Compartir
Publicidad
Publicidad

Toyota abandona los eléctricos para centrarse en el hidrógeno

Toyota abandona los eléctricos para centrarse en el hidrógeno
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que Toyota va a abandonar definitivamente los vehículos eléctricos de baterías para centrarse en fabricar vehículos de pila de hidrógeno. Según representantes de la marca, durante estos años no han conseguido realizar avances satisfactorios en materia de eléctricos puros y piensan que la pila de combustible de hidrógeno tiene mucho más futuro. En palabras de un directivo de Toyota:

En los vehículos eléctricos la autonomía es demasiado baja y el tiempo de carga es demasiado elevado. Con el nivel actual de tecnología alguien tendría que inventarse una batería digna de ganar un premio Nobel.

Toyota ha hecho sus pinitos en movilidad eléctrica pero siempre con proyectos de prueba, y con tiradas de pocas unidades. El Toyota RAV4 EV nació fruto de un acuerdo con Tesla y sólo se han hecho 2.600 unidades. Toyota también lo intentó con el Toyota iQ EV del que apenas fabricó 100 unidades.

Sin embargo, las prestaciones de estos vehículos no parecen suficientes para la marca japonesa que piensa que los vehículos deberían de ser capaces de realizar largos viajes sin problemas. La hoja de ruta de Toyota es clara: seguir con sus híbridos a corto plazo porque en la actualidad es la mejor y más flexible alternativa y con el tiempo ir madurando la tecnología de hidrógeno para ir introduciéndola poco a poco en su gama.

Toyota FCV Europa

De hecho, el Toyota FCV de pila de combustible de hidrógeno se comenzará a fabricar en diciembre y llegará a los concesionarios en 2015, incluida Europa. Sin embargo, como todos los coches de hidrógeno tiene sus inconvenientes y muchos creemos que estos son más graves que los del coche eléctrico aunque Toyota confía que sean fáciles de solventar en el futuro.

Sin animo de repetir algo que ya se ha contado aquí muchas veces, los problemas del hidrógeno se pueden resumir en la falta de infraestructuras de recarga, lo caro que resulta el combustible, el alto coste de fabricar los vehículos y la dificultad para almacenar este gas a altas presiones para así tener unas autonomías razonables en los vehículos.

El futuro dirá si esta es una buena decisión o no. La mayoría de fabricantes están apostando por la movilidad eléctrica aunque hay otro grupo importante de fabricantes (Daimler, Toyota, Honda, Hyundai...) que no dejan de lado el hidrógeno. Lo que está claro es que aun hay "bastante" tiempo para que ambas tecnologías vayan mejorando antes de que el petroleo empiece a ser prohibitivo y tengamos que echar mano de ellas definitivamente.

De momento la movilidad eléctrica tiene más terreno ganado ya que algunos fabricantes como Tesla nos están demostrando que se pueden hacer coches eléctricos muy capaces. Y si nos fijamos en los proyectos de futuro que tienen en mente esta marca las cosas se ponen aun más interesantes.

Vía | RTT News
En Motorpasión Futuro | El coche de hidrógeno no es solo humo: así es su tecnología y estos son sus retos, Antología del Hidrógeno (parte 1): Producción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos