta, el calor y las diferentes celebraciones de todo tipo, se suceden. Es un momento de encuentros de amigos, familiares, fiestas patronales... Se dan una serie de circunstancias, aun en la situación condicionada por el coronavirus, que pueden dar lugar al consumo de alcohol o de drogas por parte de los conductores. Un cóctel que puede resultar mortal.

La concienciación en este punto es fundamental, pero la concienciación de todos, no solamente del conductor. Un error puede cometerlo cualquiera, pero si la equivocación es resuelta por otra persona cercana, se puede evitar lo peor.

Y si alquilas un coche...

A muchos nos habrá ocurrido haber alquilado un coche y, cuando llevamos media hora conduciendo, necesitar encender las luces y no saber cómo hacerlo. Seguro que más de uno habrá acabado entrando al túnel con las luces apagadas. Lógicamente el coche de alquiler suele ser diferente al que llevamos habitualmente, en algún caso, muy diferente, y no estamos acostumbrados.

Hl Dashboard Hv 20 2

Antes de iniciar la marcha el conductor debe familiarizarse con el nuevo vehículo

Esto se soluciona de forma muy fácil. Antes de empezar a hacer kilómetros es necesario familiarizarse con el nuevo vehículo y adaptar la posición de conducción, los espejos o el volante.

Conviene revisar la documentación, el qué hacer en caso de avería o accidente, además de conocer los sistemas de seguridad del coche y cómo funcionan. Será algo breve y, en el mismo lugar del alquiler, podemos ser asesorados directamente por el personal de la empresa, algo que una vez fuera no nos será posible y que seguramente nos lleve mucho más tiempo.

Indumentaria adecuada

¿Se puede conducir con chanclas?, ¿descalzo?... Si toda la casuística que se pudiera dar dentro del coche se tuviese que plasmar en los reglamentos, estos serían interminables.

Vamos a darle la vuelta a la pregunta: ¿Conduces igual de seguro y controlas el vehículo de la misma forma que si fueses con un calzado adecuado? Si la respuesta es “no”, la respuesta a las preguntas del párrafo anterior también es “no”.

En el Reglamento General de Conducción, se indica que es motivo de sanción el no “estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos” (artículo 17.1) y que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción; así como cuidar la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros” (artículo 18.1).

Istock 1014942722 Easy Resize Com

Si un agente entiende que no se está en condiciones de controlar el vehículo, puede producirse una sanción

Estas precauciones son muy importantes para otros colectivos como pueda ser el de los motoristas, donde la protección en caso de caída es su propia indumentaria, eso sin contar con posibles quemaduras que se puedan producir por el contacto con el propio motor u otras partes de la moto que se encuentran a altas temperaturas.

En este punto, también conviene recordar que la legislación sobre los elementos obligatorios del motorista puede variar y en algún país pueden ser de carácter obligatorio guantes u otros accesorios, por lo que conviene informarse bien antes.

En conclusión, disfrutar del verano es sano, saludable y necesario. Hagámoslo todos de la forma más segura posible.

Imágenes: IStock| yuran-78, LUNAMARINA, Artem Peretiatko, undefined undefined, Patryk_Kosmider, Sala de Prensa Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Inicio

Explora en nuestros medios