Compartir
Publicidad
Publicidad

Toyota Prius 4G: evolución más que revolución

Toyota Prius 4G: evolución más que revolución
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo Toyota Prius está a punto de llegar al mercado, y mientras tanto, vamos a analizar los primeros datos técnicos que Toyota ha publicado sobre el modelo. Las primeras fotos del coche ya se filtraron hace unas semanas, pero de la parte mecánica apenas sabíamos nada, hasta ahora.

Ya os puedo adelantar que el Toyota Prius 4G no es una revolución, sino más bien una evolución del anterior modelo, algo que ha sido una constante desde que se presentase la primera generación en 1997. Seguir con un conecpto que funciona, pero mejorando un sinfín de aspectos, para seguir ofreciendo unas cifras record de eficiencia energética.

Empezamos por la planta motriz. El motor térmico sigue siendo un 1.8 VVT-i de ciclo Atkinson. Esta vez da 98 CV en vez de los 99 que daba en el 3G. Pero por el contrario es más eficiente, pasamos de un 38,5 a un 40% de eficiencia termodinámica y Toyota se orgullece de anunciar que es el motor de gasolina alternativo más eficiente del mundo.

Ganar un 1,5% de eficiencia puede parecer despreciable, pero seguro que a los japoneses les ha supuesto millones de euros en I+D. Según dicen, han trabajado en todas las áreas posibles para reducir fricciones y rozamientos, con el fin de sacar la máxima energía posible de cada gota de gasolina.

Toyota Prius 2016 Exterior 321219

El sistema híbrido también ha sufrido cambios. La batería sigue siendo de Ni-Mh, algo que a los más geeks no les gustará, pero el tiempo ha demostrado que esta tecnología es la más adecuada para los híbridos de Toyota por tener el equilibrio perfecto entre precio, fiabilidad y densidad energética.

Hablando de densidad, la nueva batería es más ligera y compacta por lo que en el nuevo prius se alberga debajo de los asientos traseros y así no resta espacio de carga en el maletero como sí ocurría con anterioridad. Además, también es más eficiente por lo que desperdicia menos energía en forma de calor.

Aun no se saben cifras de capacidad o de potencia de la misma, pero es de suponer que estará en valores similares a la del modelo anterior y es que aunque a muchos esto no le entra en la cabeza, los híbridos no necesitan más batería, tienen exáctamente la que les hace falta. Baterías más grandes ocuparían más espacio y pesarian más, sin un beneficio claro en la conducción.

A parte de esto, el inversor de potencia y el transeje de la transmisión han sido rediseñados para reducir peso y espacio y para aumentar su eficiencia. Hablando de la transmisión, se pierde el engranaje planetario que es sustituido por una caja que opera de forma lineal.

También se ha cambiado la gestión electrónica del motor, la forma en que este da la potencia en respuesta a la demanda del conductor y cómo se compenetran parte térmica y parte eléctrica para satisfacer esa demanda. Por lo que nos anticipa Toyota, el neuvo modelo tendrá un tacto más natural, mitigando en parte la sensación de resbalamiento de los modelos anteriores y además con mayor presencia de la parte eléctrica.

Toda esta "tecnoverborrea" se traduce en un asombroso consumo de 3 L/100 Km, sin duda una cifra récord y que se aleja de los 3,9 que homologaba el anterior modelo. Matizar que este consumo es según el optimista ciclo de homologación NEDC y seguramente se corresponda con el acabado más económico del coche que tendrá los neumáticos más pequeños y por tanto eficientes. Me voy a marcar un "triple" y esto es una predicción " de barra de bar" en toda regla, pero yo diría que en conducción real este coche gastará entre 4 y 4,5 l/100 Km aproximadamente.

Ojo porque esto es importante: en el apartado de la potencia tenemos una involución: pasamos de 136 CV en el Prius 3G a 122 CV en el 4G. Como resultado de ello, la aceleración en el 0-100 también empeora un poco y pasa de 10,4 a 10,6 segundos. La velocidad punta por el contrario se mantiene en 180 Km/h limitada electrónicamente como en el anterior modelo, ya que con la aerodinámica estudiada que tiene, este coche podría ir bastante más rápido.

Toyota Prius 2016 31

Mejoras también en la dinámica del coche

El nuevo Toyota Prius está basado en la plataforma GA-C, que pertenece a la nueva generación de plataformas TNGA (Toyota New Global Architecture). Traducido al "cristiano" esto quiere decir que los japoneses diseñan un "molde" apartir del cual pueden fabricar muchos modelos diferentes, lo cual simplifica el proceso de diseño de un nuevo modelo y además reduce un montón los costes. Esto está muy de moda en la industria automotríz hoy en día, la parte negativa es que se pierde diversidad con los nuevos modelos y al final tienes la sensación de conducir el mismo coche pero con distintos trajes.

Habiendo explicado esto, la nueva plataforma es un 60% más rígida que la del modelo anterior gracias al uso intensivo de aceros de alta resistencia y nuevas técnicas de soldadura. La suspensión trasera también se actualiza y ahora presenta una arquitectura de doble triángulo que debería de comportarse mucho mejor que el eje torsional del anterior modelo.

Todos estos cambios apuntan a que el nuevo Toyota Prius será bastante mejor en el paso por curva y lo que podríamos denominar conducción espirituosa, algo que siempre ha sido la asignatura pendiente de este modelo, en parte porque nunca buscó este tipo de comportamiento en su diseño y primaban más otros aspectos.

Por último nos queda el tema de la aerodinámica. El coeficiente de penetración del viento pasa de 0,25 a un asombroso 0,23. La estética que ya comentamos en su día no ha dejado indiferente a nadie, pero para bajar el Cx Toyota ha recurrido a adelantar unos centímetros la parte más alta del techo y esto contribuye a crear una carrocería Kammback más perfecta. Por otra parte también se ha trabajado intensivamente con los bajos del modelo carenándolos en la medida de lo posible y empleando difusores en la parte trasera.

Toyota Prius 2016 04

Evolución más que revolución

Para ir concluyendo, creo que el nuevo Toyota Prius 4G cumple con lo que se esperaba de el. Mejorar un poco en todos los aspectos de la tabla para poder seguir siendo un referente tecnológico y de eficiencia unos cuantos años más. Quien se esperase otra cosa se equivocaba. Toyota no debe arriesgar cambiando por completo la fórmula. Tiene un coche que funciona muy bien y que es referente de la tecnología híbrida. Simplemente lo que hace es ir perfeccionando la receta con el paso de las generaciones.

La cifra de consumo me parece espectacular y aunque en conducción real las cosas no serán tan bonitas, seguro que sigue siendo uno de los coches que menos consumirán del mercado, sino el que menos. La nota discordante la pone un poco la cifra de potencia y es que siempre nos gusta más y dar un paso para atrás es un poco doloroso.

Con diferencia lo más arriesgado del modelo es la estética que puede auparlo a un nuevo nivel o hacer que sea un fiasco en ventas, pero romper con la monotonía que tenía el 2G y el 3G a priori no me parece mala idea, y quien sabe, lo mismo con el tiempo acaba sentándole bien.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos