Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Alma de circuito, salvaje espíritu de competición: la leyenda vuelve

Alma de circuito, salvaje espíritu de competición: la leyenda vuelve
Sin comentarios

Publicidad



image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Es curioso ver cómo cambian las cosas con el paso del tiempo, sobre todo cuando hablamos de coches. La industria del automóvil es una de las más innovadoras -no sólo en lo referente a la tecnología aplicada a sus productos-, sino también en cuanto a procesos de producción, materiales e inversión en I+D. Elementos que provocan enormes cambios con cada generación de automóviles que, aunque no se aprecie a simple vista, influyen sobremanera en todo el funcionamiento general de cualquier coche.

Todo esto también afecta al desarrollo, al concepto e incluso a la forma de entender un mismo coche. Muchos modelos han comenzado su vida comercial de una forma muy definida, para ir cambiando poco a poco con el tiempo hasta convertirse en algo muy diferente. La llegada del nuevo Toyota Supra, o mejor dicho, del GR Supra (así es como se denomina oficialmente), permite apreciar todo esto que estamos contando. Como todos seguramente sabréis, el Supra comenzó su vida comercial en 1978 como una versión dentro de la gama del Toyota Celica. Una variante más prestacional y de imagen más agresiva, pero una variante al fin y al cabo.

Toyota Supra A90 4

El Supra se convirtió en un modelo por derecho propio con el lanzamiento de la generación ‘A70’, puesta en circulación en el año 1986. La marca se dio cuenta del potencial de esta versión y decidió dotarla de identidad propia y separada del Celica. Este último se quedó como un coupé de tamaño medio y el Supra fue concebido, según anunció en aquel entonces, como “un coche especial de alto rendimiento”. Su imagen así lo transmitía, con una silueta muy baja, un perfil largo y unos faros retráctiles muy ‘ochenteros’ pero geniales. Personalidad a raudales para un modelo que buscaba ofrecer sensaciones con sólo poner en motor en marcha, un seis cilindros en línea que, asistido por un turbo, llegó a rendir 230 CV.

La esencia se mantiene

Toyota Supra A90 5

De hecho, las características básicas del motor, como los seis cilindros, el turbo o el cubicaje, son casi lo único que se mantienen de aquella primera generación del Toyota Supra en solitario, en el nuevo ‘A90’. La quinta edición del Supra, la tercera como modelo independiente, se presentó por fin en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019, en el mes de marzo. Había muchas ganas entre los aficionados por conocer como sería el regreso de esta leyenda. Una cuestión que, por si nadie se ha dado cuenta, resulta harto complicado. Es muy difícil convencer a puristas, fanáticos, prensa y compradores de vehículos deportivos al mismo tiempo, sobre todo cuando ese producto lleva un nombre con el peso histórico de ‘Supra’.

El responsable del proyecto ha sido Tetsuya Tada, quien también estuvo al frente del desarrollo del Toyota GT86. Tada tenía claro que el nuevo Supra debía conservar el propulsor de seis cilindros y la entrega de potencia a las ruedas traseras. Al mismo tiempo, Nobuo Nakamura, diseñador jefe del Toyota Supra, estableció unas sencillas directrices para que su equipo se sintiera libre de dar forma a un deportivo puro, digno del legado del Supra.

Ficha Tecnica Toyota Gr Supra A90

“Partiendo de la base de la importancia que el ingeniero jefe Tada atribuía al placer de conducir, sabía que mi misión era crear un diseño que fuera visual y físicamente estimulante para los amantes de los deportivos”, explica Nakamura, quien añade: “Al optar por una configuración de motor delantero con seis cilindros en línea con tracción a las ruedas traseras, algo poco habitual en los automóviles actuales, pude ir más allá de las fronteras de Toyota”.

Deportivo del Siglo XXI inspirado en el pasado

Toyota Supra Saga Completa

Nakamura siguió casi al pie de la letra el concepto ‘Condensed Extreme’. Un concepto que hace referencia directa a la estructura del vehículo, abarcando tres elementos principales: batalla corta con ruedas de gran tamaño y presencia amplia; habitáculo biplaza; y un capó largo con una carrocería compacta. Además, se tomó como base de partida el concept FT-1 y se buscó inspiración en modelos míticos como el Toyota 2000GT. Sumado a esto, la aerodinámica fue un punto importante en todo el proceso y cosas como el techo de doble burbuja potencian la estética y mejoran el flujo de aire sobre la carrocería.

Un diseño atractivo debe acompañarse de un motor acorde. Ya hemos dicho que se trata de un seis cilindros en línea con turbo, pero hay algunas cosas más. Por ejemplo, el turbo es del tipo ‘doble entrada’, acompañado por un sistema de inyección directa y control de válvulas variable. rinde 340 CV y 500 Nm, que llegar a las ruedas traseras mediante un cambio automático de ocho relaciones y se encuentran con un diferencial activo (de serie en las unidades europeas), con capacidad para bloquearse al 100% y cuyo funcionamiento tiene en cuenta información como el uso del volante, el acelerador, el pedal del freno, el régimen del motor y el índice de guiñada.

Toyota Supra A90 7

El Toyota Supra ‘A90’ es un coche del Siglo XXI y, por tanto, es tecnológicamente muy avanzado. Dispone de dos modos de conducción (normal y sport), Launch Control, una función especial para rodar en circuito del control de estabilidad, faros LED adaptativos, sensores de lluvia y luces, cámara de visión trasera, sistema de navegación con Supra Connect, USB, Bluetooth, detector de ángulo muerto, asistente de cambio de carril involuntario... y un largo etcétera.

La teoría es muy bonita pero, ¿funciona?

Toyota Supra A90 2

Todo esto queda muy bien sobre el papel, impresiona y llama poderosamente la atención, pero hay algo que no se puede medir: las sensaciones que produce. Un coche deportivo debe provocar algo especial desde el primer momento. El simple hecho de verlo aparcado debe generar ganas de tenerlo, de conducirlo; después de haberse puesto al volante, debe provocar ganas de volver a conducirlo. ¿Se consigue con el nuevo Toyota Supra? Habrá que probarlo para poder decirlo, pero Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation, dijo lo siguiente:

“En su día, me pasé incontables horas al volante de un antiguo Supra en Nürburgring para convertirme en piloto maestro. El Supra es como un viejo amigo que guardo en lugar especial de mi corazón. Mientras otros fabricantes ponían a punto los maravillosos nuevos prototipos que iban a lanzar, yo pilotaba un antiguo Supra que ya no estaba en producción. Así que, aunque Toyota no tenía previsto fabricar un nuevo Supra, igual que otros muchos amantes empedernidos del Supra en todo el mundo, yo secretamente lo deseaba. El nuevo GR Supra nació a partir de las pruebas en Nürburgring y puedo decir con sinceridad que es un vehículo que se disfruta conduciendo y que es mejor que nunca”.

Una bonita historia que pone de manifiesto que el Toyota Supra es mucho más que un simple coche deportivo y que todo lo que os hemos contado de poco sirve para ponerlo en relieve.

Imágenes | Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Compartir