Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El ahorro con los híbridos enchufables llega hasta los 7 euros cada 100 kilómetros

El ahorro con los híbridos enchufables llega hasta los 7 euros cada 100 kilómetros
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Durante los dos últimos años, Estrasburgo ha sido la ciudad elegida por Toyota para llevar a cabo un estudio con el fin de recabar información real sobre el uso de los vehículos híbridos eléctricos enchufables (PHEV) además de incentivar el desarrollo de las estructuras públicas de recarga.

De los datos recopilados en este segundo año, llama poderosamente la atención el siguiente: la factura energética conjunta (electricidad + combustible) es un 53% más baja en un híbrido enchufable, lo que se traduce en un ahorro de 7 € cada 100 kilómetros.

Para que os hagáis una idea, un vehículo diesel de 140 CV del segmento C que recorre unos 25.000 kilómetros al año, tiene un coste real por kilómetro de 0,21 €/km. Sin embargo, un uso similar pero conduciendo un PHEV nos permitiría recorrer un 33% más con el mismo gasto, o lo que es lo mismo, que el coste por kilómetro se viese reducido hasta los 0,14 €/km.

Pero no solo se reduce el coste del vehículo sino también algo que no vemos directamente como es la cantidad de CO2 emitido a la atmósfera o la eficiencia del combustible. Un PEHV llega a emitir hasta un 58% menos. Y en cuanto al combustible, si lo comparamos con un gasolina, el aprovechamiento es de un 64% mientras que frente a un diesel llega hasta el 40%.

El Toyota Prius plug-in hybrid comparado con sus rivales “fósiles”

El Toyota Prius plug-in hybrid, que ha sido el vehículo objeto de este estudio, tiene la ventaja de poder funcionar de dos formas: por un lado como vehículo eléctrico puro, ya que su batería de mayores dimensiones le permiten recorrer una mayor distancia sin consumir combustible y, además, ser recargada desde el exterior. El modo ideal si recorremos distancias cortas, vamos por ciudad, etc.

Por el contrario, si nos movemos por carretera, contaremos con la ventaja del funcionamiento híbrido y la asistencia del motor eléctrico cuando lo necesitemos para apoyar al de gasolina (en adelantamientos, incorporaciones, etc).

Toyota Prius plug-in hybrid

Con estas dos posibilidades de utilización, algunos de los datos extraídos del proyecto del vehículo híbrido eléctrico enchufable de Estrasburgo son los siguientes:

  • La media de ahorro de combustible frente a un gasolina llega hasta el 50% si se realiza una recarga al día del PHEV de aproximadamente 75 minutos de duración. El uso porcentual del modo eléctrico e híbrido es del 24% y 76% respectivamente.
  • Por el contrario, si el vehículo eléctrico enchufable se recarga dos veces al día (la mayoría de recargas se realizan en el hogar o en el trabajo), el ahorro de combustible llega hasta el 64% ya que el porcentaje de utilización en modo eléctrico puro sube sustancialmente frente al híbrido (56% frente al 44%).
  • De esta forma, la factura energética que comentábamos al principio del artículo se ve reducida en 7 euros cada 100 kilómetros si se recarga dos veces al día y 6,20 euros si sólo se hace una vez.
  • Por supuesto, las emisiones de CO2 a la atmósfera también se ven reducidas, desde un 50% con una recarga diaria hasta un 58% si hacemos dos recargas en el día.

El coste real de la recarga y sus ventajas

En este estudio también se ha podido recoger datos de los costes reales de recarga de las baterías en los puntos destinados para tal fin. Así, el coste medio para una recarga completa incluyendo todos los impuestos y a un coste de 0,12 €/kW es de 0,30 € de media.

Además, la recarga presenta dos ventajas frente a un vehículo convencional que son el poder elegir el momento de la misma, como por ejemplo por la noche donde nos podemos beneficiar de la tarifa valle, inferior a la diurna.

Además, se pueden utilizar los sistemas de climatización de los vehículos híbridos eléctricos enchufables sin que afecte a la duración de la batería ya que el propio vehículo es capaz de utilizar la electricidad del punto de recarga para, por ejemplo, mantenerlo refrigerado por el verano o calefactado por el invierno.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos