Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Móvil en los bolsillos y ojos en la carretera: SYNC 3 o el futuro de la conectividad

Móvil en los bolsillos y ojos en la carretera: SYNC 3 o el futuro de la conectividad
0 Comentarios
Publicidad

No cabe duda de que los centros de infoentretenimiento han evolucionado a pasos agigantados durante la última década. ¿Quién no recuerda esas terribles pantallas con una docena de botones diminutos y sin recorrido o esas ruletas de accionamiento casi aleatorio? ¿Y aquellos primeros paneles resistivos utilizados para interactuar con procesadores anémicos y unos menús que eran una ralentización en sí misma?

Casi podemos dar las gracias a los teléfonos móviles por habernos sacados de aquel pozo de usabilidad antiintuitiva, y es que, de no haber sido por ellos, no pocos fabricantes seguirían creyendo que "eso" era una capacidad de interacción placentera, suficiente y segura. En cierto modo podría decirse que la carrera por integrar los teléfonos móviles en los centros de navegación ha sido también una por equiparar su facilidad de uso, algo que no todas las compañías han logrado alcanzar.

Ford es en este sentido el alumno aventajado. La firma del óvalo azul marcó un punto y aparte en materia de conectividad presentó la tecnología SYNC durante el Salón del Automóvil de Detroit de 2007, sentando las bases de lo que debía ser la interacción entre coche, móvil y conductor.

Aquella primera versión de SYNC supuso una auténtica revolución por el mero hecho de facilitar la conexión de teléfonos móviles y reproductores musicales para ver los mensajes SMS o escuchar la música almacenada en su interior. Su lanzamiento en Europa se hizo de rogar, estrenándose inicialmente en Estados Unidos.

SYNC 3, su última evolución, básicamente sitúa la consola central al nivel de un smartphone moderno, permitiendo ejecutar aplicaciones, lanzar búsquedas mediante órdenes de voz y replicar la pantalla de nuestro teléfono para disfruta de una conducción no solo mucho más cómoda, sino también más segura. Y es que ambos conceptos siempre van de la mano.

Reconocimiento de voz para no alejar las manos del volante

Ford Focus 01

Una de las características más interesantes introducidas por SYNC y ya totalmente desplegadas en SYNC 3 es el reconocimiento de voz. Igual que podemos realizar búsquedas en Google haciendo una pregunta a nuestro teléfono móvil o altavoz inteligente, Ford ha dotado al nuevo Focus 2018 con la tecnología necesaria para interpretar nuestras palabras.

Así pues, si queremos buscar los restaurantes más próximos tan solo tendremos que activar el asistente de voz y decir "tengo hambre". Automáticamente un mapa de Here desplegará un resultado con los establecimientos en las inmediaciones donde podemos parar para llenar el estómago o simplemente tomarnos un descanso tras un largo viaje.

Ford Focus 02

Las opciones de reconocimiento de voz son numerosas y afectan a diversos aspectos del sistema. Por ejemplo, también podemos hacer llamadas telefónicas a contactos concretos y reproducir listas de música sin necesidad de perder el tiempo navegando entre menús. Menos distracciones, más seguridad. Y además el sistema está entrenado para reconocer distintos acentos, por lo que no importa de dónde seas (o si dejas el coche en manos de un amigo).

Compatible con Android e iOS (porque tu teléfono lo eliges tú, no tu coche)

Ford Focus 03

Así como inicialmente SYNC ofrecía unas posibilidades de interacción bastante limitadas, la última versión convierte básicamente la pantalla del centro de infoentretenimiento en un espejo de nuestro teléfono móvil. Y a diferencia de otros muchos fabricantes y coches, SYNC 3 y el Ford Focus 2018 son totalmente multiplataforma.

Este agnosticismo tecnológico, como se conoce también en términos informáticos, hace posible conectar cualquier teléfono móvil moderno de Apple o basado en Android, por lo que tu coche no decidirá qué móvil tienes que comprarte cuando toque renovarlo.

Esto es así porque es totalmente compatible con CarPlay y Android Auto, dos tecnologías que básicamente conectan tu teléfono móvil a la pantalla de SYNC 3 para facilitar el acceso a los datos contenidos en dicho smartphone, incluyendo la música almacenada, el listín telefónico e incluso las aplicaciones compatibles.

Ford Focus 04

Tanto CarPlay como Android Auto limitan las aplicaciones y la información disponibles para el usuario para evitar distracciones al volante, manteniendo al mismo tiempo el aspecto de las interfaces de iOS y Android para facilitar su uso.

Gracias a la compatibilidad con CarPlay y Android Auto podemos invocar a Siri para realizar búsquedas, utilizar la navegación de Google Maps a pantalla completa entre otras muchas opciones. Es básicamente como si alguien nos hubiera puesto el móvil en el salpicadero, pero con una nueva pantalla de 8 pulgadas.

No hace falta que pares: deja que SYNC te lea tus WhatsApps

Ford Focus 05

El tercer pilar de SYNC 3 tiene nombre propio: AppLink. Así es como conocemos la tecnología que permite al Ford Focus 2018 mostrar en su pantalla aplicaciones móviles especialmente optimizadas para su uso al volante. Técnicamente estos programas se ejecutan en el teléfono móvil para garantizar la máxima fluidez, mientras que SYNC 3 se encarga de mostrar la interfaz correspondiente.

AppLink es una tecnología con un gran potencial y que ya está siendo explotada por numerosos desarrolladores de aplicaciones. También en España. Por ejemplo, la Cadena SER tiene una aplicación específica dentro del catálogo de aplicaciones de Ford que nos permite escuchar nuestros programas favoritos mientras conducimos igual que lo haríamos desde el teléfono móvil, pero sin perder el tiempo con menús poco intuitivos e incluso potencialmente peligrosos.

Otra aplicación imprescindible es Spotify. El líder en streaming musical ofrece desde hace tiempo compatibilidad con AppLink y SYNC 3, de forma que podemos seleccionar nuestras listas de reproducción favoritas y esquivar la radiofórmula si eso es lo que queremos. Y no solo a golpe de dedo, puesto que también podemos navegar por sus menús mediante órdenes de voz.

Ford Focus 06

Y si la música siempre ha sido una parte integral de SYNC, ya desde sus inicios, la capacidad para leer e incluso enviar mensajes ha sido otro de esos apartados especialmente mimados. La interacción con los mensaje SMS ya era uno de los puntos fuertes de la primera versión de SYNC, y con la tecnología introducida por Ford en modelos como el Focus 2018 incluso podemos wassapear mientras estamos al volante.

Igual que si fueran mensajes SMS, SYNC 3 es capaz de leer los WhatsApps que recibimos en nuestro móvil para que no tengamos que desviar la mirada de la carretera, pero también redactar nuevos textos mediante la tecnología de reconocimiento de voz para enviar respuestas sobre la marcha. El resultado es una conducción más segura sin necesidad de cortar las comunicaciones con el exterior.

Ford Focus 07

Todas estas tecnologías forman parte del nuevo Focus 2018. Y lo que es igual de importante: no forman parte del equipamiento de lujo. Ford ha apostado desde el lanzamiento de la primera versión de SYNC por la democratización de este tipo de tecnologías como elemento de confort y seguridad, por lo que SYNC 3 se puede considerar parte intrínseca de la gama Focus.

Así es como podemos encontrarlo en el Focus 2018 con motor 1.0 Ecoboost de 125 CV, que no solo acumula ya varios galardones por su destacada mecánica (sirva el obtenido dentro de su categoría en los Premios Motor Internacional del Año 2017), sino que además goza de unos niveles de conectividad y tecnología hasta ahora inéditos en su segmento. Corta cables y adéntrate en el futuro con la edición de lanzamiento, que estará disponible hasta el 1 de septiembre.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio