Publicidad

¿Yamaha Motiv = Murray T27?

¿Yamaha Motiv = Murray T27?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No se trata de una adivinanza, ni siquiera de que intentéis resolver una ecuación matemática, se trata de dar la respuesta a lo que podría ser la incógnita planteada en el mes de agosto al proyecto elaborado por el diseñador de coches de carreras Gordon Murray sobre la fabricación en serie de su prototipo Murray T27 y que según recordaréis habría vendido el proyecto a un fabricante sin especificar para su puesta en producción.

Según lo que aparece expuesto en el stand de Yamaha del Tokyo Motor Show, el prototipo presentado y denominado Yamaha Motiv podría ser este vehículo Murray T27, después de haber sufrido ciertas modificaciones estéticas y tras haber comprado Yamaha el sistema de proceso de montaje ideado por Murray, y denominado iStream, para construir un vehículo urbano ligero.

2

Según declaraciones del propio Murray, Yamaha ha adoptado los conceptos iStream de fabricación de coches, tienen recursos suficientes y equipo hábil para desarrollar este proyecto, por lo que es fácil que este vehículo pueda estar listo para su venta en 2016, una vez la junta directiva de Yamaha de luz verde al proyecto.

El concepto principal de iStream es abandonar el metal estampado tradicional y la construcción soldada, para ello piensan utilizar marcos de acero tubulares relativamente simples reforzados con láminas de materiales compuestos que compongan los suelos, los mamparos, cortafuegos y estructura del techo. El revestimiento exterior será hecho con plástico resistente al impacto, de tal forma que el Yamaha Motiv tenga la máxima rigidez de su categoría.

A diferencia del diseño original de Murray, parece ser que Yamaha ha decidido realizar el Yamaha Motiv como un biplaza, en lugar de darle la configuración inicial pensada de tres plazas con el puesto de conducción central pensado por Murray. Otra de las grandes diferencias con el proyecto original de Murray es el sistema de apertura del vehículo para acceder a su interior, en el proyecto original destacaba un gran puerta que dividia al coche en dos al abrirlo, mientras que ahora se ha recurrido a la clásica apertura convencional con dos puertas laterales.

3

En cuanto a las características técnicas de las motorizaciones poco ha cambiado. La versión eléctrica seguirá equipando un motor eléctrico de 33 CV de potencia, mientras que la de gasolina montará un motor de tres cilindros de un litro, diseñado específicamente para este vehículo, y que empujarán al coche desde la parte trasera.

La velocidad máxima se mantendrá en los 105 km/h para el modelo de gasolina, mientras que para el eléctrico se está barajando la idea de dejarla en tan solo 85 km/h, con la idea de que pueda alcanzar una autonomía de 160 km, suficientes para desenvolverse en medios urbanos, y pueda ser vendido a un precio inferior a los 12.000 euros.

La verdad es que se hace difícil escribir “el” Yamaha en lugar de “la” Yamaha, estando como estamos acostumbrados a conocer a Yamaha por sus motos, pero recordemos que Yamaha ya había intentado anteriormente entrar en el mundo de los coches, aunque con poco éxito. En 1992 debutó con un deportivo denominado Yamaha OX99-11 con motor de 12 cilindros en V, de 3.500 cc y 60 válvulas, suspendiendo su fabricación al año siguiente, así que esperemos que esta vez lo consiga y tenga más suerte.

Vía | Car Scoops Vídeo | YouTube En Motorpasión Futuro | El pequeño Murray T27 pasará a producción

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios