Las cinco zonas donde se acumula más suciedad en un coche de segunda mano que hay que revisar

Las cinco zonas donde se acumula más suciedad en un coche de segunda mano que hay que revisar
1 comentario

Cuando compramos un coche de segunda mano lo queremos lo más nuevo posible y aquí la limpieza tiene un papel fundamental. Ya no solo por cómo esté el coche, sino a nivel higiénico.

Hay ciertas zonas de los automóviles que son nidos de suciedad y que nos pueden dar indicios de cómo se ha tratado el coche. Que estas zonas estén muy sucias quieren decir que ha tenido un uso muy intensivo, que no se ha cuidado el coche del todo bien o que incluso se pretende ocultar alguna avería. No conviene fiarse de una persona que nos pretende vender un coche que está sucio. Con todo esto, nos podemos plantear no comprar el coche o realizar un lavado a fondo en el que nos podemos encontrar alguna sorpresa.

Zonas que son un nido de suciedad

La limpieza de los coches se suele hacer de una manera muy superficial. Una limpieza más profunda es algo mucho más costoso y que no todo el mundo realiza. Hay zonas donde las limpiezas superficiales no llegan y suelen acumular mucha suciedad:

  • Suelo del coche: Toda la suciedad acaba en el suelo. Las alfombrillas suelen ser sencillas de limpiar, pero la base en donde están apoyadas las alfombrillas son más difíciles de limpiar y pueden acumular mucha suciedad: piedras, manchas, pelo de animales... Podemos encontrar en esta zona indicios de que ha entrado agua al habitáculo. Otra zona que forma parte del suelo y hay que fijarse bien es el fondo de las pedaleras.
  • Bajos de los asientos y raíles: Nos encontramos ante una zona muy difícil de acceder y, por lo cual, muy difícil de limpiar. El hueco que hay entre el asiento y la carrocería es muy pequeño, pero el justo para que se cuelen ciertos elementos como por ejemplo monedas. Uno de los sitios en donde se suelen acumular objetos contundentes y que cuesta mucho sacarlos es en los raíles de los asientos. Para limpiar bien los raíles y los bajos de los asientos hay que quitar las butacas y desactivar sistemas como el airbag, tarea difícil que no todo el mundo hace.
Radio Prius
  • Tapa del maletero: El suelo del maletero, que a la vez vale de tapa para la rueda de repuesto, tiene una capacidad especial de acumular suciedad sobre todo si se trata de pelos de animales. Este material es muy resistente para evitar su desgaste pero también es muy complicado de limpiar.
  • Fondo de bandejas y portaobjetos: Las esquinas de estos recipientes si ha entrado algún elemento pegajoso son complicadas de limpiar simplemente con un aspirado.
  • Pequeños huecos: Las cavidades que hay en las distintas partes del habitáculo acumulan suciedad y son difíciles de limpiar. Hay que fijarse bien del espacio entre los botones, las juntas de las diferentes piezas, los sistemas de ventilación.

En Motorpasión | La importancia de comprobar el aceite antes de comprar un coche de segunda mano

Temas
Inicio