Compartir
Publicidad

The Rover: un patinete eléctrico brutal

The Rover: un patinete eléctrico brutal
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de la movilidad eléctrica no deja de sorprendernos con productos cada vez más novedosos y originales. La semana pasada os mostrábamos lo que era el Scrooser. Esta le llega el turno a otra fórmula alternativa de desplazamiento con intención de no intimidarse por muy polvoriento que sea el camino a recorrer.

Con esta filosofía nace la empresa Works Electric, en Portland, en el estado de Oregón, en Estados Unidos. Su primera creación un patinete eléctrico, bautizado con el nombre de The Rover, con unas ruedas impresionantes y con unas especificaciones técnicas brutales y que admitirán a los diez primeros compradores a formar parte del equipo de diseñadores de futuros modelos de la empresa.

The Rover tiene la apariencia de un patinete. Su estructura está realizada en aluminio y está totalmente ensamblado a mano. Mide 127 cm de largo por 38,8 cm de ancho y 116,8 cm de alto, pero puede ser plegado de una forma fácil y rápida para su transporte.

The Rover rueda trasera

The Rover sstá equipado con unos neumáticos de 13 pulgadas que no solo nos permitirán circular por asfalto sino que también nos permitirán hacerlo por cualquier camino por muy lleno de tierra o polvo que esté. La transmisión se lleva a cabo mediante una correa dentada.

Inicialmente habrá dos versiones a la venta, estándar y BR, ambas equipadas con un motor trifásico sin escobillas capaz de trabajar en corriente continua. La alimentación del motor va a cargo de una batería de iones de litio de 36 V y 770 Wh de capacidad en el caso del modelo estándar o de 1540 Wh en el caso del modelo BR. La carga de la batería se realiza mediante cargador externo, tardando 3,5 y 7 horas respectivamente cada modelo en realizar la carga completa.

En cuanto a velocidad nos dará miedo subir a él. El modelo estándar alcanza una velocidad de 45 km/h con una autonomía declarada por el fabricante de 29 km. En cambio el modelo BR, con la batería más potente, nos permitirá recorrer hasta 58 km con una velocidad máxima de 53 km/h. Lo que desconocemos es si legalmente se puede circular por vías públicas con él o que haría falta para poder hacerlo legalmente.

The Rover circulando

El sistema de frenado está encargado a un disco montado en la rueda delantera y, como no podía ser menos, tiene sistema de frenada regenerativa. El panel de instrumentos, pues a pesar de ser un patinete está pensado como una scooter, es nuestro propio móvil. Para ello está provisto de cable de alimentación y soporte.

Por supuesto este vehículo va equipado con luces tanto en la parte delantera como en la parte trasera, para poder ver y ser vistos por la noche, y aseguran que es capaz de funcionar bajo cualquier tipo de condiciones meteorológicas.

Si queremos pasear cómodamente podemos acoplarle un asiento, transformando de esta forma el patinete en una scooter. El peso de la versión BR es de 43,5 kg y 38 kg el de la versión estándar, y ambos disponen de caballete lateral para su sujeción.

The Rover plegado

Amabas versiones estarán disponibles en el mercado americano a partir de septiembre. El precio facilitado para el modelo estándar es de 3.800 euros y estará disponible en color blanco o negro. En cambio el modelo BR costará 4.550 euros. Como opción ofrecen la posibilidad de elegir otros colores a cambio de un suplemento de 150 euros.

Vía | Gizmag Más información | Works-electric

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio